La vida en directo de un humedal recuperado para celebrar el Día del Medio Ambiente

Bajo el lema “Reimagina, recrea, restaura”, se realza el valor de la restauración de ecosistemas como acción fundamental para pasar de explotar la naturaleza a curarla


279

Restaurar los ecosistemas significa prevenir, detener y revertir el daño causado a la naturaleza, es decir, pasar de explotar la naturaleza a curarla. Y son casi tres décadas las que lleva Fundación Global Nature (FGN) defendiendo con acciones a pie de campo este lema que hoy, en el Día Mundial del Medio Ambiente, se celebra con tres palabras: “Reimagina, recrea, restaura”. Además, esta efeméride marca el inicio de la Década de la ONU para la Restauración de los Ecosistema.

FGN empezó su hazaña de recuperación de ecosistemas con los humedales, vitales para el ser humano, y hoy quiere poner en valor uno de los primeros que restauró, en concreto, la Laguna de Boada, ubicada en Tierra de Campos. Lo hace con la puesta en marcha de una webcam, instalada con la colaboración de la Diputación de Palencia, que ofrecerá imágenes en directo del paraíso de biodiversidad que es actualmente y que estará accesible para todos los ciudadanos. El trabajo realizado en Boada, como en otros ecosistemas, ha sido posible también gracias a la aportación de actores importantes como el ayuntamiento de Boada de Campos que desde 1998 ha apostado por esta restauración.

Han pasado casi tres décadas desde que FGN comenzara a restaurar humedales como este y durante este tiempo son cerca de 14.000 las hectáreas restauradas, en 110 humedales de gran importancia para la naturaleza. Con este nuevo hito, se ratifica la esencia de la Fundación: sólo con ecosistemas saludables podemos mejorar los medios de vida de las personas, contrarrestar el cambio climático y detener el colapso de la biodiversidad.

Ahora, esta ventana abierta a un humedal de Tierra de Campos supone un hito para la Fundación, ya que acerca esa biodiversidad que se ha recuperado durante décadas a la ciudadanía, que podrá disfrutar de una naturaleza llena de momentos únicos y diferentes desde cualquier ubicación. Porque podrá ver cómo todo cambia en función de la climatología, la franja horaria, la estación del año, la disponibilidad de refugio y de alimento o la presencia de predadores.

 

Ventana al corazón de un humedal

Desde hoy y en riguroso directo, la cámara estará instalada en el humedal de Boada. Brindará, más allá de la función científica para la entidad, una oportunidad para que los aficionados a las aves y el público general puedan acercarse, durante las 24 horas del día y desde sus casas, a este humedal restaurado en esta comarca, Tierra de Campos, a caballo entre las provincias de Palencia, Valladolid, Zamora y León.

Esta es una cámara web de naturaleza con tecnología de rotación a 360º y luz infrarroja, para dar una cobertura total durante día y noche. Además, utiliza energía solar fotovoltaica para su funcionamiento, y su utilización se lleva a cabo sin perturbaciones a la fauna y minimizando al máximo el impacto sobre la naturaleza donde se encuentra.

 

¿Qué podemos ver?

El apogeo de la laguna ocurre durante el otoño y el invierno, cuando se pueden llegar a observar numerosas especies de anátidas y patos, aves rapaces como el aguilucho lagunero o el aguilucho pálido y algunos limícolas como el avefría europeo o el chorlito dorado.

Durante la primavera, destaca el avistamiento de aves migratorias, y se tiene la oportunidad de ver especies que paran en la laguna de Boada a descansar y alimentarse como la garcilla bueyera, la pagaza piconegra o la gaviota sombría.

En verano, cuando llega la época de nidificación y cría de muchas aves, se da la reproducción de varias especies en la laguna, como la gaviota reidora de la que se puede ver en la isleta de la laguna la cría de decenas de parejas.

 

LIFE Paludicola

La instalación de la cámara coincide con el último año de ejecución del LIFE Paludicola, proyecto que acaba de terminar el proceso de compra de varias parcelas agrícolas en el entorno de la laguna de Boada. Así, se han añadido casi 14 nuevas hectáreas a las parcelas ya adquiridas desde 1998 por la FGN y a las pertenecientes al Ayuntamiento de Boada, fecha de inicio de los trabajos de restauración de este humedal. La compra está destinada a un uso exclusivamente medioambiental que garantice la conservación de su biodiversidad, al permitir el incremento de la superficie de inundación y la creación de una zona de protección entre el entorno agrícola y la cubeta lagunar.

Aquí puede verse el vídeo.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA