Eggersmann suministra su primera volteadora BACKHUS A55 en Ibiza

Será la encargada de voltear los residuos en el área de maduración del Complejo Medioambiental de Ibiza y Formentera


833

Finalmente, la volteadora de pilas BACKHUS A55 ha desembarcado en Ibiza y será la encargada de voltear los residuos en el área de maduración del Complejo Medioambiental de Ibiza y Formentera.

Equipada para cumplir con todas las exigencias, la BACKHUS de la Serie A ofrece la máxima eficacia combinada con la máxima versatilidad. Con un ancho de pilas de 5,5 m y una altura de 2,5 m, puede llegar a 1alcanzar una capacidad de volteo de hasta 4.500 m3/h.

Para el conductor de la volteadora de pilas, BACKHUS ha diseñado una increíble zona de confort. Dispone de una amplia cabina panorámica con emplazamiento central, de fácil acceso, con una visión de 360 grados y sin ángulos muertos. Además, el conductor está sentado cómodamente en un asiento regulable y con suspensión, con elementos de mando en los apoyabrazos, la conducción se realiza con una mano mediante un Joystick. Con la pantalla de color interactiva se controla y puede verse en detalle el estado de la máquina. La climatización y los filtros de la cabina ofrecen al conductor un agradable ambiente de trabajo. No sólo su manejo es sencillo y ergonómico, también lo es su mantenimiento, gracias a un acceso sin complicaciones a las partes que precisan mantenimiento e inspección.

La BACKHUS A55 destaca también por su tecnología diésel de bajo consumo. El motor que incorpora cumple con todas las normativas de emisiones actuales europeas.

La aireación y homogeneización del material se consigue gracias al rotor de gran diámetro equipado con herramientas y rastrillos de proyección reforzados de alta durabilidad. El rotor se eleva/baja independientemente del chasis y es reversible. Cuando la volteadora pasa por encima de la pila se suelta el material y por dicho motivo, se homogeniza su estructura y el contenido de agua. Tanto en la zona central como en los laterales de la pila se consigue un mezclado óptimo. Al mismo tiempo, se logra una salida continuada y controlada del material, además de oxigenarlo correctamente. La trampilla hidráulica posterior permite una óptima formación de la pila y controlar el material que se lanza.

Por último, las barredoras de paso permiten que las pilas se puedan colocar una al lado de la otra, sin espacios intermedios. No hace falta dejar un pasillo entre pilas, con lo que hay un mejor aprovechamiento del espacio disponible. Las barredoras operan independientemente del bastidor y su contacto continuo con la superficie permite compensar las irregulares del terreno. Impiden al material pasar por debajo de las orugas y que la volteadora se monte por encima de la pila perdiendo tracción.

Presentes con más de 1.400 máquinas en más de 75 países, la firma Eggersmann GmbH con la marca BACKHUS sigue siendo el líder a nivel mundial en la fabricación de volteadoras.

Entidad
EGGERSMANN

EGGERSMANN

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA