La Xunta da luz verde a la tramitación de la Estrategia gallega de economía circular 2019-2030

Feijóo avanza también la puesta en marcha del Ecobarrio en la zona de Elviña de A Coruña, un proyecto que se calcula que podría llegar a movilizar alrededor de 33 millones de euros


607


El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció a principios de agosto el inicio de la tramitación de la Estrategia gallega de economía circular 2019-2030 para convertir Galicia en un referente en el proceso de cambio del modelo de consumo y, asimismo, avanzó la puesta en marcha del Ecobarrio en la zona de Elviña de A Coruña.

Con la Estrategia gallega de economía circular 2019-2030, explicó en la rueda de prensa tras la reunión del Consello, el Gobierno gallego pretende prevenir el agotamiento de los recursos, cerrar los ciclos de la energía y de los materiales y facilitar el desarrollo sostenible. A este respeto, el titular de la Xunta precisó que, como punto de partida de la Estrategia, la Administración autonómica tomó en consideración el Plan de Acción de la Unión Europea, en el que se recogen más de 50 medidas.

“La Xunta apuesta por convertir Galicia en un referente en el proceso de cambio del modelo de consumo y así mantener el valor de los productos durante lo mayor tiempo posible”, valoró. En concreto, el diseño de esta Estrategia, concretó Feijóo, se basa en ocho ejes de actuación.

El primero de los ejes, explicó el presidente del Gobierno gallego, es el Ecodiseño, que permitirá incrementar la eficiencia material y extender el ciclo de vida de un producto o servicio. Entre los objetivos de este apartado se encuentran editar un catálogo gallego de productos y servicios ecodiseñados e incrementar su número; realizar ecoetiquetados producidos en Galicia u ofrecidos por agentes económicos gallegos; o promover una plataforma de evaluación y difusión en relación al ecodiseño.

Por su parte, el segundo de los ejes es Actividades y modelos de servicio, que busca abrir nuevos modelos de negocio o impulsar definitivamente la sostenibilidad en nuestra sociedad. Además, fomentará la cultura de la reparación o el consumo de servicios en lugar de productos, para lo cual se promoverá la formación en actividades de reparación de productos susceptibles de prolongar su vida útil; se revisarán los contenidos de los módulos de determinadas FP; se fomentará la cultura del uso comunitario de bienes y servicios públicos; o se impulsará la compra circular y verde.

El tercero de los ejes, explicó el presidente, es lo de la Educación y sensibilización, para conseguir que las dimensiones económica y ambiental convergan en la cuarta revolución tecnológica. En concreto, se pretenden incluir los objetivos de la Estrategia en la formación docente y en los currículos en todos los niveles educativos.

A continuación, Feijóo señaló que el cuarto eje se refiere a la Industria eficiente, para lo cual es preciso un escenario normativo adaptado al nuevo contexto que estimule la ecología industrial. Asimismo se apuesta, por ejemplo, por elaborar un plan de ayudas para promover modelos de negocio circulares.

La Producción de alimentos, el quinto eje, tiene el reto de generar una bioeconomía que sea capaz de producir alimentos de más calidad con menor impacto negativo sobre el entorno. Para conseguirlo, argumentó, es preciso fomentar la valorización de los recursos pesqueros, incentivar el tratamiento de los residuos orgánicos in situ en el sector primario; o promover el tratamiento de los purines por biodigestores.

El sexto eje, referido al Urbanismo, edificación y obra pública, apuesta por asentamientos más sostenibles; por estrategias para la gestión social del espacio arquitectónico vacante o abandonado; o por poner en valor materias primas de origen gallego. Asimismo, se diseñará un programa para la localización, identificación y cuantificación del parque inmobiliario vacío de Galicia.

Por último, el séptimo y octavo ejes son los de Gestión del ciclo de vida, por un lado, y Gestión de residuos, por el otro. El primero busca modernizar y sustituir de forma paulatina las tuberías; cuantificar las pérdidas de agua en las redes de alcantarilla y de abastecimiento; implantar progresivamente sistemas de drenaje urbano sostenible para reducir la presión sobre las depuradoras municipales; o estudiar la viabilidad de proyectos para la reutilización de aguas residuales. Por su parte, la Gestión de residuos tiene entre otros objetivos promover el compostaje individual, especialmente para zonas dispersas y viviendas unifamiliares, y la comunitaria.

Por último, Feijóo subrayó que se calcula que para la consecución de los objetivos de la Estrategia de economía circular en el período 2020-2030 es necesario movilizar cerca de 890 millones de euros.

Ecobarrio de A Coruña

También en el ámbito medioambiental, el titular del Gobierno gallego recordó la reunión con la alcaldesa de A Coruña de este mismo lunes, en la que le trasladó la intención de la Xunta de desarrollar un Ecobarrio en la zona de Elviña, que se convertirá en el segundo Ecobarrio de Galicia después del que ya se está avanzando en Ourense.

Solo tres días después de la reunión con la alcaldesa, la Xunta avanza en la puesta en marcha del Ecobarrio de A Coruña a través de un convenio de colaboración entre el Instituto Energético de Galicia (Inega) y el Instituto Tecnológico de Galicia (ITG). El objetivo es que este último elabore la documentación técnica necesaria para llevar a cabo a definición y el diseño de las actuaciones con las que se pretende convertir la zona de Elviña en un ejemplo de eficiencia energética.

En concreto, señaló el presidente, se espera que el proyecto –que en una primera previsión se calcula que podría llegar a movilizar alrededor de 33 M€– permita mejorar la eficiencia energética en un 20%; reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 15%; y crear 150 puestos de trabajo.

En concreto, la Xunta –a través del Inega- destina 300.000 euros la este convenio, que se ejecutará en dos anualidades (2019-2020) y, en virtud del cual, el ITG se encargará de realizar los estudios técnicos necesarios para desarrollar este proyecto integral.

En virtud del convenio, el centro tecnológico coruñés realizará diferentes auditorías y análisis técnicos centrados: en el consumo energético y de agua en edificaciones públicas y privadas; en la puesta en marcha de una red de distribución de calor; en la instalación de paneles solares fotovoltaicos; en la rehabilitación de envolventes en edificios públicos y privados; en la iluminación exterior e interior; en la creación y mejora de espacios para la convivencia; en la movilidad sostenible; así como la elaboración de pliegos técnicos para la realización de las diferentes licitaciones.

“Este segundo Ecobarrio de Galicia tiene tres objetivos: ahondar en el compromiso de que Galicia siga a la vanguardia de las energías renovables, buscar todas las oportunidades que tengamos e impulsar un proyecto que pensamos que va a ser especialmente útil para el barrio elegido”, concluyó Feijóo sobre este tema.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.