El Consorci dels Residus del Vallès Oriental conoce de primera mano el Complejo Medioambiental de Gipuzkoa

Representantes del Consorci del Vallès Oriental se han interesado por el modelo de tratamiento de la fracción orgánica y la planta de biometanización


482

14/02/2020

El presidente del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa, José Ignacio Asensio; representantes del Consorci del Vallès Oriental, entre ellos su presidente Albert Camps, y alcaldes de la zona, han visitado las instalaciones del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa (CMG). Su interés se ha centrado especialmente en la planta de biometanización del CMG-2, ya que prevén una ampliación de su planta de Compostaje y Biometanización. Durante la visita, se han recorrido las diferentes plantas e instalaciones que integran el Complejo.

La planta de biometanización del CMG-2 tiene una capacidad de 40.000 toneladas anuales y recibe materia orgánica recogida selectivamente. Esta instalación dispone de una tecnología que permite obtener biogás a partir de la fracción orgánica de los residuos y producir energía. Se estima que la planta generará 13.000 MWh al año, energía suficiente para abastecer las necesidades de 4.000 hogares. Esta instalación, junto con la planta de compostaje de Epele, con capacidad para tratar 10.000 Tn. y producir 4.000 Tn. de compost anuales,  garantizan el tratamiento del 100% de la materia orgánica recogida en Gipuzkoa. La planta cuenta con la posibilidad de ampliación en 20.000 t/año, en función de las necesidades futuras. La nave donde se realiza el tratamiento tiene 2.500 m2 de superficie y 11 metros de altura y está situada al oeste de la parcela del CMG2.

Además de la planta de biometanización los representantes del Consorci han visitado el resto de las instalaciones y plantas de las dos fases del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa, que se encuentran funcionando en período de pruebas. La planta de valorización energética continúa con las pruebas de combustión y ha iniciado recientemente el funcionamiento en continuo de las líneas de incineración. La previsión es que la instalación esté plenamente operativa para finales del próximo mes de marzo. Una vez puesta en marcha esta instalación, se prevé que genere 160.000 MWh al año, suficientes para abastecer de energía eléctrica a 45.000 hogares y 130.000 personas aproximadamente.

La planta de tratamiento de escorias ha comenzado a recibir los primeros restos sólidos procedentes de las pruebas de combustión de la planta de valorización energética y ha iniciado los primeros procesos de tratamiento. La instalación reciclará las escorias producidas, transformándolas en áridos reciclados para ser ser empleadas en obra pública. Por lo que respecta a la planta de tratamiento mecánico biológico (TMB) que recupera los residuos reciclables, antes de enviar la fracción resto a la planta de valorización energética, se encuentra ya funcionando al 80% de su capacidad.

Al término de la visita, el presidente del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa, José Ignacio Asensio, ha manifestado la importancia que tiene para Gipuzkoa contar con infraestructuras que le permitan gestionar sus residuos de manera “segura, moderna y sostenible”. En este sentido, ha manifestado que “hoy somos más conscientes que nunca de la necesidad de acabar definitivamente con la era de los vertederos e impulsar en Gipuzkoa la economía circular, transformando los residuos en materias primas y generando energía renovable”.

Por su parte, Albert Camps, presidente del Consorci dels Residus del Vallès, ha subrayado que “los resultados de Gipuzkoa en la recogida selectiva y su estrategia de tratamiento de la fracción orgánica marcan el camino a seguir”.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.