Proyecto europeo MIDES: hacia la desalación sostenible



25/10/2017
Archivado en: Agua , Nº 193 Septiembre - Octubre 2016

El proyecto MIDES, con ayuda del programa europeo H2020, evalúa la viabilidad técnica y económica de un sistema de desalación integrado con balance energético positivo. Coordinado por Aqualia, se mostrará la escalabilidad de los procesos bioelectroquímicos de depuración y desalación desarrollados por Imdea. Gracias a la colaboración de otros 10 socios de 7 paises, se implementarán unidades prototipo en 3 continentes.

Recientemente el consorcio del proyecto MIDES (Microbial Desalination for Low Energy Drinking Water) ha obtenido los fondos del programa europeo Horizonte 2020 para el desarrollo de un sistema único de desalación, con un marcado carácter innovador y un coste energético sin precedentes. La propuesta ha sido exitosa en un ámbito de elevada competitividad (probabilidad de adjudicación inferior al 10%) e integra un consorcio puntero que agrupa 10 instituciones de 7 países europeos que permitirá abordar el proyecto con garantías para proyectar globalmente el proceso desarrollado, ya que se evaluará en tres continentes (Europa, África y América). El proyecto es fruto de años de colaboración de Aqualia con los centros tecnológicos IMDEA (Instituto Madrileño de Estudios Avanzados) y LEITAT (Asociación Acondicionamiento Terrasense) en los proyectos españoles IISIS e ITACA del programa Innpronta.

El proyecto MIDES se enmarca dentro de las líneas estratégicas del Departamento de Innovación y Tecnología de Aqualia, y conducirá a un nuevo mercado para la desalación a bajo coste en plantas descentralizadas de baja-media capacidad que permitan simultáneamente la depuración de aguas residuales con balance energético positivo. El sistema propuesto recibe dos corrientes, agua salada y agua residual como fuente de energía, transformándolas en agua desalada y agua depurada. Las aguas son pretratadas antes de alimentarse a la celda microbiana de desalación o MDC (por sus siglas en inglés) para mitigar los problemas de ensuciamiento de las membranas de intercambio iónico empleadas en el sistema. Las MDC son el principal elemento diferenciador del sistema MIDES, las cuales se basan en la migración de las sales presentes en el agua mediante la diferencia de potencial sin ningún aporte externo de energía. 

Esta innovadora tecnología permite obtener agua desalada con un consumo energético significativamente menor al requerido en las plantas desaladoras actuales basadas en ósmosis inversa (3-4 kWh/m3). La energía requerida se obtiene mediante la depuración de efluentes residuales empleando una tecnología igualmente novedosa, en la que las bacterias bioelectrogénicas aprovechan la materia orgánica residual para generar un potencial eléctrico requerido en el proceso de desalación. Tras eliminar la materia orgánica, el agua depurada puede destinarse para diferentes usos. La combinación de estos sistemas supondrá un hito relevante hacia la concepción de las ciudades del futuro, dotándolas de estaciones depuradoras de aguas residuales generadoras de energía, acopladas a plantas desalinizadoras en las que aprovechar dicha energía para producir agua potable, integradas dentro de sistemas de gestión y control inteligentes.


Puede descargar aquí el artículo completo.


 

Tags: .

1798

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.