El biogás está integrado en la bioeconomía de la UE

¿Cómo puede la bioeconomía de la UE contribuir mejor a la transición hacia el desarrollo sostenible y una economía climáticamente neutra para 2050?


1064

En abril de 2021, la Comisión Europea publicó un informe que presenta cuatro escenarios para la futura bioeconomía de la UE hasta 2050. Uno de los escenarios presentados en el informe es particularmente alentador para nuestro sector, ya que prevé un crecimiento de la industria de base biológica. sostenida por un intenso flujo de biomasa importada (y certificada). La producción de biogás y biometano puede desempeñar un papel clave en una futura bioeconomía circular sostenible de la UE.

En 2018, la Comisión Europea presentó un plan de acción para desarrollar una bioeconomía que sirva a la sociedad, el medio ambiente y la economía de Europa. La Estrategia de bioeconomía de la UE de 2018 tiene como objetivo desarrollar una bioeconomía circular y sostenible para Europa, fortaleciendo la conexión entre la economía, la sociedad y el medio ambiente. Aborda desafíos globales como el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por las Naciones Unidas y los objetivos climáticos del Acuerdo de París.

 

Una bioeconomía eficaz de la UE para 2050 con biogás y digestato

En este contexto, la Comisión Europea creó una red externa ad-hoc de expertos para explorar posibles escenarios hacia la bioeconomía de la UE en 2050, con un enfoque en la neutralidad climática y el desarrollo sostenible.

Uno de los escenarios presentados en el informe es particularmente alentador para el sector del biogás, ya que incluye un crecimiento de la bioenergía y los biomateriales. De hecho, la Comisión Europea prevé que la industria de base biológica crecerá un 20% hasta 2030 y un 50% hasta 2050, sostenida por un intenso flujo de biomasa importada (y certificada). Este escenario prevé un marco favorable para el desarrollo de biocombustibles avanzados derivados de residuos y desechos domésticos para 2050.

También prevé un aumento del 75% en la producción de biometano vinculada a las granjas de animales para 2050, y un crecimiento del mercado de digestato del 67% durante el mismo período de tiempo.

La combinación de actividades agrícolas con la producción de energía renovable a través del biogás tiene un triple beneficio adicional: ayuda a los agricultores a gestionar sus desechos y residuos de manera eficiente para producir energía renovable y reemplazar el uso de combustibles fósiles, evita las emisiones de metano por la descomposición de residuos al aire libre, mejora la calidad del suelo y la biodiversidad del suelo en las tierras agrícolas con el uso de digestato como fertilizante orgánico, evitando la producción de fertilizantes minerales intensivos en carbono. La promoción de prácticas agrícolas sostenibles y eficientes es un motor importante del desarrollo rural.

 

El potencial del digestato como biofertilizante en el sector agrícola de la UE

El digestato es la parte restante de la biomasa degradada después de la producción de biogás: es materia orgánica estable rica en diversos nutrientes (N, P, K). Dependiendo de la materia prima utilizada para la producción de biogás, el digestato puede utilizarse directamente como fertilizante orgánico. También se puede mejorar aún más para recuperar nutrientes minerales de alta calidad.

El uso del digestato como fertilizante orgánico ofrece múltiples ventajas: permite la reutilización de nutrientes y sustituye al fertilizante mineral de origen fósil. En comparación con el estiércol crudo, el digestato también se desinfecta, ya que el proceso de producción de biogás neutraliza la mayoría de los patógenos contenidos en la materia prima original, como las bacterias y las enfermedades de los cultivos.

Por lo tanto, la mejora del digestato y el reciclaje de nutrientes pueden desempeñar un papel clave en el desarrollo de una bioeconomía de la UE sostenible, limpia y eficiente en el uso de los recursos.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA