DISCOVERED LIFE, búsqueda de soluciones para el legado del lindano en Aragón



09/11/2015
Archivado en: Residuos , Nº181 Marzo-Abril 2015

La presencia de pesticidas obsoletos y las consecuencias de su irresponsable gestión en el pasado, han generado graves problemas ambientales y la necesidad de adoptar medidas en el ámbito medio ambiental, sanitario y social que han pasado a ser prioritarias en las últimas décadas. El marco jurídico europeo facilita y apoya iniciativas que desarrollan las mejores técnicas disponibles (MTD) para reducir los efectos negativos de estos delicados focos tóxicos. Eso es lo que pretende DISCOVERED LIFE, un proyecto para la descontaminación química del sustrato rocoso en Bailín (Huesca) contaminado por los residuos de la fabricacion del lindano (γ-HCH). Se trata de un producto de alta toxicidad generado hace décadas por la empresa INQUINOSA durante la fabricación de este pesticida de uso prohibido en Europa.

Año 1975. Inquinosa, empresa productora de lindano (utilizado como insecticida en agricultura, para el tratamiento de piojos y sarna en humanos y contra parásitos en ganadería) se instala en Sabiñánigo, una pequeña localidad altoaragonesa. La ilusión ante la creación de nuevos puestos de trabajo y una legislación medioambiental, por entonces laxa, no hacían pensar en las consecuencias posteriores de su actividad.

Desde su puesta en marcha hasta 1987, la empresa produjo y depositó los residuos de su fabricación en distintos puntos del municipio de Sabiñánigo.

Desde 1988 la Diputación General de Aragón (DGA) desarrolló actuaciones y requerimientos que finalizaron con el cese de la fabricación de lindano en 1989 pero no con su actividad comercial. Ésta estuvo ligada a la importación y envasado de lindano hasta que en abril de 1994 la DGA reiteró la prohibición de poder generar cualquier tipo de residuo tóxico o peligroso y su depósito en vertedero.

Solo entonces se abandona la fábrica, dejando el terrible legado conocido de los 2 focos tóxicos (vertederos de Sardas y Bailín), los propios terrenos de la fábrica y los lodos del embalse del río Gállego. La DGA persiguió a los responsables de Inquinosa y en 2003 la empresa fue condenada a pagar 6,5 millones de euros por daños causados al medioambiente.

En uno de estos focos, el vertedero de Bailín, fueron acumuladas unas 649.000 toneladas de residuos y tierras contaminadas. La presencia de residuo líquido con alto contenido en HCH (hexaclorociclohexano), junto con unas condiciones de enterramiento inapropiadas y el contacto directo de agua (superficial y subterránea) con el propio vertedero, han tenido un impacto notable sobre el medio ambiente y han provocado la degradación de la zona por contaminación de los suelos, agua y acuíferos.

Tras el cierre de la fábrica, Gobierno de Aragón lleva más de dos décadas trabajando en la búsqueda de soluciones, que han ido desde el seguimiento de la pluma y la construcción de infraestructuras para la gestión de los residuos en la zona, hasta el reacondicionamiento de los residuos de lindano de Bailín en una celda debidamente impermeabilizada.

Sin embargo, en el sustrato rocoso sigue habiendo altos niveles de contaminación por HCH.

ESPERANZA DE LA MANO DE EUROPA Y LA TÉCNICA ISCO

Ante este gran problema, convertido en uno de los más relevantes en materia medioambiental del continente, Europa decide financiar la propuesta de DISCOVERED LIFE, dentro de su programa LIFE+. Se trata de un proyecto coordinado por la Dirección General de Calidad Ambiental del Gobierno de Aragón y cuenta con la participación de la empresa pública SARGA (servicios agroambientales) y la Asociación Internacional de HCH & Pesticidas (IHPA), con sede en Holanda. El objetivo de DISCOVERED LIFE es mejorar el medio ambiente a través de la reducción de la carga contaminante de la zona (macizo rocoso) mediante la destrucción química de los contaminantes densos y otros COP (Compuestos Orgánicos Persistentes) existentes en el acuífero afectado. Pero, ¿cómo? Mediante la aplicación experimental de una técnica denominada In situ chemical oxidation (ISCO) que permite la recuperación de emplazamientos contaminados.

Se trata, básicamente, de la inyección en el subsuelo, en una zona próxima al antiguo vertedero de Bailín, de un producto químico oxidante con el fin de transformar los contaminantes existentes en sustancias químicas menos dañinas. En caso de que dicha investigación y prueba piloto obtuvieran resultados positivos en la reducción de carga contaminante, estaríamos ante un avance internacional en la aplicación de esta técnica en medios rocosos fracturados que quedaría demostrada en la Comunidad Autónoma, situando a Aragón en la vanguardia científica.

Descargar aquí para seguir leyendo.

Tags: .

2716

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO