SEDIGAS confía en el liderazgo español en la generación de gases renovables

En la reunión anual del sector gasista, se ha reclamado la relevancia estratégica del gas en la seguridad de suministro y en la transformación de la matriz energética europea


998

Con una infraestructura gasista de más de 100.000 kilómetros de red de transporte y distribución ya preparados para la circulación de gases renovables, cinco instalaciones que producen actualmente biometano y lo inyectan en la red y más de 200 proyectos en cartera que podrían ver la luz en los próximos dos años, España puede y debe asumir el liderazgo europeo en la generación de gases de origen renovable. Así lo ha reivindicado hoy la Asociación Española del Gas, SEDIGAS, en su Reunión Anual 2022, cita de referencia del sector gasista en nuestro país.

“En España tenemos un gran potencial de gases renovables que son fundamentales para la seguridad de suministro y para el proceso de descarbonización de la economía. Este potencial está absolutamente alineado con los compromisos y los objetivos de reducción de la dependencia energética exterior y de descarbonización asumidos desde Bruselas”, ha asegurado Joan Batalla, presidente de SEDIGAS. “En términos de biometano, la Unión Europea reconoce que somos el tercer país con mayor potencial. En cuanto al hidrógeno, somos la primera potencia para la producción y exportación de hidrógeno. En este sentido, el biometano es el presente, atendiendo a que es una tecnología madura y competitiva, y el hidrógeno, sin duda, es el vector energético del futuro”, ha añadido.

Según datos de la Comisión Europea, el potencial técnico español para producir biometano alcanza los 122 TWh (cifra que representa más de una tercera parte de los 378 TWh de la demanda nacional de gas en 2021), pero que comparándolos con los datos del informe de IDAE podrían llegar a los 137 TWh. A la vista de este potencial, SEDIGAS considera que España debería marcarse un objetivo ambicioso de producir biometano para cubrir en torno al 10% de toda la demanda gasista en 2030.

 

El gas, energía de transformación alineada con los objetivos de la Unión Europea

Las infraestructuras existentes y el potencial renovable en la generación de biometano e hidrógeno, así como su fácil integración en los procesos de producción industriales ya existentes posicionan al gas como una energía de transformación para alcanzar los objetivos europeos de descarbonización.

Para Batalla, “el gas es uno de los vectores energéticos con mayor potencial de transformación para impulsar la transición energética que ambiciona la Unión Europea porque las infraestructuras ya existen y las soluciones renovables son fácilmente integrables en los sectores y procesos industriales más complejos de descarbonizar”.

En su hoja de ruta REPowerEU para frenar la crisis energética y acelerar la desconexión de Rusia, la Unión Europea otorga una relevancia estratégica al impulso de los gases renovables como alternativa para un futuro más verde y con una mayor soberanía energética.

 

Ampliar interconexiones para reforzar el mercado energético común

La aceleración del hidrógeno y del biometano son dos de las grandes apuestas para conseguirlo, y el plan europeo marca objetivos tan ambiciosos como aumentar la producción e importación de hidrógeno renovable hasta los 20 millones de toneladas en 2030, o ampliar hasta los 35.000 metros cúbicos (35 bcm) la producción de biometano. Para ello, ha propuesto destinar 27.000 millones de euros al despliegue de infraestructuras de hidrógeno y otros 10.000 millones de euros para reforzar las infraestructuras gasistas por las que circularán los gases de origen renovable.

“Es imprescindible avanzar en el despliegue de infraestructuras para el aprovechamiento de los gases renovables y hay que seguir ampliando las interconexiones del sistema gasista español -por donde ya pueden circular, de forma eficiente en costes, los gases renovables- con Europa”, ha asegurado en el evento Naiara Ortiz de Mendíbil, secretaria general de SEDIGAS, que ha recordado que impulsando y ampliando la capacidad de intercambio entre los países de la Unión Europea se robustece el mercado energético común con el consiguiente beneficio tanto para consumidores domésticos como industriales.

“No debemos olvidar además que el gas no es solo fuente básica de suministro energético, sino también materia prima indispensable en procesos productivos de industrias básicas. Así, fomentando la generación, la inyección en red y el consumo de gases de origen renovable estamos contribuyendo a descarbonizar sectores donde la descarbonización supone un reto más complejo”, ha añadido Ortiz de Mendíbil, recordando la contribución del biogás y del biometano al avance hacia la economía circular por el aprovechamiento de los residuos procedentes de las relevantes industrias agropecuaria y agroalimentaria y de gestión de residuos que hay en España. También ha señalado el impacto positivo sobre el medio rural y su contribución a políticas transversales de país que persiguen el reequilibrio territorial y demográfico frente al fenómeno de la España vaciada.

 

El gas, estratégico para la seguridad de suministro y la soberanía energética

Por otra parte, SEDIGAS ha querido poner en valor el esfuerzo llevado a cabo por el sector gasista español para garantizar la seguridad de suministro en España en un contexto extraordinariamente volátil a causa de la invasión rusa de Ucrania.

“El gas procedente de Rusia representa un porcentaje menor del suministro del mercado español y gracias a la diversificación del aprovisionamiento que permite nuestra infraestructura actual, nuestro país no está sometido a las tensiones y riesgos de otros países europeos de nuestro entorno”, ha indicado Batalla.

España dispone de un tercio de la capacidad de almacenamiento de gas natural licuado en Europa y cerca de un 25% de la de regasificación. Con esta infraestructura, junto al desarrollo de nuevas conexiones internacionales con Europa, España podría desempeñar un papel clave en la seguridad de suministro de los Veintisiete.

 

La cuadragésimo octava Reunión Anual de SEDIGAS

La Reunión Anual 2022 de SEDIGAS se ha celebrado en Madrid y ha contado con la intervención de la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, en la inauguración de la jornada, y de Cani Fernández, presidenta de la CNMC, en la clausura.

El evento, articulado en torno a diferentes paneles y mesas de debate, ha contado con la participación de relevantes directivos y profesionales del sector gasista (ENAGÁS, NATURGY, NORTEGAS, REDEXIS, ENERGINET GAS, NEDGIA, GALP GND, PAVILION ENERGY) y de otras áreas como la sostenibilidad, la economía, la inversión ESG o la geopolítica (BANCO DE ESPAÑA, FUNCAS, CAIXABANK, PwC, REPSOL); así como representantes de asociaciones de industrias españolas clave (ALA, ASCER, ASPAPEL, GAS INDUSTRIAL,) que han analizado el impacto en la competitividad de las diferentes medidas en materia de clima y energía que se están impulsado tanto a nivel europeo como nacional para acelerar la transición ecológica. 

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA