La Comunidad Valenciana trabaja en un Plan de Acción pionero contra el desperdicio alimentario

Se trata de una metodología novedosa y que va a permitir tomar decisiones específicas diferenciando territorios y subsectores económicos
La Comunidad Valenciana trabaja en un Plan de Acción pionero contra el desperdicio alimentario
La Comunidad Valenciana trabaja en un Plan de Acción pionero contra el desperdicio alimentario

La conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana, a través de la dirección general de la PAC y con la colaboración del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), está impulsando un Plan de Acción pionero en España contra el desperdicio alimentario en la Comunitat Valenciana.

Este estudio, enmarcado en el Plan Bon Profit, tiene por objeto avanzar en el diagnóstico del problema de las pérdidas y del desperdicio alimentario en el territorio y busca avanzar no solo en las cifras sino también en las metodologías para poder obtenerlas de la manera más fiable. Concretamente, se han puesto en marcha dos estudios en el 2021 en el marco del Plan Bon Profit.

La directora general de Política Agraria Común, Maite Cháfer, ha explicado que "el primero de ellos ha sido llevado a cabo por el Doctor Héctor Barco, y está permitiendo sentar las bases para establecer un diagnóstico riguroso de seguimiento a lo largo de toda la cadena alimentaria, cumpliendo así, con los requisitos europeos y los incluidos en la futura ley estatal sobre el desperdicio alimentario"

Con esta investigación, que toma como base los códigos CNAE (Clasificación Nacional de las Actividades Económicas), se están determinando cuáles y cuantas empresas existen en la Comunidad Valenciana con potencial generación de desperdicio alimentario y dónde están ubicadas.

Este listado permite fijar las actuaciones a desarrollar y en que zonas y que actividades o sectores industriales hay que dar una mayor preferencia.

En este sentido, se han determinado que en todo el territorio de la Comunitat Valenciana existen más de 32.300 empresas con potencial de generación de desperdicio alimentario, de las que un 61% pertenecen al sector de la restauración y consumo fuera del hogar, un 27% al sector de la distribución, el 6% al de la producción y el 5,4% al de la manufactura.

Esta distribución por sectores es lo que realmente marca la novedad y el carácter pionero de este trabajo, ya que además de identificar los sectores de la cadena alimentaria, se concretan cuáles son las actividades económicas a las que pertenecen.

Todo esto deriva en un diagnóstico riguroso que permite realizar análisis, redactar recomendaciones y tomar decisiones específicas diferenciando territorios y subsectores económicos.

Por otro lado, el segundo de los estudios, impulsado por el Plan Bon Profit, consiste en utilizar los depósitos finales, o contenedores de residuos, con el fin de obtener datos del potencial desperdicio alimentario generado por la ciudadanía de la Comunitat Valenciana.

Para ello, se han tomado muestras de bolsas depositadas en el contenedor gris (residuo urbano mezclado) en tres momentos diferentes de este año y en cuatro localidades distintas que son Gandia, Oliva, Enguera y Fuente la Higuera.

El muestreo ha confirmado que existe una parte importante de materia orgánica potencialmente comestible en las bolsas que se depositan en el contenedor gris.

Este análisis pormenorizado, que se ha llevado a cabo bolsa por bolsa en las plantas de reciclaje, tiene por objetivo fundamental establecer a corto o medio plazo un método de medición que definan con cifras fidedignas el desperdicio alimentario que se produce en la Comunitat Valenciana.

Newsletter

La información más relevante en tu correo.

Suscribirme

Último número