La MCT aumentará el número de municipios a los que se les suministra agua desalada

Se trata de una de la líneas estratégicas de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla: ampliar la zona de influencia de las desaladoras para "garantizar la seguridad hídrica con más independencia"


398

19/12/2019

El Consejo de Administración de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla (MCT), se ha reunido, en la estación potabilizadora (ETAP) de la Sierra de la Espada (Molina de Segura), para realizar su balance anual.

El Consejo de Administración de la MCT está constituido por representantes oficiales de diversos sectores de la Administración del Estado y miembros de su Comité Ejecutivo, además de un representante por cada uno de los 80 ayuntamientos mancomunados y entidades públicas abastecidas de las provincias pertenecientes a tres Comunidades Autónomas: Murcia, Comunidad Valenciana (Alicante) y Castilla-La Mancha (Albacete).

Los miembros del Consejo han refrendado el informe de gestión, donde se ha dado cuenta de los aspectos más destacables a lo largo del año en relación con la gestión y la situación económica de la Mancomunidad, los recursos hídricos utilizados, los consumos atendidos y la previsión de cierre del ejercicio presupuestario.

El Consejo ha estado presidido por Francisca Baraza, presidenta de la MCT, que estuvo acompañada por el director del organismo, Carlos Conradi, y el secretario general del mismo, José Manuel Fuentes.

Dentro del orden del día del Consejo de Administración, la presidenta de la MCT ha avanzado las líneas estratégicas del organismo frente a diferentes escenarios de disponibilidad de recursos. Una de las novedades será aumentar el número de municipios a los que se les suministra agua procedente tanto de las desaladoras propiedad de la MCT (San Pedro I y II y Alicante I y II) como de las plantas de Acuamed con las que mantiene un acuerdo de explotación: las desaladoras de Águilas, Torrevieja y Valdelentisco.

En concreto, los habitantes del área de Cieza, del Valle del Guadalentín (Totana, Alhama) y de los municipios de la Vega Baja alicantina podrían disponer de aportaciones de agua desalada una vez se desarrollen los proyectos estratégicos presentados.

El objetivo de esta medida, según ha especificado Baraza a los miembros del Consejo de Administración, junto a los aportes procedentes del río Taibilla y del Trasvase Tajo Segura, es “garantizar la seguridad hídrica de una población cercana a los tres millones de habitantes dotando al sistema de explotación de la Mancomunidad de mayor independencia frente a la escasez o disminución de otras fuentes de recursos”.

 

Previsión de consumo para 2020

De cara al año hidrológico en curso (octubre 2019-octubre 2020), el director de la MCT ha informado al Consejo de Administración de que la previsión de consumo se elevará hasta los 205,9 hectómetros cúbicos (hm3), lo que supone un incremento del 4,5% respecto a los 196,6 hm3 consumidos en el año hidrológico anterior.

El 44% de esos 196,6 hectómetros cúbicos empleados en el período 2018-2019 procedieron del Trasvase Tajo-Segura, mientras que el río Taibilla aportó un 24% y las plantas desaladoras de la MCT y de Acuamed proporcionaron un 31% del agua consumida, además de un 1% obtenido de recursos extraordinarios.

No obstante, la presidenta del organismo ha puntualizado que “las previsiones de necesidades hídricas las realizamos siempre con un margen al alza para anticiparnos a posibles incrementos de demanda y evitar así problemas de abastecimiento en las épocas de mayor afluencia poblacional, como son los meses de verano”. Baraza añadió que “ese posible aumento en los recursos necesarios para el abastecimiento humano no repercutirá en una subida de la tarifa durante el próximo año, que se mantendrá estable”.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.