El Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia culmina las obras de la mayor planta fotovoltaica de Bizkaia

Situada en la ETAP de Venta Alta (Arrigorriaga, Bizkaia), la producción de energía estimada viene a suponer más de un 17% del consumo medio anual de la planta


740

La solar fotovoltaica es la tecnología que tiene como objetivo producir energía eléctrica a partir de la energía solar. Esta generación de energía eléctrica sin emisiones de gases contaminantes, se produce como resultado de la captación directa de energía solar mediante la intervención del llamado efecto fotovoltaico y como resultado, se disfruta de una mayor independencia energética, obteniendo además de un ahorro económico en la factura, una mejora en el medio ambiente.

Fue en 2012 cuando el Consorcio comenzó a valorar la oportunidad de dotarse de una instalacion de estas características en previsión de la necesidad de amortiguar los efectos de la volatilidad de los precios de la electricidad, realizando para ello, un estudio de viabilidad inicial.

En aquel momento, con los precios que tenían los módulos solares, la rentabilidad del proyecto no era muy clara, con lo que se pospuso a que el mercado de los paneles avanzara. Tres años después, con la publicación del Real Decreto 900/2015 de 9 de octubre, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo, popularmente conocido como “impuesto al sol”, el proyecto pasó a ser completamente inviable desde el punto de vista económico y quedó descartado.

Tiempo despúes y coadyuvado por la circunstancia de que dicha regulación fuera modificada en 2018 en virtud  del Real Decreto 15/2018 de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores y ciertos preceptos quedaron derogados de manera parcial, se pudo volver a plantear la viabilidad del proyecto, debido en gran medida a que esta nueva norma, introdujo nuevos principios fundamentales relativos a la actividad de autoconsumo y modificaciones en lo que a los permisos de acceso y conexión se refiere.

En un contexto mucho más posibilitador en el que normativa, tecnología  y mercado favorecían la inversión, se comenzó con la redacción del proyecto en toda su extensíon y complejidad.

 

Proyecto constructivo

Con la definición en detalle de cómo iba a ser la central de generación de energíafotovoltaica, una de las principales características del diseño que fue motivo de un análisis exhaustivo, fue la disposición de las placas en la superficie del depósito y el modo de sujeción a la cubierta.

Por un lado, teniendo en cuenta que la cubierta era existente y debía soportar este nuevo uso, se calculó qué esfuerzos iba a tener que soportar en el caso de utilizar soluciones lastradas o ancladas, de forma que se mantuviera la integridad de la cubierta con un margen de seguridad amplio, y por otro lado, se minimizara el riesgo de daños por viento y otras inclemencias.

De esta forma, se optó por una disposición con orientación al sur y 30º de inclinación que optimizara el aprovechamiento de la irradiación solar disponible sobre una estructura portante de aluminio anodizado con deflectores para la reducción de la carga del viento sujeta mediante anclajes a la cubierta.

En cuanto a la potencia de la instalación, ésta se ajustó a la línea base de consumo de la ETAP, que es de 555KW,  quedando instalado además, un relé antivertido que impide exportar los excedentes, de forma que la instalación está diseñada únicamente para el autoconsumo. Todo ello con el propósito de optimizar la rentabilidad de la instalación y permitiendo generar energía que se necesitará de día.

El proyecto constructivo se finalizó y aprobó en septiembre de 2019 licitándose la construcción de la planta fotovoltaica a finales de ese mismo año por un importe 777.053,46. El contrato se adjudicó a Tecuni por 652.010,43 y las obras se iniciaron octubre del 2020.

 

Construcción de la instalación

La instalación tal y como se definió en el proyecto se realizó aprovechando la cubierta de uno de los depósitos de agua tratada de la ETAP de Venta Alta, lo que permitía cubrir los requerimientos energéticos de toda la planta en lashoras de sol, pasando a funcionar en modalidad de autoconsumo con fuentes propias de energía renovable (1200 horas/año).

El campo solar resultante e instalado se compone de 1.284 paneles fotovoltaicos monocristalinos de tipo PERC monofaciales, de 455W cada uno. Con ellos se han formado 50 series de 26 módulos y dos series de 18, de forma que la tensiónmáxima del bus de continua es de 1500 Vdc, en los que se han instalado reguladores MPTT cada dos series para maximizar el aprovechamiento de la energía generada.

Las series se han conectado a 3 inversores, de 185 kW de potencia cada uno, que transforman los 1500 Vdc en 800Vac quedado así los inversores, integrados en el sistema SCADA de la ETAP, de forma que se pueda supervisar en tiempo real y en continuo el estado del sistema de generación.

Para aprovechar al máximo la irradiación solar disponible, las placas se han instalado sobre una estructura de aluminio anclada a la cubierta con una inclinación de 30º, que incluye deflectores para reducir la carga de viento

Finalmente, una de las partes más complejas y de mayores garantías  de la instalación fue la construcción de la línea de evacuación y conexión al anillo de media tensión de la ETAP, para lo que se ha ejecutado una nueva canalización desde el depósito hasta el edificio de 2ª fase de Venta Alta, donde se ha instalado un nuevo transformador que permite el uso de la energía generada en el proceso de tratamiento de la planta.

El importe final de las obras se ha podido reducir casi un 8% respecto del precio ofertado por el adjudicatario, principalmente debido a que la ejecución de la canalización de la línea de evacuación resultó ser  más sencilla de lo que se esperaba en el proyecto.

La producción energía estimada es de unos 595 MWh, lo que resulta ser sobre un sexto del consumo medio anual de la ETAP.

Gracias al ahorro que producirá y teniendo en cuenta el escenario actual de precios de la energía, se espera que la inversión en la planta fotovoltaica se rentabilice en unos 7 años.

Gracias a esta instalación fotovoltaíca, el Consorcio ha conseguido:

  • Mayor independencia energética: La creciente demanda de energía a nivel global hace que el precio de la energía siga subiendo y tomando la fuente solar esto no ocurre de manera que están en estudio nuevos desarrollos similares.

  • Gran ahorro económico. Al generar parte de la energía demandada ya no es necesario comprarla y por tanto la factura eléctrica se reduce. Con las placas instaladas, la ETAP de Venta Alta verá reducida su factura de la luz.

  • Fiabilidad: Producir energía con una instalación de autoconsumo solar nos permitirá tener un coste fijo en los próximos 25 años simplemente aprovechando la cubierta del edificio y poniendo en valor un espacio improductivo.

  • Beneficio medioambiental: Una instalación solar evita que una gran cantidad de gases contaminantes sean enviados a la atmósfera, colaborando con la sostenibilidad del territorio y el cumplimiento de los compromisos establecidos en la Agenda 2030.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA