Gipuzkoa aprueba su nuevo Plan de Residuos 2019-2030 poniendo fin a los vertederos

Las Juntas Generales de Gipuzkoa han aprobado de forma inicial el nuevo Plan cuya aprobación definitiva se realizará el 6 de marzo


502


Con las obras del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa próximas a su finalización y en vísperas a la puesta en marcha de la primera de sus plantas, prevista para marzo, el diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, ha presentado en las Juntas Generales el nuevo Plan de Residuos de Gipuzkoa (PIGRUG 2019-2030), que se plantea alcanzar un 70% de reciclaje, superando en cinco puntos lo objetivos establecidos por Europa para el año 2030. La nueva Norma Foral marcará los objetivos del territorio en la materia, una vez alcanzados los establecidos en su día por el anterior PIGRUG (NF 7/2008) y completadas las infraestructuras previstas. En el pleno celebrado por las Juntas Generales, el nuevo Plan ha sido aprobado inicialmente sin que se hayan presentado textos alternativos. La Norma se aprobará definitivamente el próximo 6 de marzo. Con su aprobación, el nuevo Plan de Residuos se convertirá en la Norma Foral que regulará la planificación y gestión de los residuos en Gipuzkoa durante el período 2019-2030.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, el teniente de diputado general, Denis Itxaso, y el diputado de Medio Ambiente José Ignacio Asensio, han valorado la aprobación inicial como Norma Foral del nuevo Plan Integral de Gestión de Residuos Urbanos de Gipuzkoa (PIGRUG 2019-2030), como un hito muy importante en la historia reciente de Gipuzkoa.  

El diputado general ha recordado que, en esta legislatura “se ha dejado atrás la parálisis y el clima de enfrentamiento” existente en torno a la gestión de los residuos, para “dar una respuesta a un problema que estaba enquistado en Gipuzkoa y que, en los próximos meses contará con una solución” gracias a las infraestructuras punteras que se pondrán en marcha en el Complejo Medioambiental de Zubieta. “Gipuzkoa está abordando sus desafíos de futuro, también en relación a la gestión de los residuos. Gracias al nuevo plan de residuos abordamos ese futuro alineándonos con los parámetros sociales y medio ambientales más avanzados de Europa”, ha declarado Olano.     

Denis Itxaso ha destacado que “hoy podemos decir que está en marcha la solución definitiva al problema de los residuos, superando el viejo modelo basado en el uso de los vertederos y avanzando hacia una gestión sostenible. Por vez primera, Gipuzkoa va a comenzar a realizar una gestión que respete la jerarquía comunitaria eliminando el vertido de residuos por completo”. Itxaso ha manifestado que es todo un salto cualitativo porque con el PIGRUG 2019-2030 “por primera vez, Gipuzkoa abordará un Plan de residuos en igualdad de condiciones con los países más desarrollados de Europa”.

Por su parte, Asensio ha explicado que “las infraestructuras del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa van a hacer posible que la gestión en materia de residuos deje de estar dominada por lo urgente y se centre en los importante, en los desafíos de futuro del Territorio”. “El nuevo PIGRUG cerrará el círculo en una legislatura que comenzó sin soluciones ni alternativas para los residuos de Gipuzkoa y va a finalizar con un Complejo Medioambiental en marcha y un nuevo Plan de Residuos que prepara a Gipuzkoa para cumplir los objetivos de economía circular y cambio climático”. “Con el nuevo Plan, Gipuzkoa certifica el final del enfrentamiento y mira al futuro”, ha señalado el diputado de Medio Ambiente.

El nuevo Plan de Residuos de Gipuzkoa entrará en vigor una vez garantizados los objetivos establecidos en su día por el PIGRUG, con un sistema de infraestructuras para situar el reciclaje en el 65% (2030), objetivo que el nuevo plan eleva al 70%, y con el aprovechamiento energético de los residuos no reciclables. Gipuzkoa logrará de esta manera, implantar un sistema de gestión sin vertederos y capaz de tratar el 100% de sus residuos, con medios propios. Esta situación contrasta con el panorama al que se enfrentó el departamento en 2015, con un territorio sin infraestructuras, con los vertederos cerrados y con GHK en una situación crítica por las deudas provocadas por la paralización del Centro de Gestión de Residuos de Zubieta. Asensio ha valorado muy positivamente el cambio experimentado y ha subrayado que “es el cumplimiento de la Norma lo que ha hecho posible una solución avanzada y europea para los residuos de Gipuzkoa, mientras que el incumplimiento del anterior gobierno de EH-Bildu provocó graves problemas económicos y ambientales que aún seguimos pagando”.

Los objetivos establecidos del Plan Integral de Gestión de Residuos de Gipuzkoa 2019-2030 son: maximizar la prevención; optimizar al máximo la recogida selectiva y el reciclaje; avanzar al máximo en el compostaje y la biometanización de la materia orgánica; valorizar la totalidad de los residuos no reciclables y el vertido cero de residuos primarios.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.