Ampliación y automatización de la planta de selección de envases de Vilafranca del Penedés



07/03/2016
Archivado en: Residuos , Nº 184 Julio - Agosto 2015

ANTECEDENTES

En 2014 la Mancomunitat de Penedés-Garraf lanza un concurso público para llevar a cabo la conversión de la Planta  de Transferencia y Selección Manual de Envases de Vilafranca del Penedés, propiedad de la Mancomunitat, en una Planta de Selección Automática capaz de procesar 3 toneladas/hora con la máxima eficiencia de recuperación.

OBJETO DEL PROYECTO

El principal objeto de la remodelación de la Planta de Vilafranca del Penedés  fue, por un lado su modernización en pos de una mayor eficiencia en el proceso de selección utilizando las últimas tecnologías disponibles en el mercado, y por otro la ampliación para proporcionarle una mayor capacidad. 

La evolución de las tecnologías de las últimas décadas, apuntaba a que la mejor solución para aumentar la eficiencia de la planta era la automatización de ésta. Los objetivos perseguidos por la Mancomunitat con esta mejora de las instalaciones, son:

• Implantación de nuevos equipos de clasificación automática . 
• Mejora de disponibilidad de la línea de tratamiento
• Una mayor eficacia de separación automática
• Menor porcentaje de rechazos
• Posibilidad de operar de forma automática o manual en función de las necesidades de la planta mediante la incorporación de by-pass.
• Aumento de la separación de envases mediante la incorporación de una recirculación de los posibles errores de la selección automática de los separadores ópticos.

CRITERIOS DE DISEÑO

En el diseño de las instalaciones se han tenido en cuenta los siguientes criterios:

• Máximo aprovechamiento de las instalaciones y equipos existentes.
• Máxima flexibilidad y modulación del diseño y operación.
• Máxima automatización en la clasificación y eficiencia de proceso
• Preparación para ampliar en un futuro.
• Maquinara y equipos de contrastada fiabilidad en el sector.
• Adecuación de las condiciones ergonómicas de los trabajadores.

EJECUCIÓN DEL PROYECTO

La empresa adjudicataria para la ejecución de proyecto y la construcción de la planta ha sido STADLER SELECCIONA, S.L.U., empresa del sector de instalaciones de tratamiento de residuos. 

DESCRIPCIÓN DE LOS PROCESOS DE TRATAMIENTO

El proceso automático de triaje y selección de subproductos se divide principalmente en las siguientes etapas:

1. Recepción.
2. Alimentación y acondicionamiento de la carga.
3. Triaje manual de voluminosos y apertura de bolsas.
4. Separación granulométrica en tromel y eliminación de finos. 
5. Proceso de selección automática.
6. Preparación para expedición y embalaje según las ETMR de Ecoembes.

1. Recepción

En el acceso principal de la planta, los vehículos que realizan el transporte de material hasta la misma, así como los que salen de ésta con subproductos, son sometidos a pesaje y control en la zona de recepción.

El pesaje se realiza en báscula y se controla en el edificio destinado a tal efecto, registrando datos tales como tipo de vehículo, matrícula, peso de entrada, tipología del residuo que transporte, fecha y hora, etc.

2. Alimentación y acondicionamiento de la carga

Una vez admitidos y pesados, los residuos potencialmente procesables se depositan en el foso de descarga.
La alimentación a la línea de tratamiento se realiza mediante un puente grúa que, a través de un pulpo, descarga los residuos sobre el alimentador de placas. 

3. Triaje manual de voluminosos y apertura de bolsas

Previamente al proceso de selección automática, el flujo de material entrante pasa por la cabina de triaje primario, donde un operario realiza una clasificación manual, retirando los objetos voluminosos que, bien por su tamaño o naturaleza, puedan afectar tanto a la regularidad del proceso como a los sistemas de clasificación. Estos voluminosos de depositan  en contenedores dispuestos para tal efecto y las sábanas de film en una prensa embaladora para este material.

Posteriormente se realiza  la apertura de las bolsas cerradas y desgarro de los envases que contiene líquido, se descarga sobre la cinta que alimenta al tromel para su separación granulométrica.

Posteriormente, tras su paso por los diferentes equipos en el proceso automático, el flujo, dividido ya en función de su tamaño, forma y propiedades, pasa por una segunda clasificación manual en la cabina de triaje secundario, donde se recuperan los valorizables que han escapado al proceso automático, y en la última fase los materiales solicitados susceptibles de valorización (PET, PEAD, CBA, FILM, PM, Acero y Aluminio) pasan por un proceso manual de control de calidad.

4. Proceso de selección automática

Tras la apertura de bolsas el material es conducido mediante cinta hasta el tromel de cribado. El objetivo prioritario de este equipo es eliminar de la línea principal la materia orgánica contenida en los residuos. Para ello el tromel está provisto de dos tipos de malla de cribado:
• Primer tramo de 40  mm de luz. El flujo que hunde por este tamiz es recogido mediante una cinta transportadora situado bajo el tromel que lo dirige hacia un separador de inducción que selecciona el metal no ferroso, principalmente aluminio, y lo envía a prensa. 
• Segundo tramo de cribado con malla cuadrada de 250 x 250 mm que recoge la mayoría de los envases ligeros. Mediante una cinta transportadora, situada bajo el tromel, este flujo es dirigido hacia el separador balístico marca STADLER de nueva instalación. 
• El rebose de tromel es recogido mediante una cinta que lo transporta hasta la cabina de triaje secundario.

El equipo balístico mediante el movimiento de su sistema de paneles inclinados con criba de 40 mm divide el flujo de materiales en tres fracciones: una de ellas compuesta por los materiales planos (ligeros) que ascienden con el movimiento, la otra por materiales pesados (rodantes) que caen con el movimiento y una tercera de finos que cuela por la malla de cribado.

De esta forma, se consigue que el flujo alimentado (rodantes) a los equipos de selección automática disponga de un contenido de envases ligeros cercano al 95 %. 

• El flujo de planares es conducido junto al flujo de rebose de tromel hasta el triaje secundario manual. Previo a esta segunda clasificación se sitúa el equipo de captación neumática, destinado a la captación de film en planares además de una campana de captación de film en rodantes, para que el flujo quede libre de este material y se favorezca la selección manual del resto de materiales solicitados (PET, PEAD, CBA, acero y aluminio), y /o su selección automática.
• El flujo de rodantes, que contiene la mayoría de los envases plásticos, metálicos y cartones para bebidas y alimentos,  es dirigido mediante cintas transportadoras hasta la cadena de separadores automáticos de separador férricos y  ópticos. Sobre estas cintas se sitúa una boca de aspiración  film, para así, al retirar este material, mejorar el rendimiento y calidad de los materiales seleccionados por los equipos automáticos.
• La pequeña fracción finos, correspondiente al hundido de luz de malla 40 mm, es recogida mediante cinta transportadora y dirigida, junto con el material planar de balístico y rebose de tromel al proceso de triaje secundario para finalmente dirigirlo a rechazo.

Rodantes, selección automática

Tras la boca de aspiración  de film y previo a los equipos de separación óptica, se sitúa un separador magnético.  Este equipo selecciona el material férrico que envía a la prensa de acero.

La cadena de separadores ópticos de doble canal está compuesta por dos equipos:

• El primer separador óptico dispone de doble canal y selecciona PET y CBA.
• El segundo separador óptico dispone de doble canal y selecciona PEAD y PM.

El proceso de selección automática de los separadores ópticos sigue la siguiente secuencia de selección: 

El primer separador óptico es alimentado por su canal izquierdo con material rodante procedente del separador balístico, tras la selección del acero. Este primer equipo está configurado para que en el canal izquierdo se seleccionen los materiales de PET, quedando el flujo divido en dos fracciones, PET y rechazo. 

El PET seleccionado es transportado mediante cintas a la cabina de control de calidad, desde donde el PET seleccionado descarga en su correspondiente silo automático. 

El flujo de rechazo del primer separador óptico es enviado al segundo separador óptico por el canal izquierdo estando programado para seleccionar PEAD, de modo que divide el flujo en dos fracciones, PEAD y rechazo.

El PEAD seleccionado mediante una tolva cae en la cinta que lo conduce a la cabina donde un operario realiza control de calidad negativo con respecto a los materiales impropios presentes en dicha cinta. Este operario también realizará una selección positiva de PEAD Natural, almacenándolo en el correspondiente silo. Realizado el control de calidad, el PEAD color seleccionado descarga en su correspondiente silo automático.

El rechazo del segundo óptico es conducido al canal derecho del óptico 1 mediante cintas, canal configurado para seleccionar el CBA, quedando el flujo divido en dos fracciones, CBA y rechazo. 

El CBA es conducido mediante cinta transportadora a cabina de triaje donde un operario realiza el control de calidad del CBA retirando los impropios y decantando el material no triado (CBA) en su silo correspondiente. 

El flujo de rechazo del canal derecho del separador óptico 1 es enviado al canal derecho del óptico 2 que divide el flujo en dos nuevas fracciones, el PM seleccionado y el rechazo. 

El PM es transportado mediante cintas a la cabina de selección. Un operario realiza el control de calidad de PM, mediante una selección negativa, siendo depositada la fracción de PM en su correspondiente silo.

Finalmente, el rechazo del segundo separador óptico una vez seleccionado el PM, es recogido y enviado mediante cintas junto con el flujo de finos procedente del separador balístico a cabina de triaje secundario.  

Planares, selección automática

Esta fracción está compuesta principalmente de, film y algo de papel. La separación del film se realiza mediante un sistema de aspiración automática. La recuperación del resto de materiales valorizables de este flujo se realiza de forma manual en la cabina de triaje secundario.

Triaje secundario 

Los flujos de rechazo de la cadena de separadores ópticos, los finos del separador balístico y rebose de tromel son sometidos a un proceso de triaje secundario mediante selección manual. Se realiza una selección manual por medio de dos operarios de aquellos materiales que no hayan sido seleccionados de forma automática. Los materiales triados serán depositados en los silos correspondientes situados bajo la cabina de selección.

Tras este proceso de triaje manual, el flujo pasa por un separador de inducción, que retira del flujo rechazo los materiales no férricos compuestos principalmente por latas de aluminio  valorizables y los deposita en una prensa  para su posterior prensado.

Puede descargar aquí el artículo completo.

Tags: .

3113

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.