La Diputación de Gipuzkoa da por solucionadas las deficiencias de la planta de compostaje de Epele

José Ignacio Asensio: "Exigiremos responsabilidades porque determinados errores no tienen por qué pagarlos los guipuzcoanos y guipuzcoanas"


806


Las deficiencias detectadas en la planta de Epele y que han impedido hasta la fecha su puesta en marcha y normal funcionamiento han sido solucionadas tras dos meses de obras y reparaciones. Entre las actuaciones acometidas, destaca la construcción de un depósito de agua de 450 m3 que, prácticamente, duplica la capacidad del inicialmente realizado (250 m3). Ambos depósitos están ahora operativos para asegurar las necesidades de tratamiento previstas que ascienden a 10.000 T/año de biorresiduo.

Se han sustituido la totalidad de las sondas térmicas y receptores para solucionar la pérdida de transmisión de datos que dificultaban un correcto control de la producción y con la consiguiente repercusión en la calidad de los lotes de composta. También se han reparado y reforzado las aristas de aireación que habían resultado deterioradas al no haber estado convenientemente reforzadas para soportar las exigencias dinámicas, químicas y térmicas requeridas en el proceso de producción del compost. Asimismo, se han instalado toldos de protección para que en los momentos de lluvia intensa no se produzcan lixiviados y mejorando el aprovechamiento del agua. Finalmente, se ha instalado un filtro extraíble para solventar el problema de los ácidos grasos en forma sólida que obturaban el circuito de lixiviados.

Las citadas deficiencias, que han paralizado durante más de dos años la planta de Epele, tienen su origen en defectos de diseño y construcción. José Ignacio Asensio, presidente del Consorcio de Residuos, ha recordado que la planta fue inaugurada por los anteriores responsables de EH-Bildu, cuando faltaba por ejecutar el 39% de la obra civil el 31% de las instalaciones y sin haber realizado las pruebas pertinentes. Esta actuación ha sido calificada de irresponsable, por Asensio, que ha acusado a Bildu de “hacer demagogia con el puerta a puerta y no ser capaz de dejar unas infraestructuras en condiciones para el compostaje”.  Asimismo, ha señalado que los fallos de diseño y dirección de obra han supuesto un sobrecoste aproximado de medio millón de euros que se reclamarán a las empresas responsables “porque no es justo que sus errores los paguen los guipuzcoanos y guipuzcoanas”.

Solventadas las deficiencias se reactivará el proceso de adjudicación para la gestión y explotación de la planta.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.