TIRME incorpora cuatro AUTOSORT de TOMRA Sorting Recycling

TIRME, el Parque de Tecnologías Ambientales de Mallorca encargado del tratamiento de los residuos sólidos urbanos de la isla, deposita de nuevo su confianza en TOMRA


324


El proyecto lo ha llevado a cabo STADLER. “Los cuatro nuevos AUTOSORT han ocupado el lugar de los equipos obsoletos, también de TOMRA, después de 14 años de operación. Con su incorporación al proceso se ha logrado mejorar el rendimiento y la calidad del material seleccionado, aumentando la eficiencia y obteniendo mayores ventajas económicas para la planta”, afirma Luis Sánchez Vela, Director de STADLER España.

El primero de los AUTOSORT, de ancho 1000 mm, se configura para Polietileno de Alta Densidad (PEAD); los otros tres, de ancho 600 mm, para Brik, MIX y recirculación, respectivamente. Esta última línea automática, de recirculación al final del proceso, destaca como novedad principal de esta reforma. A través del último AUTOSORT se reprocesan los materiales valorizables, aumentando así el rendimiento final.

Pero, además de incorporar los nuevos equipos, también se han podido aprovechar los recursos de los que ya disponían, reubicando las unidades en distintos puntos de la planta. “Los antiguos MONOSORT se han dejado en la planta para cubrir picos temporales y algunas unidades se han pasado a la recuperación  de PET”, explica Luis Sánchez.

Asimismo, se ha reconfigurado un antiguo POLYSORT de ancho 2000 mm (empleado originariamente para la fracción MIX y Brik) para la clasificación de Polietielentereftalato (PET), ya que se trata de uno de los materiales más abundantes  al usarse en la mayoría de botellas para refrescos.

Una planta más eficiente

“Desde 2002 ha variado mucho la composición de los envases, sus materiales y densidad. Necesitábamos, por tanto, una mejora de los equipos. STADLER nos dio la solución con los nuevos AUTOSORT de TOMRA Sorting Recycling. Con esta adquisición hemos realizado una nueva distribución de los flujos de materiales mucho más productiva”, asegura Simón Gili, del Área de ingeniería y desarrollo de TIRME.

“Con el AUTOSORT ha mejorado mucho la recuperación de materiales valorizables y con ello las prestaciones de la planta. Estamos muy satisfechos. Los cuatro nuevos sistemas han sido instalados en la parte final de selección y están funcionando muy bien”, añade.

Y es que, la planta de selección de envases de TIRME, en marcha desde 2003, fue de las primeras automáticas en España.

“Nosotros conocíamos esta tecnología desde el año 2002, ya que antes de la reforma teníamos las cuatro unidades MONOSORT y una POLYSORT, pero obviamente la tecnología ha avanzado muchísimo desde entonces. Con la modificación en la planta hemos ganado claramente en eficiencia. De hecho, tenemos prevista una capacidad anual, a este ritmo de trabajo y con la estructura actual, de 20 600 toneladas al año de residuos de envases procesables”, afirma Simón Gili.

Un equipo altamente versátil y flexible

AUTOSORT incorpora el sensor de Infrarrojo cercano (NIR) y el de Espectrometría visible (VIS). El primero, reconoce los materiales sobre la base de las propiedades espectrales específicas; el segundo, todos los colores del espectro visible. La combinación de ambos sensores conforma un equipo que en un mismo sistema de clasificación universal modular da respuesta tanto a necesidades básicas como a otras más complejas, permitiendo la clasificación simultanea por material y por color.

Gracias a estos atributos, TIRME ha podido actualizar su planta de envases ligeros incorporando los sistemas con la tecnología más puntera del mercado. Tecnología que no está en absoluto reñida con la robustez de los equipos ni con su facilidad de mantenimiento. Así, las necesidades de TIRME se han visto cubiertas por estas ventajas y por la versatilidad y flexibilidad que demandaban.

“Estos nuevos equipos son mucho más versátiles que los antiguos MONOSORT que sólo podían clasificar un único tipo de material predefinido de fábrica. En función de las necesidades del momento, o del material que entre en la planta, los nuevos modelos ofrecen más opciones de configuración, pudiendo cambiar la tarea de clasificación en cualquier momento”, opina Simón Gili.

Poder cambiar la configuración de los sistemas resulta estratégico para una planta que, como TIRME, se encuentra en un destino vacacional por excelencia. “Ya hemos reconfigurado dos AUTOSORT pasando de PEAD a fracción MIX, intercambiando el producto a seleccionar. Los residuos varían dependiendo tanto del turismo que viene a Mallorca como de la estación del año. Sin duda, la flexibilidad de la tecnología de TOMRA Sorting Recycling es un valor añadido importante”.

Una colaboración muy productiva

Respecto a la ejecución del trabajo realizado, Simón Gili valora positivamente la labor de STADLER confirmando que la compañía “hizo un importante esfuerzo de coordinación para lograr la instalación en tan sólo un mes, aprovechando una parada programada de mantenimiento de la planta”.

De hecho, la planta prevé la próxima instalación de una Unidad de Control de Central (CCU) de TOMRA Sorting Recycling para supervisar de forma remota todas las unidades AUTOSORT de la planta y obtener datos en tiempo real de la selección de los materiales en cada uno de los equipos TOMRA operativos.

Tags: TOMRA.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.