El Consejo Europeo adopta nuevas reglas para baterías más sostenibles

Las nuevas normas promoverán el desarrollo de cadenas de producción de baterías sostenibles y seguras a lo largo de su ciclo de vida


886

El Consejo Europeo ha adoptado una orientación general sobre una propuesta de Reglamento para reforzar la legislación de la UE sobre pilas y pilas de desecho. Las nuevas normas promoverán el desarrollo de cadenas de producción de baterías sostenibles y seguras a lo largo de su ciclo de vida y crearán condiciones equitativas en el mercado interior.

La posición negociadora del Consejo mantiene y refuerza los fundamentos de la propuesta original de la Comisión Europea, incluido el "pasaporte de la batería", restricciones estrictas para sustancias peligrosas, una huella de carbono para las baterías, responsabilidad ampliada del productor y la obligación de que las baterías nuevas contengan materiales reciclados y requerimientos de diligencia debida para las cadenas de suministro.

El enfoque general amplía el ámbito de aplicación del Reglamento a los módulos de batería prefabricados y a todas las baterías de vehículos eléctricos.

Mantiene los objetivos para que los productores recojan baterías portátiles de desecho e introduce un objetivo de recolección específico para baterías portátiles para medios de transporte ligeros (por ejemplo, bicicletas eléctricas, ciclomotores eléctricos, scooters electrónicos).

El enfoque general mantiene un calendario ambicioso y equilibrado al poner el énfasis en las disposiciones relacionadas con las baterías para vehículos eléctricos, en particular en lo que respecta a la huella de carbono y los requisitos de rendimiento. El desarrollo de este mercado es una de las condiciones para la descarbonización de la economía y la sociedad.

El enfoque general también garantiza el derecho de iniciativa de los estados miembros para proponer restricciones sobre la presencia de sustancias peligrosas en las baterías en cada paso de su ciclo de vida.

También tiene como objetivo hacer que el texto sea más coherente y claro y facilitar su aplicación por parte de los estados miembros y los actores económicos en el mercado, que necesitan claridad y certeza para comprometer las inversiones necesarias para la transición verde.  

"Las baterías son un elemento clave de la transición hacia la energía limpia. Las nuevas normas promoverán la competitividad de la industria y las cadenas de producción europeas y pondrán a disposición más baterías para nuestro cambio hacia modos de transporte de cero emisiones. Las nuevas reglas garantizarán que las baterías al final de su vida útil se recolecten adecuadamente y no terminen desechadas en el medio ambiente. Esto evitará que las sustancias tóxicas que contienen se liberen en el medio ambiente y limitará drásticamente el desperdicio de materiales preciosos que podrían recuperarse en el contexto de una economía circular", destaca Barbara Pompili - Ministra para la Transición Ecológica.

 

Antecedentes y próximos pasos

La propuesta de reglamento sobre baterías, presentada por la Comisión Europea el 10 de diciembre de 2020, tiene como objetivo establecer un sector de economía circular al abordar todas las etapas del ciclo de vida de las baterías, desde el diseño hasta el tratamiento de residuos. Esta iniciativa es de gran importancia, especialmente ante el masivo desarrollo de la movilidad eléctrica, desde el punto de vista ambiental, económico y social. También es muy importante en términos de soberanía tecnológica para la Unión Europea.

El nuevo reglamento sustituirá a la actual directiva sobre pilas de 2006 y completará la legislación existente, especialmente en materia de gestión de residuos.

La propuesta de la Comisión fue objeto de un primer intercambio de puntos de vista durante el Consejo de Medio Ambiente de marzo de 2021, un informe de situación inicial en el Consejo de Medio Ambiente de junio de 2021 y un segundo informe de situación en el Consejo de Medio Ambiente de diciembre de 2021. El Parlamento Europeo adoptó su acuerdo de negociación posición en el pleno el 10 de marzo de 2022. El Consejo y el Parlamento iniciarán ahora negociaciones con vistas a avanzar hacia un acuerdo sobre el texto final en primera lectura.

RRSS
Archivado en:
Residuos, Otros, Europa


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA