El Pallars Sobirà continúa al frente de la recogida selectiva en las comarcas del Ponent y el Alt Pirineu

La Cerdanya se mantiene a la cola otro año pero incrementa casi tres puntos la recogida selectiva neta


322

22/10/2018

El director de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC), Josep Maria Tost, ha presentado este viernes los datos de residuos municipales a los ámbitos de Lleida y el Alt Pirineu y Aran correspondientes al 2017. Las cifras, correspondientes a las comarcas de Alt Urgell, Alta Ribagorça, Cerdanya, Garrigues, Noguera, Pallars Jussà, Pallars Sobirà, el Plan de Urgell, Segarra, Segrià, Urgell y la Val d'Aran, indican que el Pallars Sobirà sigue siendo la comarca separa más los residuos municipales con un 46,47% de recogida selectiva limpia, aunque en 2017 en disminuyó ligeramente el porcentaje respecto al año anterior, entonces había sido de un 48,16 %.

Con la implantación del modelo puerta a puerta, el Pallars Sobirà comenzó a encabezar la recogida selectiva neta en las comarcas de Lleida el año 2015 con un 44,85%. Pasó en un año del 25,7% al 44,85%, un incremento de casi 20 puntos. Actualmente, el Pallars Sobirà es la segunda comarca del país con el mejor índice de recogida selectiva después de Osona con un 52,36%.

La Cerdanya en esta ocasión ha incrementado casi tres puntos la recogida selectiva neta respecto al año pasado pero sigue siendo la comarca que menos separa los residuos. En 2016 obtuvo un 19,5% y, actualmente, se encuentra en un 22,3%.

Hay cuatro comarcas que superan la media de Cataluña de recogida selectiva neta que se sitúa en el 32% . Son el Pallars Sobirà, Alt Urgell, Segarra y el Plan de Urgell.

Durante la presentación de los datos, Josep Maria Tost, ha defendido que incrementar la recogida selectiva de la orgánica es clave, porque "sin ella es imposible alcanzar los objetivos comunitarios". Recordó que también es importante la recogida selectiva de los grandes productores de residuos, porque "más del 50% de los envases de vidrio provienen de hoteles, bares y restaurantes", así como mejorar la recogida en las capitales de comarca y los municipios de más de 50.000 habitantes,"donde hay miles de toneladas" .

Generación de residuos municipales

El año 2017, en el conjunto del ámbito de Lleida y el Alt Pirineu se generaron 198.603toneladas de residuos municipales. Hubo un aumento de un 2,19% respecto al año 2016, cuando se habían generado 194.355 toneladas. La generación per cápita se situó en 1,26 kg / hab. / Día, por debajo de la media de Cataluña que es de 1,40 kg / hab. / Día.

La zona que generó más residuos per cápita fue el Valle de Arán, con un ratio de 2,68 kg / hab. / Día, o 979,51 kg / hab. / Año. En cambio, la comarca que generó menos fue las Garrigues, con 1,09 kg / hab. / Día, o 396,63 kg / hab. / Año. En 2016 Val de Aran había sido también la más generadora de residuos, con un ratio de 2,69 kg / hab. / Día, o 983,39 kg / hab. / Año.

Los municipios con influencia del turismo se resienten en la gestión de residuos. Este hecho puede estar relacionado con el índice de recogida selectiva de la Cerdanya, el ratio de generación de residuos en el Valle de Aran o el porcentaje de impropios en esta comarca.

El puerta a puerta en el Segrià y la prueba piloto en la ciudad de Lleida

Este otoño el Consejo Comarcal del Segrià está en pleno proceso de implantación de cambios en la recogida selectiva de los residuos. 37 municipios de la comarca cambiarán el modelo de recogida de residuos este año, 22 implantarán la recogida puerta a puerta y 15 pondrán nuevas áreas de aportación, con contenedores modernos agrupados en islas de 5 fracciones.

Teniendo en cuenta los buenos índices de recogida selectiva que se obtienen con el puerta a puerta -superiores al 60% - y la experiencia de la implantación de este servicio en municipios similares, el puerta a puerta en el Segrià debe permitir incrementar sustancialmente el índice de recogida selectiva en la comarca y ha de influir positivamente en el ámbito de Ponent y el Alt Pirineu. 

Por otra parte, Lleida comenzará el próximo 5 de noviembre una prueba piloto de recogida puerta a puerta domiciliaria a dos barrios de la ciudad -Ciudad Jardín y Villa Montcada-.

Teniendo en cuenta la influencia de las ciudades (más de 60.000 habitantes) y de los municipios urbanos (entre 15.000 y 60.000 habitantes) en la media de recogida selectiva de la demarcación y del conjunto de Cataluña, es bien positivo que Lleida haya decidido introducir cambios para mejorar la recogida selectiva. La ciudad tiene 137.327 habitantes y el 2017 tuvo una recogida selectiva neta del 26,60%.

La ciudad de Lleida ha implantado con éxito un nuevo servicio de recogida comercial puerta a puerta. Se inició en diciembre de 2016 con los grandes productores de la ciudad y en junio de 2017 comenzó la recogida en los establecimientos del eje comercial. Con todo, la recogida se ha movido de un 26,17% en 2016 a un 30,98% en 2017, con un incremento del 4,81%.

Municipios en el podio

Este año, además de mostrar para mostrar por comarcas los datos de los municipios que separan más los residuos (ver cifras en el dossier de prensa), se han desglosado según el número de población.

La orgánica, estabilizada

La fracción orgánica representa en peso casi un 40% de los residuos municipales, la mayor parte de lo que tiramos. El papel representa un 11,7% de los residuos municipales, y los envases, si bien ocupan volumen, representan el 10,3% de los residuos que, de media, se generan en un hogar cualquiera.

Desde el año 2012 la recogida selectiva de la fracción orgánica está estabilizada en Cataluña en torno a las 385.786 toneladas recogidas anualmente. Aumentar la recogida de esta fracción es fundamental para impulsar la recogida selectiva en Cataluña.

Repunte de la selectiva

La recogida selectiva en Cataluña ha aumentado un 7% interanual -el año 2017 se recogieron más de 100.000 toneladas más que el año 2016-. Se trata del incremento más alto de los últimos cinco años, atribuible a una mayor concienciación ciudadana, a efectos de las campañas de sensibilización, al incremento de la dotación de las ayudas de la ARC a los entes locales para el fomento la separación de los residuos municipales -que en 2017 alcanzaron los 8,2 millones de euros para proyectos de prevención, fomento de la recogida selectiva de orgánica e implantación de deixalleries-, a la implantación de sistemas de recogida más eficientes, ya la subida del canon de los residuos municipales -establecido en 2017 en 30 € / tonelada destinada al vertedero y que actualmente se sitúa en 35,6 € / tonelada.

El incremento de los cánones sobre la eliminación de los residuos municipales se hace de forma progresiva y continuada hasta el año 2020 -hasta cerca de 50 € / tonelada si va al vertedero y de 25 € / tonelada si s'incinera- para encarecer el coste de las opciones de gestión ambientalmente menos adecuadas y promover la prevención, la recogida selectiva y el reciclaje material.

Del total de los residuos municipales, el año pasado se recogió selectivamente prácticamente el 40% , es decir, 1,54 millones de toneladas, cifra que representa un aumento respecto al año anterior del 7%.

Todas las fracciones ordinarias que se recogen de forma selectiva han crecido. La que lo ha hecho en mayor medida ha sido el papel y cartón (+ 12,30%), seguida del vidrio (+ 10%), los envases ligeros (+ 4,69%) y la orgánica (+2,02 %). Cada persona entregó a los sistemas de recogida selectiva, de media, 51,1 kg de orgánica, 39,2 kg de papel y cartón, 24,2 kg de vidrio y 19,3 kg de envases ligeros.

Puede consultar el detalle de la recogida de los residuos municipales del 2016 para todas las comarcas y municipios al web de la Agencia de Residuos de Cataluña.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.