65 toneladas de residuos no llegarán al mar en el área metropolitana de Barcelona

El sistema de retención de residuos de TecnoConverting se ha instalado en 9 puntos sensibles gracias a una licitación de Aigües de Barcelona


1400

El Área Metropolitana de Barcelona cuenta con 9 nuevas instalaciones de TecnoGrabber y TecnoGrapes, unos sistemas que ayudan a retener residuos sólidos que en episodios de lluvias abundantes escapan a las canalizaciones y acaban desembocando en ríos y mares. En total, se prevé que con esta actuación se puedan retener unas 65 toneladas de residuos anuales.

Montgat, Badalona, Sant Adrià del Besós, Santa Coloma de Gramanet, Cornellà, Gavà y Sant Feliu de Llobregat son los municipios que ya disponen de este sistema, en el marco de una licitación de Aigües de Barcelona que ha ganado la empresa TecnoConverting Engineering, con sede en Sant Fruitós de Bages.

Las TecnoGrabber son unos sistemas que se instalan en el interior de los colectores de alta, constan de varias mallas (en función de las medidas del colector) que retienen los residuos que hay en el alcantarillado y que son arrastrados en los episodios de intensas lluvias. Se trata de unas mallas que se integran en los colectores de aguas residuales, de bajo coste y fácil instalación, y que contienen estos residuos sólidos y se pueden vaciar periódicamente.

Los municipios cuentan con una red secundaria de desagüe que se utiliza en caso de abundantes lluvias cuando el circuito habitual de alcantarillado no puede absorber el caudal. Pero a menudo esta red alternativa no cuenta con ningún filtro y los residuos sólidos acaban desembocando en el río o en el mar. El clima mediterráneo, con períodos de lluvias más fuertes precedidos de sequías, agrava esta problemática y favorece que lleguen muchas toneladas de residuos a los ríos y mares que se podrían evitar. Cuando hace tiempo que no llueve, los residuos sólidos se van acumulando en la red de alcantarillado hasta que llegan las lluvias, los arrastran y, si el caudal de agua es muy intenso, la red no puede absorberlo y el agua se desvía por estas redes secundarias, sin filtros.

Es aquí donde entran en juego las TecnoGrabber: se instalan en estas redes secundarias y retienen los residuos (por ejemplo toallitas higiénicas, compresas, etc.) pero dejan pasar el agua. Son de fácil instalación, a un precio muy asequible frente a otros sistemas alternativos que hasta ahora se han mostrado menos efectivos, y se pueden reutilizar varias veces.

TecnoConverting también ha desarrollado recientemente las TecnoGrapes que también se han utilizado en las instalaciones en el Área Metropolitana de Barcelona. Se trata de una reja basculante con barrotes de acero inoxidable y ganchos en la parte superior, que permite la retención de residuos en lugares de difícil instalación.

La suma de las dos tecnologías dota al Área Metropolitana de Barcelona de nueve puntos de retención de residuos con el objetivo de evitar que, cada año, casi sesenta y cinco toneladas acaben desembocando en el mar. Los trabajos, que ya han finalizado, han durado 2 semanas. TecnoConverting ha sido la ingeniería pionera en empezar a aplicar este modelo en Cataluña, hasta ahora con grandes resultados.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA