Castilla y León presenta en Europa su estrategia de redes urbanas de calor con biomasa


168


La Consejería de Fomento y Medio Ambiente y el Instituto de Urbanística de la Universidad de Valladolid han sido los responsables del proyecto INTESSS-PA para España, cuyo objetivo general es potenciar la capacidad de las administraciones públicas para diseñar, planificar e implementar políticas sostenibles sobre el uso de la energía, integrándolas en el marco de la planificación urbanística.

Castilla y León ha centrado su proyecto en la elaboración de una estrategia de apoyo a la generación de energía mediante el uso de la biomasa producida en nuestros bosques, promoviendo redes de calor urbanas más allá de su uso en edificios aislados. Los trabajos han puesto de manifiesto las potencialidades de la biomasa, comenzando por la generación de empleo en el medio rural de gran eficacia dentro de la estrategia demográfica regional y terminando por la eficiencia en el consumo de este tipo de energía canalizado a través de redes de calor al centralizar la producción térmica para agua caliente y calefacción.

No obstante, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha detectado dificultades que se presentan además de forma heterogénea en el territorio, que impiden el desarrollo de estas redes de calor, como son los problemas administrativos o de encaje normativo que han planteado algunas ciudades, dificultades técnicas en otras e incluso, rechazo social fundado en el desconocimiento.

Ángel Marinero ha presentado en la reunión de Catanzaro, Italia,  con sus homólogos europeos los trabajos que hasta el momento ha venido desarrollando la Consejería, concretadas en más de 30 actuaciones para la sustitución de combustibles fósiles por biomasa mediante la instalación de calderas individuales y redes de calor centralizadas, utilizando como combustibles pellets de madera y astilla forestal, con una inversión hasta la fecha cercana a los 38 millones de euros.

Actualmente más de cien edificios públicos de Castilla y León se suministran con biomasa, consumiendo 27.500 toneladas de astilla forestal y 1.100 toneladas de pellets, alcanzando los 71.500.000 kWh útiles y una reducción de emisiones de CO2 a la atmosfera de 26.500 toneladas/año.

Marinero ha defendido la política de la Junta de Castilla y León de seguir impulsando los programas de eficiencia energética con la implantación de este tipo de redes de calor que, a través de recursos autóctonos, crean valor añadido y empleo, al tiempo que contribuyen al mantenimiento de los bosques y a evitar incendios.

Proyecto europeo Intesss-PA

El proyecto europeo Intesss-PA, enmarcado en el Programa HORIZON 2020,  pretende ayudar a las administraciones públicas a integrar la energía y sus problemas en el planeamiento urbanístico y en la ordenación del territorio. Dispone de un presupuesto de 1,5 millones de euros y estará vigente hasta agosto de 2018. Colaboran otras seis regiones europeas, Pomurge (Eslovenia), Calabria (Italia), Middelfart (Dinamarca), Groninga (Países Bajos), Zemgalia (Letonia) y Thesalia (Grecia),  y varias instituciones de investigación, entre ellas el Instituto de Urbanística de la Universidad de Valladolid.

Intesss-PA proporciona a las administraciones y a una red más amplia de agentes públicos y privados una capacitación humana e institucional en relación con el tratamiento de la energía en la plantificación urbana mediante un nuevo concepto, ‘Living Lab’ (laboratorio vivo).

Para desarrollar este proyecto se han creado siete Living Labs regionales (RLL), uno por cada una de las siete regiones que participan en el consorcio, centrados en el diseño y aplicación de una planificación energética sostenible que sea integrada y compartida.  El Living Lab  de Castilla y León se ha centrado en diseñar una concepción compartida de la planificación energética sostenible e integrada, esto es, el desarrollo de redes urbanas de calor alimentadas con biomasa.

Los objetivos del proyecto están en línea con el objetivo EE07 de la Unión Europa, gracias a las actividades de capacitación de las administraciones para avanzar en la planificación de la energía, a través del establecimiento de una red de RLL –donde cada agente aporte su propia experiencia, incluso con transferencia trans-fronteriza de conocimiento.

La Junta de Castilla y León reunió en León el pasado año a los representantes de las siete regiones europeas para intercambiar los proyectos y las experiencias respectivas con el fin de lograr un conocimiento global y definir actuaciones que puedan ser compartidas por todos los miembros.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.