"Forestalia fue pionera en la apuesta por unas energías renovables libres de primas y subsidios"

Entrevistamos a Carlos Reyero, Director General de Forestalia


2245

Economista de 61 años, Carlos Reyero cuenta con vasta experiencia internacional en grupos como Dragados, Grupo ACS y Globalvia, en distintos sectores, como construcción, concesiones, renovables, industrial o servicios medioambientales, entre otros. Hablamos con él en esta entrevista para abordar su visión sobre el sector de la biomasa y la estrategia de la compañía.

 

Pregunta. Para comenzar nos gustaría saber un poco más sobre la compañía, ¿qué es Forestalia y cuál es vuestra visión y misión en el sector renovable?

Respuesta. Forestalia es un grupo empresarial dedicado exclusivamente a la promoción y producción de energías renovables a través de diversas tecnologías: eólica, fotovoltaica y biomasa. Gracias a la visión de nuestro presidente, Fernando Samper, Forestalia fue pionera en la apuesta por unas energías renovables libres de primas y subsidios. El tiempo nos ha dado la razón y aquello que se consideraba imposible hoy es el escenario común de todos los jugadores del sector. Nos sentimos orgullosos de ello.

Forestalia fue pionera en la apuesta por unas energías renovables libres de primas y subsidios. El tiempo nos ha dado la razón y aquello que se consideraba imposible hoy es el escenario común de todos los jugadores del sector.

 

P. En RETEMA publicamos un completo reportaje sobre vuestra planta de generación eléctrica con biomasa en Cubillos del Sil, ¿qué supone este proyecto para Forestalia?

R. Es un proyecto muy importante, tanto social como económicamente, porque permite la puesta en valor de un recurso como el forestal, para el que resulta natural e imprescindible un modelo de gestión sostenible. Estamos muy agradecidos por el apoyo recibido por parte de la Junta de Castilla y León, en una comarca como El Bierzo, tan especializada desde hace décadas en la generación eléctrica, y necesitada en estos momentos de nuevos incentivos económicos y de fomento empresarial que ilusionen a la población y comprometan realmente a los promotores.

 

P. Desde el plano económico y medioambiental, ¿qué influencia tendrá la planta en la región? 

R. Nos gustaría formar parte de un polo de desarrollo socioeconómico en El Bierzo, acompañados por todas las instituciones, que están haciendo un esfuerzo considerable por revertir la situación de las comarcas mineras. Desde el punto de vista ambiental, una adecuada gestión y aprovechamiento de los recursos forestales es la mejor garantía de unos bosques limpios, con mayor capacidad para reducir los riesgos y consecuencias de los incendios forestales, que tristemente son bien conocidos en El Bierzo.
 

P. El aprovechamiento de la biomasa forestal es unos de los ejes de la compañía, ¿cuáles serán los próximos pasos de Forestalia en este ámbito?

R. Tenemos dos grandes líneas en el área de aprovechamiento sostenible de la biomasa. Por una parte, la generación eléctrica, con el buque insignia de la planta de Cubillos del Sil, en El Bierzo, y por otra parte la producción de pellets. Disponemos de la planta con mayor capacidad de producción del país, Arapellet, en Erla (Zaragoza), con 140 mil toneladas anuales, y gestionamos también la planta Ribpellet, en Huerta de Rey (Burgos), para cuya mejora inmediata estamos definiendo un plan de impulso económico incluyendo nuevas inversiones en sus instalaciones. Tenemos también proyectos de nuevas plantas de generación, que podrán estar vinculadas a futuras subastas ministeriales en caso de producirse, como parece confiar el sector, en el corto plazo; así como de producción de pellets, como es el caso de la que proyectamos en Andorra (Teruel), eje de otra comarca castigada por la crisis de la minería del carbón.

 

P. ¿Tienen la vista puesta en otros países para dar el salto internacional?

R. En Italia y Francia tenemos una actividad limitada y vinculada a los cultivos energéticos, que fue una de las líneas más potenciada en los orígenes de Forestalia. La planta Arapellet destina buena parte de su producción a la exportación, especialmente a Francia e Italia. Sin renunciar a nada, el grueso de la cartera de proyectos de Forestalia se encuentra en nuestro país, y muy especialmente en las comarcas mineras y en las que padecen la crisis demográfica del medio rural, que encuentran en las renovables una oportunidad de desarrollo socioeconómico y fijación de población. 

 

P. ¿Qué objetivos se marca la compañía para los próximos años?

R. Queremos completar nuestro plan estratégico, que incluye la promoción de proyectos en las tres tecnologías de referencia. En este sentido, y como anunciamos hace unos días, hasta 6.000 nuevos MW habrán iniciado su tramitación antes de acabar el año. Son más de un centenar de proyectos fotovoltaicos y eólicos en Aragón. Una tarea inmensa que iniciamos hace más de un año y que va a empezar a cristalizar en los próximos meses. Contamos para ello con los mejores aliados financieros y tecnológicos, igual que ha sido el caso hasta ahora.

 

P. ¿Cuál es vuestra visión sobre el papel que debe adquirir el aprovechamiento energético de la biomasa en España?

R. La biomasa aporta algunas ventajas respecto a otras fuentes renovables de generación eléctrica. Una ventaja muy importante es la posibilidad de planificar y gestionar la producción con mucha certeza, con una dependencia limitada de factores exógenos. Esto permite no sufrir tanto como con otras tecnologías por la falta de capacidad de almacenaje de la energía. Como estamos consiguiendo en la planta de Cubillos del Sil, se alcanzan altas cotas de eficiencia y una reducción absoluta de las emisiones. Las actividades relacionadas con la biomasa y su gestión deben ser muy importantes en la recuperación de actividad económica a largo plazo en comarcas que han sufrido la crisis de la minería del carbón, potenciando una mejora realmente estructural.

Las actividades relacionadas con la biomasa y su gestión deben ser muy importantes en la recuperación de actividad económica a largo plazo en comarcas que han sufrido la crisis de la minería del carbón, potenciando una mejora realmente estructural.

 

P. Como empresa referente en el sector, ¿qué reclaman para impulsar la mejora de la gestión Forestal y el desarrollo de infraestructuras para su aprovechamiento?

R. Reconocemos todos los esfuerzos que están realizando las administraciones. El sector de las energías renovables necesita lo mismo que necesitan todos los sectores: un marco regulatorio justo y razonable desde el punto de vista normativo, que permita alcanzar la máxima competitividad y eficiencia, desde el punto de vista operativo y empresarial; y por parte de los actores inmediatos, empresarios y trabajadores, compromiso social y visión de largo plazo para dejar un mundo mejor que el que hemos recibido. Ese debe ser la tarea de todos, administraciones y administrados

 

P. ¿Cómo valoran desde Forestalia los últimos desarrollos legislativos del Gobierno de España, como la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética?

R. Hay no pocas ideas y acciones, que se consagran en este decreto ley, que son muy favorables y demuestran el compromiso que la sociedad demanda. Evidentemente, este es el compromiso del gobierno, pero más allá del compromiso del gobierno, estamos ante la respuesta a una demanda estructural, no circunstancial ni de política partidista, sino que es algo más: estamos en un cambio profundo de modelo económico mundial, y las renovables son la respuesta que demanda el mundo, social y económicamente. Económicamente tiene sentido, porque lo que no tiene sentido económico tampoco sucede, por mucha presión social y política que le pongas. 

Estamos ante el gran momento histórico de las energías renovables, y tenemos ante nosotros el reto de estar a la altura de las demandas sociales y económicas.

 

P. Haciendo un ejercicio de imaginación, ¿cómo ve el escenario de la renovables en España de aquí a 2030?

R. Siempre es difícil imaginar un escenario a diez años vista, pero como en todos los aspectos de la vida, hay que ponerse objetivos exigentes para alcanzar resultados satisfactorios. En Forestalia somos optimistas, pero ante todo estamos muy comprometidos. Estamos ante una clara oportunidad para aprovechar una ocasión difícilmente repetible. Estamos ante el gran momento histórico de las energías renovables, y tenemos ante nosotros el reto de estar a la altura de las demandas sociales y económicas. Por sus condiciones naturales, de recurso y territorio, España tiene una posición privilegiada para liderar realmente y a nivel mundial el desarrollo de las renovables. 


Entrevista publicada en el número 225 Especial Bioenergía 2020.

RRSS
Archivado en:
Energía, Entrevistas, España
Tags
Forestalia


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA