Planta 4.0: innovación en el ADN del reciclaje



16/02/2021
Archivado en: Residuos , Nº 227 Noviembre/Diciembre 2020

Ecoembes aplica nuevas tecnologías al ciclo del reciclaje colaborando con startups para hacer más eficiente el reciclaje gracias a la innovación. Es lo que denominan Planta 4.0, un proyecto pionero para la aplicación de tecnologías que permiten conocer las características del residuo de entrada para ajustar la configuración de la línea, diseñar estrategias de tratamiento y desarrollar nuevos modelos de operación para optimizar la selección de materiales. Una utopía que se materializa gracias al esfuerzo innovador de diferentes agentes del sector del reciclaje, coordinados por Ecoembes.

El análisis de los datos tomados durante el proceso y el seguimiento de indicadores de desempeño permite sacar conclusiones y, en consecuencia, aplicar medidas de mejora de la eficiencia de la instalación.

Mediante un modelo de colaboración público-privada, Ecoembes adapta y prueba tecnologías para que luego sean aplicadas sabiendo que son eficientes.

Según Fátima Aparicio, especialista de Innovación en Ecoembes, “en España tenemos 96 plantas de selección de residuos. Desde Ecoembes, trabajamos para que estos desarrollos que hacemos en pruebas piloto, una vez que demostramos su eficacia y alcanzamos una mayor eficiencia, puedan escalarse a otras instalaciones”. Para ellos, innovación no es un departamento más, “es una actividad inherente al ADN de Ecoembes, innovar para alcanzar un modelo basado en la economía circular”, sentencia Fátima.

 

Beneficios de la implantación de estas nuevas tecnologías

El incremento de la eficiencia técnica, económica y ambiental se consigue gracias a la mejora de los parámetros fundamentales de proceso como disponibilidad, rendimiento y efectividad.

Las plantas implementadas disfrutan de un incremento de la disponibilidad de la línea, lo que irremediablemente desemboca en una mejora de la capacidad de tratamiento de la planta.

Y en la parte más abstracta, el análisis de la información utiliza las últimas tecnologías de big data e inteligencia artificial, toma de decisiones y aplicación de medidas que resultan en una mejora real del control de gestión de la instalación.

 

Un proyecto con cientos de aplicaciones

Fátima Aparicio explica a RETEMA que en este proyecto “Ecoembes abarca muchos retos y muy diversos. Proyectos en estados muy diferentes de evolución, algunos muy incipientes y otros adaptados y desarrollados”.

En Ecoembes se enorgullecen de que “cuando adaptamos una tecnología en un proyecto piloto y comprobamos que ya está lista para ser implantada, es cuando a través de ese modelo de colaboración que hacemos con la administración, colaboramos y les apoyamos para que ellos sean los que la implanten en sus instalaciones, trabajamos con ellos para esa transferencia tecnológica y les acompañamos en todo el proceso” de acuerdo a las declaraciones de su especialista en innovación.

Desde el punto de vista de Ecoembes, “la parte más creativa de nuestra actividad es ser capaces de alinear a todos los participantes para llevar a cabo esa evolución necesaria del sector y hacerla realidad. Es un ambiente muy diverso y tratamos que nuestros proyectos conecten a todos los agentes”.

Gran parte de todos esos agentes son las empresas encargadas de llevar la vanguardia a los proyectos de Planta 4.0, las startups que desarrollan la tecnología más novedosa en gestión de residuos.

 

¿En qué consisten esas tecnologías?

Una de las empresas que aportan a este proyecto es Pixelabs con una tecnología que se basa en un sistema de visión artificial, basado en varios puntos de control que gracias a cámaras de precisión y a la tecnología deep learning son capaces de reconocer y caracterizar los residuos y materiales que pasan por delante según su tipología y composición.

“Actualmente, en las plantas, algunos procesos son manuales y laboriosos, especialmente en el punto de entrada a planta, donde se miden y se separan los residuos propios de los impropios. La mejora fundamental sobre el paradigma actual es la automatización de los procesos para que todos los puntos de control posteriores y la toma de estadísticas se realicen con mayor precisión y agilidad, contribuyendo de manera significativa a toda la operación”, explica Alma Pérez, directora de comunicación de Pixelabs.

La empresa RDNest, se encarga del pesaje y control de las entradas y salidas de camiones a las plantas de reciclaje. “Disponemos de un sistema automático de lectura de matrículas que está conectado a las básculas de entrada y salida, de forma que podemos contar con información fehaciente de las horas y el peso del material, tanto el que entra en las plantas procedente de los contenedores, como el material ya clasificado y embalado con destino a las plantas que se ocupan del reciclaje del mismo”, cuenta Diego Llanos, director de operaciones. Posteriormente esa información se envía a unos servidores centrales que asocian los datos recibidos con las rutas de los vehículos, permitiendo conocer en tiempo real los volúmenes de residuos asociados a cada una de las rutas de recogida.

Otra tecnología es VARPEL, un sistema integrado por componentes software, dispositivos IIoT (Industrial Internet Of Things) y visión artificial, que calcula la densidad del material depositado en la playa de descarga al inicio de línea de reciclaje de la empresa SpectralGeo. Carlos Tarragona, cofundador y COO, aclara que “el sistema se basa en la captura imágenes que son analizadas en la nube en un tiempo de respuesta adecuado para que sus resultados sean integrados, en tiempo real, con los procesos diarios habituales de la planta de reciclaje”. Son cuidadosos con que las adaptaciones innovadoras que desarrollan puedan adaptarse a cualquier nivel tecnológico que tenga la planta de tratamiento, “pudiéndose integrar con sistemas de control previos, o bien dando resultados operativos y estratégicos concretos por medio de una interfaz de usuario simple y amigable”, continúa Carlos.

El objetivo común es generar un nuevo modelo de planta para atender a los nuevos retos del sector que demanda una tipología de planta de elevada rentabilidad y ultra-eficiencia, así como mínimas emisiones e impacto ambiental.

El objetivo común es generar un nuevo modelo de planta para atender a los nuevos retos del sector que demanda una tipología de planta de elevada rentabilidad y ultra-eficiencia, así como mínimas emisiones e impacto ambiental. Desde Eficen, aportan su esfuerzo “consiguiendo mediante la integración de tecnologías de medida observación en los diversos procesos y fases de la cadena de producción e IoT interconectados en la red de sensores instalados en planta”, como explica su director, Rafa Soriano. Basándose en modelos matemáticos, crean algoritmos de optimización y modelización del proceso para cada planta de tratamiento.

 

¿Qué se ha conseguido?

Gracias a los desarrollos implementados en los diversos pilotos puestos en marcha, las instalaciones han experimentado importantes incrementos en su disponibilidad de línea, en la efectividad de selección y en el rendimiento de la planta. Los datos e información elaborada sirven para tomar decisiones y llevar a cabo actuaciones de mejora que se traducen en una optimización progresiva de los indicadores de desempeño.

Estas mejoras se deben, como explica Diego Llanos de RDNest, a la “detección temprana de fallos en los equipos y a la realización de mantenimiento preventivo. Todo ello redunda en una mayor eficiencia del proceso en su conjunto”.

 

4.0, tecnología de futuro

En la actualidad, Ecoembes tiene acuerdos de colaboración con la Mancomunidad de Ribera Alta de Navarra en la planta de Peralta, y con el Consorcio de Aguas y Residuos de la Rioja en el Ecoparque que tienen en Logroño. Allí es donde desarrollan y prueban sus pilotos para posteriormente poder ser implantados en otras instalaciones.

Cuenta Fátima Aparicio de Ecoembes que “el objetivo principal de las plantas, así como cualquier proyecto que ponemos en marcha en la línea de trabajo Planta 4.0, es la eficiencia de la selección y la recuperación de los envases de plástico, latas y bricks”, en definitiva, emplear nuevos modelos de operación más eficientes, ahora y en el futuro.

Así, Ecoembes se encuentra completamente alineada con sus colaboradores tecnológicos, desde RDNest declaran que “la tecnología asociada a la Industria 4.0 permite una mayor eficiencia en el funcionamiento de todos los procesos industriales. Su uso en el contexto de las plantas de selección de residuos permitirán hacer un uso óptimo de los recursos humanos y de las maquinarias de las plantas, reduciendo las paradas de mantenimiento y permitiendo una mayor eficacia en los procesos de selección asociados”.

Las esperanzas de todos es servir como referente tecnológico en el sector, impactar “positivamente no sólo en la mejora de los procesos de la economía circular sino también en el medio ambiente y en toda la cadena de reciclaje”, es el sentir de Pixelab.

Unificando esfuerzos y tecnologías para abordar conjuntamente el reto de la circularidad, esperan hacerle frente. Son conscientes de que “aún queda mucho trabajo por hacer en economía circular, en todos sus puntos, pero creemos que la visión e inteligencia artificial puede aportar muchos beneficios”, sentencia Carlos Tarragona de SpectralGeo.


Puedes descargar el reportaje en PDF aquí.

Tags: Ecoembes.

1748

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO