Cataluña alcanza un 46,6% de recogida selectiva de residuos municipales

Todavía hay más de la mitad de los residuos municipales generados, 2.149.000 toneladas, que no se recogen selectivamente


413

Un 46,6% de los residuos municipales del total generado en 2021, que fue de 1.878.000 toneladas, se han recogido de forma selectiva. Esto representa un incremento del 3,1% y 52.700 toneladas más que en 2020. Estas son las cifras que se desprenden del balance de los datos de recogida selectiva de los residuos municipales en Cataluña del año 2021 que ha hecho el director de la Agencia de Residuos de Cataluña, Isaac Peraire y Soler, en la Espluga de Francolí (Conca de Barberà).

En cuanto a la cifra de generación de residuos, en 2021 se han generado unos 4 Mt de residuos municipales, un 1,3% más que en 2020, y la generación per cápita se ha situado en 519 kg/hab./año.

En recogida selectiva, por fracciones, las 4 principales (orgánica, vidrio, papel y cartón y envases) han aumentado ligeramente respecto al año anterior. La que más creció fue la materia orgánica (4,6%) seguida del vidrio (3,2%). Los envases y papel/cartón aumentan menos, un 1% y un 0,5% respectivamente. Sin embargo, todavía hay más de la mitad de los residuos municipales generados que no se recogen selectivamente. La restante fracción representa el 53,4% de las toneladas recogidas (2.149.400 t).

La fracción restante debe tratarse antes de destinarla al tratamiento final (depósito o incineración con valorización energética). Se destina previamente a plantas de tratamiento mecánico-biológico* (TMB). En 2021, se ha tratado previamente el 66,7% de la fracción restante generada.

Un dato positivo es el descenso continuo del destino a depósito controlado. En 2021, se han destinado a depósito controlado el 33,6% de los residuos municipales generados. En 2035, de acuerdo con las directivas europeas, sólo se podrá llevar a depósito controlado un máximo del 10% de los residuos municipales generados. La cantidad de toneladas de residuos destinados a depósitos controlados es de 1.352.000 t.

 

Recogida selectiva por comarcas

Las comarcas líderes en la recogida selectiva de los residuos municipales tienen, en parte importante o en su totalidad, municipios con servicio individualizado de recogida selectiva (recogida de puerta a puerta y contenedores cerrados con identificación del usuario).

Estos modelos de recogida selectiva proporcionan índices de recuperación muy elevados, superiores a los modelos tradicionales de anonimato: contenedores abiertos en la vía pública. Los municipios que implantan el modelo de puerta a puerta obtienen de promedio índices entre el 60% y el 90%.

Con los datos de 2021, cabe destacar que comarcas como la Conca de Barberà han obtenido una gran mejora en los resultados de la gestión de los residuos de 2021. La Conca ha disminuido la generación y ha incrementado la recogida selectiva en un 80,43% con la implantación de la recogida de puerta a puerta y de contenedores cerrados en sus 22 municipios.

Sin embargo, existen ámbitos y comarcas que, aunque van mejorando los resultados, todavía obtienen índices de recogida selectiva inferiores al 40%, como el Área Metropolitana de Barcelona (38%) y la Cerdanya (28%). Para mejorar la recogida selectiva en el conjunto del territorio, es imprescindible un aumento entre los municipios del Área Metropolitana de Barcelona, ??con una población de 3.303.927 habitantes.

 

Emergencia climática

La recogida selectiva de los residuos forma parte de las acciones frente a la emergencia climática. La prevención de residuos y la recogida selectiva son acciones que contribuyen a liberar menos CO2. Si se generan menos residuos, se necesitan menos transporte y menos tratamientos. Y, si separamos los materiales que no podemos evitar como residuos, pueden destinarse a valorización y utilizarse de nuevo como materia prima secundaria para disminuir así la extracción y la importación de materias vírgenes.

Por otra parte, al prevenir y aprovechar los materiales, reducimos la cantidad de fracción restante y rechazo a eliminar en depósitos controlados e incineradoras, y las consecuentes emisiones que generan estos tratamientos.

Sin embargo, los datos de 2021 muestran que la generación de residuos municipales en Cataluña no disminuye después de la pandemia. Por eso es necesaria una gran concienciación y avanzar hacia pautas de consumo para que no haya tantos residuos. Los productos deben ser repensados ??para devolverse a los proveedores y diseñados para ser duraderos y aprovechables. Además, la ciudadanía y los comercios deben tomar conciencia sobre el desperdicio de recursos y que hay que prevenir y hacer bien la recogida selectiva para que después los entes locales puedan enviar los residuos a tratar a los gestores de residuos y estos gestores puedan obtener materiales para un nuevo ciclo productivo.

 

Objetivos europeos de reciclaje

La Unión Europea ha establecido unos objetivos de reciclaje ambiciosos en los estados miembros a corto y medio plazo, retos que tienen como finalidad profundizar en la mejora del reciclaje para formar unos hábitos donde todo el mundo, la ciudadanía y todas las actividades económicas (comercios, servicios , industrias), seamos conscientes sobre la importancia de realizar una buena gestión de los residuos que generamos.

Cataluña, en 2021, no ha logrado reducir la generación, pero ha alcanzado un índice de recogida selectiva de los residuos municipales del 46,6% y se calcula que se consigue valorizar el 40% de estos residuos generados.

En 2020, los Estados miembros debían cumplir un objetivo de reciclaje del 50%; en 2025, este objetivo es del 55%; en 2030, del 60%, y en 2035, del 65%. Aparte, en 2035, los estados miembros no podrán destinar a depósito controlado más de un 10% de los residuos municipales.

 

Ayudas económicas para implantar sistemas eficientes de recogida selectiva

La Agencia de Residuos de Cataluña sigue trabajando para impulsar la recogida selectiva de los municipios. A mediados de junio, la ARC dio a conocer las concesiones de la convocatoria 2021 de fomento de la recogida selectiva. Ha otorgado 22 millones de euros a 74 entes locales (incluidos más de 300.000 euros a productores, como Mercabarna, o actividades de compostaje en empresas y campings) para fomentar la recogida selectiva de los residuos municipales, y, en particular, para que los municipios implanten sistemas eficientes de recogida selectiva, claves para incrementar la recogida selectiva en Cataluña y cumplir los objetivos europeos de reciclaje.

La ARC también ha dado a conocer recientemente las concesiones de la convocatoria de subvenciones para mejorar infraestructuras para la gestión de los residuos municipales en Cataluña del año 2022. Ha otorgado 13,6 M€ a 14 entes locales para mejorar infraestructuras de tratamiento de los residuos municipales y para impulsar otras nuevas. Se financiarán 26 proyectos de instalaciones de tratamiento de la fracción orgánica de los residuos municipales recogida selectivamente, de preparación para la reutilización y tratamiento mecánico y biológico de la fracción restante y orgánica.

Por último, en julio de 2021, la ARC dio a conocer las concesiones de la convocatoria para la Compra Pública de Innovación (CPI) en materia de recogida selectiva de residuos. La ARC otorgó ayudas económicas por un valor de 10 millones de euros, procedentes de fondos europeos, a municipios y entes supramunicipales para facilitar la implantación de modelos eficientes de recogida selectiva.

 

Anteproyecto de ley de prevención y gestión de los residuos y de uso eficiente de los recursos de Cataluña

La Agencia de Residuos de Cataluña trabaja en el borrador de la nueva ley de residuos de Cataluña, que quiere ser una herramienta transformadora del modelo productivo a fin de propiciar un consumo más responsable, preventivo y que evite el exceso de embalajes en los productos. Asimismo, pretende ser una norma que cambie linealidad por circularidad. Los residuos son recursos y, como tales, deben ser recuperados y devueltos a la cadena de valor para convertirse en nuevos productos. Las medidas que se adopten tendrán que ser coherentes con las estrategias de lucha contra el cambio climático y de residuo cero.

Se prevé que la nueva ley deberá definir dos aspectos clave: 1. los entes locales deberían optar por sistemas de recogida selectiva de alta eficiencia (recogida de puerta a puerta o sistema de contenedores cerrados), y 2. los entes locales deberían aplicar la tasa justa como mecanismo económico y fiscal que incentive la prevención y la separación correcta en origen y la participación en la recogida selectiva de los residuos a los usuarios a los que presta el servicio.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA