Planta de residuos de Algimia de Alfara, una infraestructura ejemplar en la Comunidad Valenciana

La instalación es pionera y referencia en Europa, con un nivel de recuperación y reconversión de desechos en recursos del 70%


293


La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha calificado de "ejemplar" la planta de residuos de Algimia de Alfara y ha instado a trasladar esta fórmula de gestión al resto de consorcios. 

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha organizado, este pasado miércoles, una visita a la planta de tratamiento de residuos de Algimia de Alfara, una infraestructura pionera en Europa que es modelo de referencia en la gestión de los desechos y en el impacto cero sobre el entorno. 

Mireia Mollà ha participado en la visita, acompañada del director general de Calidad Ambiental, Joan Piquer, del diputado provincial, Ignasi García, y de otros representantes de las corporaciones municipales, como Betxí, Almassora, Onda, Alcora o Borriana. 

"Esta planta es un modelo ejemplar a nivel europeo que contrasta con la de anteriores décadas, donde la gestión de residuos estaba vinculada a la negligencia o incluso a la corrupción", ha afirmado Mollà. En este sentido ha emplazado al que modelo de Algimia sea el que se implante en el Consorcio C2 (Onda) en contraposición a la actual instalación, que ha tildado de "antagónica, caduca y desfasada". 

La planta de tratamiento de residuos tiene un índice de recuperación y reconversión de los desechos del 70%, un porcentaje que contrasta con el de otras instalaciones caducas como la de Onda que actualmente se sitúa en el 20%. 

Piquer ha explicado que la infraestructura, ejemplo de integración paisajística en el Parque Natural de la Sierra Calderona, trata diariamente 355 toneladas de residuos domésticos, de los que solo el 30% termina en vertedero -en su mayoría, material textil sucio y productos de higiene personal-, mientras que el resto es separado automáticamente a través de clasificadores ópticos que "garantizan y aseguran que cada tipo de material vaya donde le corresponda". 

Una de las paradas de la visita ha sido el punto de retractilado de residuos; un sistema de embalaje que reduce los olores, el riesgo de incendios y la proliferación de aves y fauna salvaje. Otro ha sido el de la planta de compostaje donde la materia orgánica pasa por tres fases en el tratamiento, desde su primera descomposición hasta la maduración total. 

Inaugurada en 2009, una de las ventajas de la planta es su construcción metálica por paneles, una fórmula modular y fácilmente desmontable. Además, periódicamente renueva su maquinaria para incorporar las últimas tecnologías y adaptar el equipamiento a las innovaciones de ingeniería. 

En este sentido, la consellera ha valorado los contratos dinámicos vinculados a la gestión de residuos, de manera que permitan la adaptación de las infraestructuras de acuerdo al cumplimiento de los objetivos y parámetros a corto plazo que exige la normativa europea.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.