Biomasa forestal para la mitigación del cambio climático

Disipando algunos conceptos erróneos


1523

Los artículos y declaraciones en los medios de comunicación han expresado su preocupación por los efectos climáticos de la bioenergía de los bosques gestionados. Como algunas de estas declaraciones parecen reflejar conceptos erróneos sobre la bioenergía forestal, IEA Bioenergy ha preparado un breve documento que presenta datos clave sobre el uso de la biomasa forestal para la mitigación del cambio climático.

Los puntos clave se resumen a continuación:

  • La quema de biomasa para obtener energía emite carbono que es parte del intercambio continuo de carbono entre la biosfera y la atmósfera (flujos de carbono biogénico). En contraste, las emisiones de combustibles fósiles representan un flujo lineal de carbono desde los depósitos geológicos hacia la atmósfera. Por lo tanto, el efecto sobre las concentraciones atmosféricas de GEI de cambiar de combustibles fósiles a biomasa no se puede determinar comparando las emisiones de CO2 en el punto de combustión.

  • Para determinar el efecto total de la bioenergía en las concentraciones atmosféricas de GEI, las evaluaciones deben considerar los flujos de carbono biogénico junto con otras emisiones de GEI asociadas con el ciclo de vida del sistema de bioenergía, y comparar con las emisiones de GEI en una situación de referencia realista (escenario contrafactual) donde la energía se utilizan fuentes distintas de la bioenergía.

  • Por lo general, las masas forestales no se cortan solo para la bioenergía, sino para producir una variedad de productos forestales (por ejemplo, madera de construcción, biomateriales, combustibles y productos químicos) que pueden contribuir a la mitigación del cambio climático al reemplazar los productos intensivos en gases de efecto invernadero como el cemento, el acero, y plásticos y productos químicos derivados del petróleo, así como combustibles fósiles.

  • Los bosques gestionados suelen estar formados por un mosaico de rodales de diferentes edades, que se talan en diferentes momentos para obtener un flujo continuo de madera para la industria forestal. El ciclo de cosecha / replantación mantiene el bosque en una etapa activa de crecimiento, manteniendo así el sumidero de carbono forestal. Debido a la cosecha escalonada, las pérdidas de carbono en los rodales aprovechados se equilibran con las ganancias de carbono (crecimiento) en otros rodales, por lo que en todo el bosque, las existencias de carbono en los bosques gestionados son aproximadamente estables.

  • Por lo tanto, los efectos sobre el clima del aumento de la producción y el uso de biomasa para obtener energía deben evaluarse a nivel del paisaje forestal (es decir, a la escala en que se gestionan las propiedades forestales), no a nivel del rodal. La determinación del contrafactual es un paso crítico en las evaluaciones. Algunos estudios asumen la suposición poco realista de que los bosques plantados para uso comercial no se aprovechan cuando no hay demanda de bioenergía, ignorando que la mayor parte de la biomasa forestal utilizada para bioenergía es un subproducto de la producción de madera de mayor valor.

  • El desarrollo a largo plazo de las reservas de carbono forestal depende del contexto biofísico, como las condiciones del suelo y el clima, los regímenes de gestión históricos y actuales, y eventos como tormentas, incendios y brotes de insectos. Si los volúmenes de extracción (de productos de madera y energía) y las pérdidas relacionadas con la mortalidad y las perturbaciones (por ejemplo, tormentas, insectos, incendios) no superan el crecimiento en todo el bosque, no hay una reducción neta de las reservas de carbono forestal.

  • Un mayor uso de biomasa para energía podría conducir a una menor reserva de carbono y una menor tasa de secuestro en el bosque en comparación con un escenario con un menor uso de biomasa. Sin embargo, un aumento en la demanda de bioenergía y otros productos forestales también puede incentivar la reforestación y una mejor ordenación forestal para aumentar el crecimiento, aumentando potencialmente las reservas de carbono forestal en comparación con la situación sin bioenergía. El manejo forestal generalmente también reduce el riesgo de pérdida de existencias de carbono debido a incendios forestales y enfermedades / brotes de insectos, problemas que son cada vez más frecuentes en climas cálidos.

  • Con respecto a las emisiones de GEI, además de los impactos de los sistemas de bioenergía en los flujos de carbono biogénico, se deben considerar las emisiones de la cadena de suministro completa. El uso de combustible para recolección, astillado / peletizado y transporte por camión corresponde típicamente a menos del 10-15% del contenido de energía en la biomasa suministrada. Además, los estudios han encontrado que el transporte de larga distancia no niega los beneficios climáticos de la biomasa como fuente de energía renovable. Por ejemplo, las emisiones de GEI asociadas con el transporte de pellets entre América del Norte y Europa representan menos del 5% de las emisiones de GEI del ciclo de vida de la hulla.

  • La gobernanza de la sostenibilidad es necesaria para evitar o mitigar los resultados adversos para el clima y gestionar las compensaciones con otros objetivos sociales. Un requisito clave es que los bosques se regeneren y que se mantenga la capacidad de absorción de carbono en el bosque (como se especifica en la refundición de la Directiva de energía renovable de la UE).

En conclusión, la medida de mitigación del cambio climático más importante es la transformación de los sistemas de energía, industria y transporte para que el carbono fósil permanezca en el suelo. La bioenergía juega un papel estratégico en el apoyo a esta transformación. El cambio de combustibles fósiles a biomasa procedente de bosques gestionados de forma sostenible puede reducir el CO2 atmosférico a lo largo de escalas de tiempo relevantes para la estabilización del clima.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.