2021: el año de la biomasa y el biogás

Por Javier Díaz González, presidente de AVEBIOM


3325

El 2021 será un año muy importante para la biomasa y las renovables en general. A partir de julio todos los estados miembros deberán activar la directiva de renovables (Directiva (UE) 2018/2001), transpuesta ya a sus legislaciones nacionales.

La biomasa, que es la fuente renovable más utilizada en la UE con cerca del 60% de contribución, se consolida como una energía fundamental para alcanzar los objetivos de neutralidad en las emisiones de carbono a 2050 en la UE, y por tanto también en España.

De hecho, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) destaca el gran valor de la biomasa como alternativa a los combustibles fósiles en instalaciones de generación térmica, por la facilidad de sustitución en sistemas existentes y la gran disponibilidad de biomasas en el país.

La biomasa se consolida como una energía fundamental para alcanzar los objetivos de neutralidad en las emisiones de carbono a 2050.

En este marco, el sector de la bioenergía en España, que ha logrado asegurar el suministro de energía durante 2020 a los ciudadanos y las empresas que apostaron por la biomasa para calentar sus hogares o para sus procesos industriales, continuará creciendo con solidez.

Las ventas e instalaciones de equipos de biomasa han mantenido la tendencia al alza durante 2020 y así se espera que continúe a lo largo de 2021, animado el mercado además por la celebración de la feria Expobiomasa en septiembre.

En plena campaña de comercialización del evento, la reacción de los expositores está siendo muy positiva: empresas y profesionales transmiten buen ánimo y confianza y muchas ganas de encontrarse en “carne y hueso” con sus clientes y proveedores.

En 2021 veremos la puesta en marcha de varias redes de calor con biomasa, una solvente solución para suministrar energía para calefacción y agua caliente, combatir la pobreza energética y mejorar la calidad del aire de pueblos y ciudades. El Observatorio de la Biomasa, que lleva recogiendo datos de instalaciones térmicas de todas las potencias, usos y tipos de biomasa en España, está siguiendo los avances de alrededor de 50 proyectos nuevos, que podrían unirse a las 433 instalaciones en funcionamiento en 2020.

Los paquetes de medidas diseñados por las distintas Administraciones para impulsar la recuperación económica y los específicos para promover las energías renovables van a ayudar a financiar nuevos proyectos, tanto para la producción eléctrica como para generación térmica en todo el país.

Por ejemplo, las ayudas a la inversión en instalaciones de producción de energía térmica y eléctrica convocadas este año por el IDAE y cofinanciadas con fondos FEDER destinarán más de 85 millones de euros a proyectos con biomasa y gases renovables, el 27% de la partida total destinada a este fin, 316 millones de euros.

El programa, según el IDAE, podría ver ampliada su dotación económica con los fondos europeos dirigidos a impulsar la recuperación y que habrán de llegar al país a partir de 2021.

El consumo de biocombustibles sólidos, siguiendo lógicamente la estela de las instalaciones, también crecerá. Las plantas de pellets suministrarán entre 650.000 y 800.000 toneladas en los próximos dos años, cubriendo cerca del 90% del consumo esperado, y también veremos mayor uso de astilla y hueso y otros biocombustibles sólidos mediterráneos. 

En todos los proyectos de biomasa que optan a algún tipo de subvención o ayuda es preceptivo garantizar la utilización de biocombustible 100% renovable y certificado, además de que los equipos cumplan el reglamento de Ecodiseño.

Así que, al igual que ocurre en el mercado del pellet, con más del 80% de la producción con calidad certificada ENplus®, cada vez más productores de otros biocombustibles se interesarán por certificar su astilla, hueso y otras biomasas sólidas mediterráneas con el sello específico BIOmasud®. 

En cuanto a la biomasa agrícola y su uso como biocombustible, en 2021 también esperamos avanzar en la redacción del plan estratégico para la valorización energética de la ingente cantidad de biomasa agrícola que se genera España. 

Por último, destacar la celebración del primer Salón del Gas Renovable, que organizamos junto con la asociación hermana AEBIG coincidiendo con Expobiomasa en septiembre de 2021. Será un foro donde se presentarán tecnologías fundamentales para la transición energética. Aquí se debatirá sobre soluciones y alternativas viables para sustituir una parte importante de los gases fósiles que actualmente se utilizan en nuestro país por biogás, biometano y otros gases renovables.


Artículo publicado en el número 227 Noviembre/Diciembre 2020

RRSS
Archivado en:
Energía, Opinión, España
Tags
AVEBIOM


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA