7 maneras de contrarrestar el flagelo de los plásticos desechables

El plástico amenza nuestras vidas, la UNEP nos ayuda a librarnos de él


569

La adicción al plástico desechable que ha tenido la humanidad por décadas, desde pajitas hasta bolsas de compras, está asfixiando los ríos y mares del mundo, amenazando la vida silvestre y contaminando eslabones de la cadena alimentaria. La pandemia de la COVID-19 ha empeorado este problema, pues con su avance, se ha incrementado también el uso de mascarillas desechables, guantes y otros equipos de protección personal (EPP).

El informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) De la contaminación a la solución muestra que, en los últimos años, la contaminación por plásticos ha crecido considerablemente en los ecosistemas acuáticos y se prevé que se duplique con creces para 2030. Esta situación traería consecuencias nefastas para la salud humana, la economía mundial, la biodiversidad y el clima.

El informe destaca que el plástico representa el 85% de la basura marina y advierte que para 2040, los volúmenes de contaminación por plástico que fluyen hacia las áreas marinas casi se triplicarán, agregando 23-37 millones de toneladas métricas de desechos plásticos al océano por año. Esto significa alrededor de 50kg de plástico por metro de costa en todo el mundo.

Las soluciones son complejas e incluyen mejorar la regulación, aumentar el reciclaje e introducir incentivos para fomentar una reducción en la producción de plástico nuevo. Pero los expertos dicen que hay varias cosas que la gente común puede hacer para ayudar a abordar el creciente costo que este material está teniendo en el medio ambiente.

"El plástico fue inventado para durar. En cambio, hemos decidido hacer un mal uso de este ingenioso material y tirarlo después de un solo uso", explicó Kakuko Yoshida, coordinadora mundial de Productos Químicos, Residuos y Calidad del Aire del PNUMA. "La conveniencia del plástico nos ha cegado ante el impacto que genera al planeta. Necesitamos poner la circularidad en el corazón de nuestros sistemas económicos y sociales para que todos podamos disfrutar del verdadero valor del plástico".

Si estás buscando romper su adicción al plástico, sigue estos sencillos pasos. 

 

Adopta un estilo de vida circular

Adopta lo que se conoce como circularidad, la idea de que los productos, y los materiales que los constituyen deben reutilizarse en lugar de desecharse. Los estudios demuestran que el mundo es sólo un 8,6% circular. Si bien esto es decepcionante, significa que hay un gran espacio para la circularidad, el consumo y la producción sostenibles para generar ganancias rápidas y extensas.

Invierte en productos sostenibles y respetuosos con el océano, como tazas de café, botellas de agua y envases de alimentos reutilizables. También contempla opciones como pañales y productos menstruales reutilizables, cepillos de dientes de bambú y champús sólidos. Al considerar estas opciones podrías, al mismo tiempo, ahorrar dinero y proteger los océanos y el planeta, porque los plásticos son parte de la crisis climática.

La investigación del PNUMA muestra que en 2015 las emisiones de gases de efecto invernadero de los plásticos fueron el equivalente de 1,7 gigatoneladas de CO2, y se prevé que aumenten a aproximadamente 6,5 gigatoneladas para 2050. Esto representa el 15% de todo el presupuesto mundial de carbono, es decir, de la cantidad de gases de efecto invernadero que se pueden emitir manteniendo el calentamiento dentro de los objetivos del Acuerdo de París.

 

Mantente alejado de los guantes de plástico

La COVID-19 ha provocado un incremento en el uso de guantes de plástico desechables. Pero además de ser malos para el medio ambiente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que los guantes corren el riesgo de transferir gérmenes de una superficie a otra y contaminar las manos cuando son removidos. La OMS explica que es más seguro deshacerse de los guantes de plástico y, en su lugar, lavarse las manos con frecuencia.

Getano Leone, coordinador de la Secretaría del Convenio PNUMA/MAP-Barcelona, también advierte sobre los mayores riesgos de un retorno visible a los envases de plástico para alimentos, especialmente durante los confinamientos. Leone señaló que, si la población mundial se adhiere al estándar de una mascarilla desechable por día, la pandemia podría repercutir en un asombroso consumo mensual de 129.000 millones de mascarillas faciales y 65.000 millones de guantes en todo el mundo.

 

Asegúrate de que tus artículos de tocador son libres de plástico

Los productos de cuidado personal son una fuente importante de microplásticos que se vierten directamente desde nuestros baños hasta los océanos. Escoge jabones para el lavado de cara, crema de día, maquillaje, desodorante, champú y otros productos sin plástico. Puedes mirar esta historia interactiva para ver de qué estamos hablando.

 

Di no al plástico cuando vayas de compras

Trata de reducir tu huella de contaminación eligiendo alimentos sin envases de plástico y llevando siempre una bolsa reutilizable. Algunas tiendas cuentan ahora con pasillos libres de plástico y muchas ofrecen productos sueltos o usan dispensadores y recipientes recargables. Usa tu propia taza de café cuando sea posible, en lugar de aceptar un envase de plástico. Y, por supuesto, despídete de las pajitas y removedores. Cuando compres en línea, busque opciones que le permitan optar por no recibir contendores de plástico.

 

Arremangarse y limpiar

El plástico está en todas partes: está en parques, ríos y playas. Únete a movimientos globales y locales, como el Día Mundial de la Limpieza, u organiza una limpieza por tu cuenta. Si corres, conviértete en un 'plogger' y recoge cualquier basura que veas en tu camino (atendiendo a los protocolos de higiene de COVID-19). Alrededor del 80% de la basura marina se origina en la superficie terrestre y en los ríos.

 

Deja de fumar

Fumar no solo es una de las mayores amenazas para la salud pública mundial —más de 8 millones de personas mueren al año por sus efectos sino que también contribuye a la enorme contaminación por plástico en nuestros océanos.

Todos los días, se venden miles de millones de cigarrillos en todo el mundo, cada uno con filtros de plástico y productos químicos tóxicos. Estos residuos acabarán en vertederos ¾contaminando y dañando el medio ambiente¾ o en el mar donde amenazan a las especies marinas. Durante más de 25 años, las colillas de cigarrillos han sido el principal objeto recolectado durante la jornada de Limpieza Costera Internacional.

 

Únete a la campaña Mares Limpios del PNUMA

A través de la plataforma Mares Limpios, el PNUMA reúne a individuos, grupos de la sociedad civil, la industria y los gobiernos para reducir drásticamente la basura marina y sus impactos negativos.

Mares Limpios se lanzó en 2017 y, desde entonces, 63 países, costeros y sin litoral, se han adherido a este movimiento global con promesas ambiciosas. Muchos se han comprometido a reducir o erradicar los plásticos de un solo uso de sus sociedades a través de regulaciones más severas. Otros se han comprometido a invertir más en instalaciones nacionales de reciclaje y promover planes de acción para prevenir los daños al medio ambiente costero y marino.

No hay implicaciones financieras asociadas a la adhesión a Mares Limpios. Los signatarios también pueden solicitar apoyo técnico del PNUMA para desarrollar planes de acción nacionales para abordar la basura y la contaminación plástica.

Firma el compromiso por #MaresLimpios y únete a una revolución global para reducir los plásticos de un solo uso. Luego, corre la voz a amigos y familiares y a través de sus redes sociales.


Limitar los plásticos de un solo uso es una parte fundamental del mandato del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Su trabajo sobre la circularidad del sector del plástico prevé un mundo sin impactos negativos de este material, donde los plásticos alcancen su nivel máximo en la cadena de valor, no se filtren ni dañen el medio ambiente, y se alcance la máxima circularidad para los materiales plásticos en todo el mundo. El PNUMA trabaja con los gobiernos, el sector privado, las organizaciones no gubernamentales y otras partes interesadas para lograr estos objetivos. El PNUMA también promueve este enfoque circular a través del Compromiso Mundial de la Nueva Economía del Plástico, dirigido por la Fundación Ellen MacArthur en colaboración con el PNUMA, la Red One Planet, la Alianza Mundial sobre Basura Marina y la campaña Mares Limpios.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA