Reciclaje de colchones, de nada a todo en 4 años

Recypur y Recimatt desarrollan tecnología pionera para una economía circular del colchón


3281

Hace más de cuatro años nació RECYPUR, respondiendo a la necesidad de los fabricantes de colchones de aprovechar los retales de espuma de poliuretano de la producción. Pero, ¿por qué no ir más allá? Y eso hicieron, han llegado tan lejos como para solucionar un problema medioambiental existente desde hace décadas: la recuperación y reciclaje de los colchones fuera de uso (CFU), así como los residuos postindustriales del sector descanso gracias a una planta que estará operativa después de verano de 2022.

RECYPUR busca solucionar a un problema en el medio ambiente como es el del colchón fuera de uso (CFU) y los residuos postindustriales del sector del descanso. Una vez finalizada la vida útil se calcula que más del 90% de los colchones acaban en el vertedero.

Comenzaron las pruebas, a fuerza de acierto y error durante estos últimos años, lograron crear un núcleo de poliuretano que podía fabricarse tanto de residuos postindustriales como postconsumo aptos para fabricar nuevos colchones.

Con el objetivo de ser referente nacional e internacional, para RECYPUR todo ello supuso una fuerte inversión en I+D+i tanto tecnológica como en equipo humano de primer nivel, logrando un producto con un Know How propio.

RECYPUR nació para solucionar un problema medioambiental al que se enfrenta nuestro mundo cada vez más globalizado. La problemática de espacio y contaminación que generan los CFU se revierte gracias a la innovación y el compromiso de RECYPUR con este proyecto.

De su mano y de cara a dar una solución integral, surge la alianza con RECIMATT con el objetivo de integrar la gestion de los CFU´s, recogiendo y separando las 3 fracciones principales (muelles, textil y espuma) valorizando cada una de ellas y generando nueva material prima para la creación de nuevos colchones. Todo ello registrado y certificado con el objetivo de garantizar la trazabilidad del colchón de principio a fin.

En España se desechan más de un millón y medio de colchones al año, lo que representa más de 2 millones de metros cúbicos. Además de contaminante, los colchones son un producto muy problemático generando gran cantidad de incendios, desprendimientos de tierras y ocupando mucho volumen en los vertederos que en resumidas cuentas acortan la vida de los mismo e incluso generan problemas sanitarios en su almacenamiento intermedio en los puntos limpios.

Esta información se traslada del estudio de campo realizado por RECIMATT basándose en los datos de los propios gestores, ayuntamientos y consorcios. De este trabajo se extrae también una caracterización de los CFU´s, siendo los colchones de muelles un 50% del total, un 45% son colchones de espuma y un 5% colchones de látex, según explicó a RETEMA Gabriel Buldú, del equipo de expertos en el desarrollo de RECYPUR y director de RECIMATT.

Gracias a esta alianza de RECYPUR-RECIMATT, una enfocada al reciclaje y recuperación de espuma de poliuretano y otra en gestión integral de los colchones (recogida de colchones, separaciones de las fracciones y su valorización), abre la posibilidad de industrializar este proceso a gran escala.

“Gracias a este proyecto y saber hacer vamos a ser la alternativa a los vertederos, gestionando los colchones correctamente desde la recogida, el pretratamiento, la separación y el envío directo a un reciclador final donde se recupere cada uno de los subproductos para elaborar materia prima apta para la fabricación de un nuevo colchón”.

 

El reciclaje de colchones y la nueva Ley de Residuos

Este proyecto encaja perfectamente, explicó Buldú “incluso lamentamos que en una Ley de Residuos y suelos contaminantes tan completa no se haya puesto más el foco en los colchones en particular, ya que se han incluido en un mismo paquete junto con enseres de recogida municipal”.

A su modo de ver, el proyecto es tan o más exigente que la propia ley y se desmarca de otros proyectos de reciclado de colchones que se apoyan en tratamientos químicos.

Además, insiste que el tratamiento es exclusivamente mecánico, por lo que las emisiones de CO2 son mucho menores reduciendo así la huella de carbono y las emisiones contaminantes comparativamente con otras opciones de reciclado de los CFU.

 

¿Cómo funciona la nueva planta?

La nueva planta de RECYPUR localizada en Carlet, Valencia cuenta con una inversión de casi 7 millones de euros. Se ha construido con la última tecnología en colaboración con los mejores tecnólogos de Francia y Alemania.

La planta cuenta con una capacidad productiva de 4.500 toneladas al año de espuma de los CFU para la fabricación de núcleos de poliuretano, dicho núcleo cumple con todas las exigencias mecánicas, de fatiga y sanitarias exigibles para su aplicación en la fabricación de nuevos colchones y otras aplicaciones industriales.

"Este proyecto no solo trata de que los colchones no acaben en el vertedero, sino de que cada uno de los componentes vuelva a un colchón", destaca Gabriel Buldú, Director de Recimatt.

 

Economía circular directa

Se trata de un reciclaje directo, de colchones viejos se podrá obtener colchones nuevos, algo que obliga a que no se pierda materia prima por el camino y que el gasto energético sea menor así como sus emisiones de CO2.

Este proyecto tiene la ambición de ser un referente en la economía circular directa, dando la posibilidad de fabricar un colchón nuevo venido de material primas procedentes de los CFU.

Gabriel Buldú declara que cuentan “con todos los actores de la cadena de valor interesados en esta iniciativa, desde fabricantes y distribuidores de colchones, ayuntamientos y consorcios pasando por los Gestores de Residuos municipales y privados. Teniendo en cuenta que se carece de una recuperación y reciclaje real y clara, el valor añadido que se dá con esta solución integral es inmenso dando un paso definitivo en la circularidad directa”

Este proyecto “tiene mucho trabajado, realizado por un equipo humano en el que han colaborado ingenieros ambientales, técnicos de la Universidad Politécnica de Valencia, tecnólogos muy potentes dentro del ámbito del descanso, fabricantes de colchones y Centros Tecnológicos”, explica Gabriel Buldú.

Muchos actores para un proyecto que acaba de abrir sus puertas y ya es una realidad que nos acerca el futuro.

RRSS
Archivado en:
Residuos, Tecnología, España


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA