TecnoGrabber llega a Cataluña Central en Sant Fruitós de Bages

Se prevé que esta tecnología retenga anualmente más de 3,5 toneladas de residuos.


556

Sant Fruitós de Bages será el primer municipio de la Cataluña Central que instalará un sistema de retención de residuos para evitar que, en episodios de lluvias fuertes, los residuos escapen de la red de alcantarillado y acaben llegando al río.

El Ayuntamiento, con el apoyo de Aigües de Manresa, ha optado por introducir en el municipio este sistema, ideado por la multinacional santfruitosenca TecnoConverting , para dar un paso adelante hacia la conservación medioambiental de las aguas.

Este sistema, llamado TecnoGrabber es una tecnología sencilla y económica que se instala en los aliviaderos de las redes de alcantarillado. Las previsiones apuntan a que anualmente, una vez se haya implantado esta tecnología, se retendrán más de 3,5 toneladas de residuos en los colectores del municipio, unos desechos que hasta ahora terminaban en el río.

Con esta iniciativa Sant Fruitós de Bages se suma a varios municipios de Cataluña y del estado español que ya están instalando este tipo de sistemas de retención, como Tarragona, Barcelona, ??Mollet del Vallès, Lérida, Sabadell, Terrassa, Madrid , Valencia, Sevilla o las Islas Canarias. El sistema se está exportando también a diversas ciudades de Francia y Portugal.

 

¿Cómo funcionan las mallas TecnoGrabber?

Actualmente, las redes de alcantarillado cuentan con una red secundaria que, en caso de intensas lluvias, absorbe todo el caudal que la principal no puede absorber. De esta forma esta segunda red evita que existan desbordamientos y se inunde la vía pública, sin embargo, este exceso de caudal desemboca en el río sin haber sido filtrado, lo que provoca que los residuos se viertan directamente al río.

El nuevo sistema piloto que se está implantando en Sant Fruitós de Bages consiste en la colocación de redes de contención de los residuos sólidos en el rebosadero para evitar que lleguen al río, y permitiendo que el agua haga su curso.

Las mallas TecnoGrabber son de fácil instalación, a un precio muy asequible frente a otros sistemas alternativos y que hasta ahora se han mostrado menos efectivos, pueden reutilizarse varias veces y el resultado es inmediato. Éste es uno de los motivos por los que la tecnología TecnoGrabber desarrollada por la empresa TecnoConverting ha sido avalada por el Ministerio de Transición Ecológica (MITECO).

Las mallas están fabricadas en un material plástico de elevada resistencia, una malla trenzada, en forma de tubo de 2 metros de largo, capaz de soportar gran cantidad de material sin romperse. Habitualmente el sistema puede instalarse en una sola mañana y queda totalmente operativo para funcionar en el primer episodio de lluvias que se produzca.

La instalación está estudiada para que consiga retener el mayor volumen de sólidos sin provocar atascos de agua.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA