Planta de Compostaje de Epele. Bergara, Gipuzkoa

Vista general de la planta



01/03/2017
Archivado en: Residuos , Nº 189 Marzo - Abril 2016

La Planta de Compostaje de Epele está ubicada en el municipio de Bergara, provincia de Gipuzkoa, y es propiedad de GHK, S.A.U. (Gipuzkoako Hondakinen Kudeaketa) instrumento para la gestión directa del servicio del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa.
GHK fue constituido en febrero de 2008, su función principal es llevar a cabo la gestión en alta de los residuos urbanos dentro del ámbito territorial de Gipuzkoa, entendiendo por tal el conjunto de servicios a las mancomunidades y la creación y explotación de las infraestructuras necesarias.

La tasa de reciclaje de Gipuzkoa se situó en 2015 en el 42,3%. El objetivo establecido por la Directiva Europea para el año 2020 es del 50%, por lo que Gipuzkoa está a tan sólo el 7,7% de alcanzar esta meta. Otro dato positivo a subrayar es que en el último año se ha incrementado en 5,6 puntos la tasa de recogida selectiva global, pasando de un 43,44% en 2014 a un 49,09% en 2015, lo que demuestra el alto grado de concienciación y compromiso alcanzado por la ciudadanía. Por último, también es de destacar que Gipuzkoa está a punto de conseguir el objetivo marcado por Europa para 2020 de reducir un 10% sus residuos respecto al año 2010. Ha pasado de generar 339.074 toneladas al año en 2010 a generar 309.640 toneladas en 2015. Por lo tanto, está a 4.473 toneladas de dicho objetivo.

En cuanto a la recogida selectiva del biorresiduo, se ha obtenido un gran aumento. En 2009 se recogieron selectivamente 1.876 toneladas y en 2015 en cambio, fueron 34.106 toneladas. 

Estos resultados se han conseguido gracias a los distintos sistemas de recogida establecidos eficientemente en los municipios del territorio; como lo son el quinto contenedor, el puerta a puerta o el sistema mixto.

En junio de 2008 se puso en funcionamiento la Planta de Compostaje de Lapatx con el objetivo de compostar la materia orgánica de los hogares de los municipios de Gipuzkoa, así como los restos orgánicos provenientes de los productores de alimentos. Aunque en una primera fase se realizaba compost únicamente con residuos crudos de origen vegetal, más adelante se incorporó la tecnología para aceptar residuos orgánicos cocinados. La experiencia de esta planta nos ha servido para la aplicación de mejoras a la instalación y el sistema de cara a la nueva Planta de Compostaje de Epele. La necesidad de crear la planta de Epele surge por la gran tasa de recogida selectiva de biorresiduo alcanzada en Gipuzkoa, lo que nos obliga a aumentar la capacidad de compostaje. La instalación de Epele multiplica por cuatro la capacidad de tratamiento.

La Planta de Compostaje de Epele está diseñada para el tratamiento de 10.000 toneladas de biorresiduo procedente de  la recogida selectiva de los municipios de Gipuzkoa, cerca del 30% del biorresiduo total generado. 

Adicionalmente GHK tiene previsto construir una planta de biometanización para el resto del biorresiduo recogido selectivamente.

Las obras de construcción y la puesta en marcha en frío de los equipos tecnológicos han sido finalizados. Actualmente está en proceso de comprobación y puesta a punto de los equipos en carga. Se trata de la última tarea previa al incio de la explotación de la Planta de Compostaje en la que se verificará el correcto funcionamiento de los equipos tecnológicos instalados, así como su rendimiento y ajuste de equipos de control del proceso de compostaje. Una vez realizadas las pruebas y comprobado el buen funcionamiento y rendimiento de los equipos instalados, se comenzará con su explotación.

La planta de Epele fabricará un compost de la máxima calidad (calidad tipo A), que servirá para abono de jardines públicos, agricultura, paisajismo, restauración de suelos degradados, recuperación de superficies denostadas, preparación del terreno para implantaciones de césped, etcétera.

CARACTERÍSTICAS DE LA PLANTA DE COMPOSTAJE DE EPELE

El proceso de tratamiento del biorresiduo la constituyen la fase  de pretratamiento, la fase de descomposición intensiva  en túneles cerrados, la fase de maduración en hileras, la fase de afino y la fase de almacenaje. Se disponen de los sistemas de aireación forzada, sistemas de humidificación y sistemas de volteo durante la producción del compost para la obtener las características óptimas de proceso.

Entradas al proceso

1) Biorresiduo

La composición promedio del biorresiduo que se recibirá en la planta, se corresponde en más de 95% al concepto  “total biorresiduo” (restos de comida de origen domiciliario, comercial o de la industrias de alimentación, celulosa absorbente, bolsas compostables, etc.). El nivel de impropios máximo aceptado es por lo tanto del 5% en peso.  El personal se encargará del control visual del biorresiduo y también tomará las muestras para determinar los parámetros de la humedad y la relación C/N  del material, para poder calcular de forma automática la cantidad de estructurante necesaria para la obtención de una masa de mezcla correcta para iniciar el proceso de producción.

La recogida y manipulación del biorresiduo puede haber generado condiciones de anaerobiosis que afecten a la calidad del material e incidan de forma clara en la emisión de olores desagradables durante su descarga, recepción y mezcla. Para evitar este fenómeno, se minimizará el tiempo de almacenaje en la fosa de recepción de biorresiduo.

Los niveles de impropios tienen que ajustarse a los requisitos mínimos para un buen proceso de compostaje. 

En cuanto a la composición química, se estiman los parámetros físico-químicos del biorresiduo expuestos en la tabla 1.

2) Estructurante

Con el fin de favorecer el proceso de compostaje, el biorresiduo se mezclará adecuadamente con material estructurante en las proporciones fijadas.

El estructurante que se recibirá en la planta estará previamente triturado para su uso directo en la mezcla de los ingredientes. Parte del estructurante que recibirá la planta estará sin triturar y se almacenará en el almacén de estructurante no triturado.
Como material estructurante para confeccionar la matriz de compostaje, se recibirá bien material procedente de podas y de siegas previamente triturado. Este material estructurante, debe respetar los niveles de metales pesados que permitan obtener un compost de calidad tipo A.

3) Electricidad

El consumo de electricidad en el proceso de la producción de compostaje lo componen principalmente: Aspiradores y ventiladores, Rociadores, Apertura puertas, Máquina mezcladora, Máquina de criba, Alumbrado, Otros sistemas auxiliares y Alumbrado exterior de la urbanización y viales.  Se estima una necesidad de 250kW para las etapas de producción del compost.

4) Agua

La parcela donde se situa la planta de compostaje y estación de transferencia de Epele no consta de la conexión a la red de agua de abastecimiento municipal. Por lo que, las necesidades de agua de las diferentes instalaciones se abastecen a partir de dos depósitos que almacenarán las aguas de las cubiertas. El depósito de abastecimiento de agua para el proceso es de 250m3.

Salidas del proceso

El compost obtenido estará clasificado como producto fertilizante elaborado bajo condiciones controladas de materiales orgánicos biodegradables del Anexo V recogidos selectivamente según el RD/506/2013 de 28 de junio, sobre productos fertilizantes. El compost cumplirá las condiciones que contempla la tabla 2. 

Definición edificios

La planta de compostaje se divide en cinco edificios con una altura libre de 7m para todos edificios excepto en el edificio de descarga y recepción y el edificio de almacén de estructurante que tienen una altura libre de 7,5m.

Edificio de recepción y descarga (rosa)
• Edificio de almacén de estructurante (azul claro)
• Edificio de mezcla (rojo)
• Edificio de maduración (azul oscuro)
• Edificio de almacén de producto terminado (verde)

La distribución planteada de la planta de compostaje de Epele permite la separación física completa de la parte sucia de la planta de la parte limpia. Zona sucia: recepción material, mezcla, almacén estructurante, apilamiento de mezcla, túneles de bio-oxidación y almacén estructurante de criba. Zona limpia: plataforma de maduración, cribado, apilamiento de material fino y afino, zona de almacén y expedición. La separación entre la zona sucia y limpia se realiza mediante rejillas para recogida de posibles lixiviados de la zona más sucia.

Puede descargar aquí el artículo completo.

Tags: .

4029

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.