Alemania plantea medidas concretas en prevención de residuos en su programa "Dar valor en lugar de tirar" (Parte I)

El Ministerio Federal de Medio Ambiente (BMU) plantea actualizar el programa de prevención de residuos de 2013, cuyo objetivo principal consiste en desvincular el crecimiento económico de la generación de residuos


488

Por Christian Morron Lingl, Terraqui


 

Para proceder a su revisión, obligatoria cada 6 años, se encargó un estudio que identificó una serie de enfoques prioritarios de prevención (contratación pública, reparación/reutilización y promoción de sistemas de servicio de producto) y de productos/residuos (residuos de envases de plástico, residuos alimentarios, RAEE y RCD), así como la necesidad de reforzar la participación pública y privada en dicho cometido y de desarrollar una estructura más orientada a la adopción de medidas concretas de prevención de residuos mediante conceptos integrales (dar valor a los productos y utilizarlos durante mucho tiempo; posibilitar las opciones de consumo sostenible; diseñar mejor los productos; aprovechar los incentivos del mercado) y flujos de productos/residuos.

Fruto de dicha labor y la participación de los Länder (estados federales), el Ministerio Federal de Medio Ambiente (BMU) ha puesto a información pública la actualización del programa de residuos, que lleva por título “Dar valor en lugar de tirar”.

En esta primera entrega se abordarán las medidas relativas que han de tomarse a diversos niveles (Gobierno Federal, Länder, municipal, consumidores y agentes económicos) respecto a los conceptos referidos a “dar valor a los productos y utilizarlos durante mucho tiempo“ y al de “posibilitar las opciones de consumo sostenible”.

 

Dar valor a los productos y utilizarlos durante mucho tiempo

1.1.Reparar: reparar en lugar de tirar

Objetivo: ampliar la vida útil de los productos.

Gobierno Federal:

  • Continuar con sus esfuerzos en el marco de la Directiva sobre diseño ecológico para garantizar que se impongan requisitos de reparación ambiciosos a los productos relacionados con la energía.

  • En la elaboración del marco jurídico europeo derivado del Plan de Acción de Economía Circular, presionar para que se aprueben normativas que permitan reparar los productos y prolongar así una larga vida útil.

  • Tener en cuenta un diseño más favorable para la reparación en el contexto de la contratación pública, por ejemplo a través de productos con la etiqueta ecológica alemana “Blauer Engel” (“Ángel Azul”).

  • Seguir adoptando medidas adecuadas para informar al público sobre temática de reparación, de redes de reparación y del valor de los bienes de consumo.

  • Valorar si la introducción de un tipo reducido del IVA para los servicios de reparación de las pequeñas y medianas empresas es adecuada para fortalecer el sector de la reparación.

Länder y municipios:

  • Apoyo activo de las redes de reparación proporcionando espacio para los denominados “Cafés de reparación”, por ejemplo.

  • Facilitar guías de reparación o plataformas en línea con información sobre instalaciones de reparación.

  • Informar a los consumidores sobre la importancia y la utilidad de las reparaciones para prolongar la vida útil de los productos.

  • Apoyo al suministro de guías de reparación por parte de terceros, por ejemplo, en cooperación con las Cámaras de Industria y de Comercio.

  • Promoción de empleo por cuenta propia y formación en profesiones en el ámbito de la reparación.

Consumidores:

  • Utilización de servicios de “Cafés de reparación“, sastrerías, zapateros, electricistas, etc. para reparar sus productos.

  • Al comprar, se debe prestar atención a los productos con la etiqueta “Blauer Engel”, que se caracterizan por un diseño apto para la reparación. Las piezas de repuesto deben ser ofrecidas por el fabricante durante mucho tiempo.

  • Tratar de reparar los artículos dañados en una red de reparación bajo la guía de voluntarios o de instrucciones de reparación facilitadas.

Operadores económicos:

  • Garantizar a los clientes el acceso a las piezas de repuesto adecuadas durante un período de tiempo determinado, cuando proceda. Alternativamente, los fabricantes pueden proporcionar plantillas para la reproducción de piezas de repuesto utilizando una impresora 3D. También es útil que las instrucciones de reparación estén disponibles en línea.

  • Facilitar información transparente sobre la reparabilidad de los productos, en la compra de nuevos equipos.

  • Las tiendas especializadas pueden proporcionar servicios de reparación o puntos de recepción como una oferta de servicio adicional.

  • Los fabricantes pueden informar en línea sobre los servicios de reparación de sus propios productos.

  • También pueden desarrollar diseños de productos fáciles de reparar, que, por ejemplo, permitan abrir los productos sin dificultad: atornillar en lugar de pegar.

  • Los fabricantes también pueden prescindir de conexiones de tornillo, que sólo se pueden abrir con herramientas especiales (operación sujeta a requisitos de seguridad).

  • Las empresas de nueva creación promuevan, implementen y apoyen los servicios de reparación.

 

1.2. Reutilización: reutilizar en lugar de tirar

Objetivo: extensión de la vida útil de los productos hasta el final de su idoneidad para su uso.

Gobierno Federal:

  • Fortalecer la promoción de la reutilización mediante la introducción de cambios legislativos apropiados en la contratación pública.

  • Promoción de la profesionalización, especialmente en el área de la comercialización.

  • Mejorar la aplicación, la normalización y la comunicación de las normas de calidad de los bienes de segunda mano.

  • Aclarar las cuestiones de la normativa de productos (responsabilidad en caso de daños, cumplimiento de nuevas normas legales, eficiencia energética, etc.).

  • Elaborar una lista de todos los puntos de entrega de productos potencialmente reutilizables y de todos los sitios donde se pueden adquirir bienes de segunda mano procesados.

  • Mejorar la recogida separada y conservación del valor para el uso posterior de productos adecuados.

  • Promover la cooperación entre las instalaciones de reutilización y los puntos de recogida de productos potencialmente reutilizables.

  • Promover la introducción de sistemas reutilizables para otros productos y áreas.

  • Crear incentivos y condiciones marco para, en determinados casos, garantizar que los bienes de segunda mano se incluyan mejor en las prestaciones sociales.

Länder y municipios:

  • Establecer grandes almacenes regionales de segunda mano, apoyo a los «Cafés de reparación».

  • Las propiedades vacías pueden estar disponibles para tiendas de ropa de segunda mano o tiendas de reutilización

  • Las medidas adoptadas para promover la reutilización deben estar explícitamente enunciadas en el marco de la legislación sobre residuos y sus planes de gestión.

  • Creación de oferta para la recogida selectiva de productos reutilizables.

  • Información específica para los consumidores sobre los beneficios ecológicos de utilizar productos durante el mayor tiempo posible y sobre ofertas para la recogida selectiva de productos que todavía son útiles.

Consumidores:

  • Vender o donar productos que ya no son necesarios pero que todavía se pueden usar en lugares adecuados, como servicios sociales de mobiliario, o hacer que los recojan, o bien ofrecer, donar o regalar productos que todavía se pueden utilizar para la venta. Hasta la eliminación final inevitable, esto puede prolongar significativamente la vida útil de los productos y retrasar la necesidad de comprar y fabricar productos de nueva producción.

  • Hay buenas razones para centrarse más en los bienes de segunda mano: en el caso de los coches, el coche usado ha sido durante mucho tiempo algo común, pero para otros productos esto también sería concebible. Las librerías públicas, las tiendas de ropa, las plataformas en línea o los mercadillos ofrecen numerosas oportunidades para dar una segunda vida a los productos. En particular, es aconsejable, por ejemplo, visitar los grandes almacenes de reutilización gestionados por el municipio.

  • Comprobar si comprar productos de segunda mano es más sensato y más barato a largo plazo. Mejor comprar productos de segunda mano de alta calidad que recurrir a productos baratos con defectos de calidad.

  • Utilizar productos reutilizables en la vida cotidiana, por ejemplo, bolsas de pan reutilizables y bolsas de pan para su compra, también para el «café para llevar» y el consumo fuera del hogar; se deben utilizar envases y embalajes reutilizables.

Operadores económicos:

  • Organizar intercambios en el lugar de trabajo: lo que ya no se necesita encontrará nuevos usuarios allí.

  • «Recuperar» productos reutilizables y crear un mercado de reventa propio o promover otros sistemas de reutilización (por ejemplo, donaciones en especie).

  • Además, las devoluciones se pueden organizar como “bienes B”, de segunda mano o similares.

  • Especialmente en el sector en línea, la reutilización constituye una oportunidad de mercado.

  • Utilizar información específica para educar a los consumidores sobre los beneficios ecológicos de utilizar los productos durante el mayor tiempo posible.

 

1.3. Usar en lugar de poseer

Objetivo: utilización de los productos orientada a la demanda y promoción del consumo sostenible.

Gobierno Federal:

  • Examinar la posibilidad de establecer una plataforma de Internet, estructurada según criterios relacionados con la demanda (por ejemplo, por grupos de destinatarios, tipos de ofertas, acontecimientos cotidianos), que muestre las ofertas existentes en Alemania de «usar en lugar de poseer» y las posibilidades de ponerse en contacto con proveedores.

  • Aumentar el conocimiento general sobre la existencia de esas formas de uso mediante medidas de sensibilización.

  • En el contexto de la contratación pública, debería considerarse y aplicarse el principio de «usar en lugar de poseer» como una opción de reducción de residuos, respetuosa con el clima y que ahorra recursos.

Länder y municipios:

  • Utilizar nuevas ofertas de servicios en vivienda pública y otros ámbitos; por ejemplo, mediante la provisión afiliada de plazas de aparcamiento o salas para compartir el coche o el uso conjunto de equipos.

  • Proporcionar información concreta sobre esas posibilidades.

  • Asesoramiento a las empresas de nueva creación en este ámbito (por ejemplo, sobre oportunidades de financiación).

  • Aumentar el conocimiento general sobre la existencia de esas formas de uso, por ejemplo, mediante campañas de información y material educativo, así como mediante la inclusión de la «Educación para la sostenibilidad» en los planes de estudio.

Consumidores:

  • En el campo del coche compartido, hay cada vez más proveedores, especialmente en las grandes ciudades. Esto sirve en particular para evitar la infrautilización de compras. Compartir el coche es especialmente útil si se conduce menos de 10.000 kilómetros al año.

  • Todos deberían preguntarse antes de hacer una compra: ¿Qué quiero comprar?. ¿Dónde tiene sentido pedir prestado o alquilar cosas?. Muchos productos pueden utilizarse de forma mancomunada, desde lavadoras a cortadoras de césped y taladros. El uso colectivo, por ejemplo, en el vecindario, ahorra residuos y costes.

Operadores económicos:

  • El sector de la vivienda tiene la oportunidad de ofrecer nuevos servicios a sus inquilinos, por ejemplo proporcionando plazas de estacionamiento o espacios para compartir automóviles o el uso conjunto, por ejemplo, de equipos de jardín.

  • También puede aumentar la confianza en nuevas formas de uso a través de sistemas de evaluación de proveedores y usuarios.

  • «Usar en lugar de poseer» también puede considerarse una oportunidad para productos propios y ponerlos a disposición como una oferta.

 

Posibilitar las opciones de consumo sostenible

2.1. Iniciar decisiones inteligentes («nudging»)

Objetivo: motivar la prevención de residuos a través de impulsos positivos; la prevención de residuos no debe asociarse principalmente con prohibiciones y renuncias.

Gobierno Federal:

  • Examinar la forma en que el nudging (herramienta para orientar las conductas de los ciudadanos hacia determinadas objetivos deseables, sin recurrir a la coacción ni a los incentivos económicos), puede utilizarse de manera aún más eficaz para la prevención de los residuos, por ejemplo, mediante referencias a productos.

  • El nudging también debe utilizarse en las instituciones públicas. Por ejemplo, mediante sugerencias, hay que comprobar los ajustes preestablecidos de dispositivos como las impresoras para pasar de la impresión a una sola cara a la impresión a doble cara.

Länder y municipios:

  • Utilizar el nudging en las propias dependencias, como los bares para evitar conscientemente el despilfarro, ofreciendo, por ejemplo, garrafas y vasos para el agua del grifo, o instalando dispensadores de agua para llenar las botellas que los clientes llevan consigo.

  • Se puede utilizar el «nudging social», por ejemplo, anunciando cuántas personas compran en tiendas de reutilización y han encontrado allí productos para sus hogares.

Consumidores:

  • La publicidad y los ajustes preestablecidos ya se utilizan a menudo para influir en la libertad de elección. Los consumidores pueden oponerse conscientemente a esta influencia y aprovechar su propia libertad de elección.

  • Se debe comprobar si el dispositivo permite una operación de bajo despilfarro (por ejemplo, impresora: impresión a doble cara).

  • Las compras deben planificarse, por ejemplo, con listas para evitar compras espontáneas innecesarias.

  • Un carro de la compra grande parece muy vacío, lo que tienta a comprar, por lo que, si es posible, se debe utilizar una cesta de la compra en lugar de un carro de la compra.

  • Antes de hacer una compra, siempre debe examinarse críticamente si el producto en cuestión es realmente necesario.

Operadores económicos:

  • Los preajustes de los dispositivos deben ayudar a evitar el desperdicio, por ejemplo, preajustando las impresoras para la impresión a doble cara o apagando automáticamente los dispositivos si no se utilizan durante 30 minutos.

  • El «nudging» también pueden ser utilizado conscientemente en su propia empresa para evitar el desperdicio; por ejemplo en los dispensadores de papel.

  • Se puede anotar en los productos información sobre las posibilidades de reparación, ahorro de material, posibilidades de devolución y otras medidas para evitar el despilfarro.

  • En los hoteles, por ejemplo, se pueden utilizar pegatinas en el baño para que los huéspedes sean conscientes de que se protege mejor el medio ambiente mediante el uso más prolongado de toallas.

  • Los dispensadores de papel en los baños de los hoteles y restaurantes pueden utilizarse para informar a sus clientes de que una o dos toallas de papel son suficientes para secarse las manos.

  • Los restaurantes y bares deben:

    • Ofrecer automáticamente a sus clientes la posibilidad de llevarse a casa sus sobras envueltas en toallas de papel.

    • Ofrecer pequeñas porciones en el menú y controlar los retornos y ajustar los tamaños de las porciones.

    • Usar pequeños platos en los buffets para reducir el desperdicio de comida.

    • No ofrecer cubiertos desechables, utilizar saleros y pimenteros en lugar de bolsitas.

    • Ofrecer sistemas reutilizables para el consumo fuera de casa.

Comercio:

  • Los artículos ecológicos y de bajo embalaje deben colocarse de forma atractiva y ser fácilmente accesibles para el cliente.

  • El personal de ventas debe pedir a sus clientes una bolsa, un estuche o una caja de transporte (dependiendo de la gama de productos) que hayan traído consigo.

  • Las tiendas deben informar de la posibilidad de efectuar el pago sin ticket de compra. Se debe preguntar al cliente si necesita una copia impresa. También se pueden ofrecer recibos digitales.

  • Los productos no envasados deben ofrecerse a un precio más barato.

 

2.2. Uso de etiquetas, sellos y ecoetiquetas

Objetivo: ayudar en las decisiones de compra proporcionando información fiable al consumidor sobre los aspectos de prevención de residuos del producto.

Gobierno Federal:

  • La etiqueta ecológica “Blauer Engel“ seguirá adaptándose a los entornos cambiantes de los productos en el futuro En 2019 se publicaron, entre otros, los criterios de adjudicación para «productos informáticos eficientes en materia de recursos y energía», de «centros de datos inocuos para el clima» y de «funcionamiento de centros de datos energéticamente eficientes».

  • En el ámbito de la contratación pública, se dará preferencia a los productos que lleven la etiqueta ecológica “Blauer Engel“.

Länder y municipios:

  • Los servicios de asesoramiento sobre residuos y otros servicios de información deben proporcionar información sobre la etiqueta ecológica “Blauer Engel“ y otras etiquetas que informan sobre aspectos relativos a la prevención de residuos.

Consumidores:

  • Al tomar decisiones de compra, los consumidores deben prestar más atención a la etiqueta ecológica “Blauer Engel“. En una encuesta reciente, el 92 por ciento de la población dijo que conocía esta etiqueta.

  • Para la orientación en el sector de las etiquetas ecológicas deben utilizar el portal gubernamental siegelklarheit.de.

Operadores económicos:

  • Al marcar la fecha de los productos alimenticios, debe señalarse claramente que, a menudo, son comestibles después de que haya expirado la fecha mínima de vida útil. Además, se puede comprobar si se puede cambiar la información sobre su caducidad por otra, por ejemplo, «mejor usarlo antes de XX.XX.XX“.

  • Los productos de proximidad y particularmente respetuosos con el medio ambiente deben estar etiquetados en restaurantes, hoteles y bares, para que los clientes puedan tenerlo en cuenta al tomar su decisión de compra.

  • La etiqueta ecológica “Blauer Engel” también ofrece a las empresas la oportunidad de evitar la generación de residuos mediante criterios simples y transparentes y, en muchos casos, de ahorro de costes a lo largo de todo el ciclo de vida.

 

2.3.Permitir una compra en línea más sostenible

Objetivos:

  • Reducción significativa de la generación de residuos en el negocio de la venta por correo.

  • Reutilización de los productos devueltos (por ejemplo, reparación y reventa, venta con descuento a través de otros canales de distribución, donación del producto).

  • Promoción del consumo sostenible.

  • Crear transparencia a fin de proporcionar información fiable sobre las cifras reales de bienes destruidos.

Gobierno Federal:

  • Ampliar el sistema de responsabilidad del producto e instaurar una obligación de presentación de informes para generar transparencia sobre la destrucción de bienes reutilizables.

  • Valorar la exención del IVA para las donaciones en especie con el fin de aumentar las donaciones y los excedentes.

  • Examinar formas de mejorar la disponibilidad de información ambiental relacionada con los productos en el comercio en línea.

  • Sensibilizar a los consumidores sobre los efectos de las devoluciones en la generación de residuos.

  • Elaboración de criterios de adjudicación para los «servicios de entrega climáticamente neutros» de la etiqueta ecológica “Blauer Engel”.

Consumidores:

  • Los clientes que no estén seguros de sus tallas deberían preferir usar las pruebas en línea de comercio minorista local.

  • Comprobar si los productos también están disponibles en tiendas cercanas; esto también proporciona a los minoristas locales un apoyo adicional.

  • Los clientes pueden planificar sus compras en línea y, si es posible, combinar varios pedidos en un pedido colectivo, que ahorra el embalaje protector.

  • También debe prestarse atención a las descripciones de los comercios, así como a las valoraciones de sus clientes, por ejemplo, si los productos son más grandes o más pequeños de lo habitual.

Operadores económicos:

  • Los productos devueltos pueden ser puestos a disposición de organizaciones de caridad.

  • La posibilidad de devolver los productos debe ofrecerse exclusivamente a cambio de una tasa, al menos para los productos sin defectos, de modo que se devuelvan menos paquetes.

  • Deben introducirse bonificaciones para los clientes que devuelvan pocos o ningún producto.

  • Por el contrario, los clientes que devuelven frecuentemente paquetes pueden ser restringidos en sus compras: por ejemplo, restringiendo los métodos de pago disponibles de modo que esos clientes sólo puedan utilizar métodos de pago menos favorables para las devoluciones (pago anticipado, transferencia inmediata, domiciliación bancaria).

  • Los productos que se devuelven con mayor frecuencia deben ser identificados y luego comprobados para ver cuál es la razón de la devolución y cómo se puede remediar. Por ejemplo, el producto podría estar mal representado en imágenes o no descrito adecuadamente en la descripción del producto.

  • Las descripciones exactas, fotos y reseñas de otros clientes de productos también ayudan a reducir la cantidad de artículos devueltos.

  • Al realizar el pedido, se remitirá automáticamente a descripciones, calificaciones u opciones de prueba en línea. Si los productos se piden en una variedad de combinaciones de colores y tamaños, la información ambiental debe tenerse en cuenta en el momento de la devolución.

  • El embalaje de envío reutilizable o los pedidos agrupados de un cliente pueden evitar el embalaje y el transporte innecesarios.

  • Si la mercancía ya está embalada en un embalaje de venta estable, como el cartón, no se debe utilizar ningún envoltorio adicional.

  • La ropa de las colecciones antiguas no debe ser destruida bajo ninguna circunstancia, ni en el comercio en línea ni en las tiendas físicas. Deben utilizarse alternativas como las ofertas con descuento, los centros outlet o la cooperación con tiendas de segunda mano.

 

2.4. Educación: informar y sensibilizar

Objetivo: mejorar los conocimientos sobre la prevención de residuos.

Gobierno Federal:

  • Examinar cómo la cuestión de la prevención de residuos puede desarrollarse aún más en los planes de estudio de las escuelas y universidades.

  • Examinar cómo la prevención de residuos puede integrarse aún más en la comunicación para productos con un alto contenido de residuos.

Länder y municipios:

  • Las instituciones públicas pueden organizar y apoyar campañas de prevención de residuos y proporcionar asesoramiento en línea sobre prevención de residuos.

  • La prevención de residuos debe abordarse en una etapa temprana en los jardines de infancia y las escuelas.

  • También se pueden ofrecer consejos sobre prevención de residuos.

  • Las escuelas pueden participar en la Semana Europea de la Prevención de Residuos con una acción.

  • La prevención de residuos debe incluirse como un tema en los planes de estudio.

  • Además, debería celebrarse una semana de prevención de residuos en guarderías y escuelas, por ejemplo, como parte de la Semana Europea de prevención de residuos.

Consumidores:

  • Participar en campañas de prevención de residuos.

  • Los padres también deben actuar como modelos de conducta para sus hijos en el ámbito de la prevención de residuos.

  • Publicación de artículos en las redes sociales para informar a amigos, conocidos y colegas sobre temas de prevención de residuos y acciones contra la basura y la generación de residuos.

  • Numerosas ofertas de información del gobierno federal, los Estados federados y los municipios sobre el tema de la prevención de residuos y el consumo sostenible están disponibles para la formación continua.

Operadores económicos:

  • Las empresas pueden presentar a sus empleados las medidas de prevención de residuos establecidas e informarles sobre sus efectos positivos.

  • Es posible participar exponiendo su visión y ejemplo en la Semana Europea de Prevención de Residuos y comunicar la acción internamente en la empresa y así sensibilizar a sus propios empleados.

  • Las empresas que realizan reparaciones o “remanufacturación” pueden ofrecer talleres o cursos de formación para transmitir sus conocimientos para que otras empresas puedan utilizar estos enfoques y así ahorrar residuos y recursos.

  • Permitir que sus empleados participen en talleres y cursos de formación sobre el tema del ecodiseño y los procesos de producción sostenibles, por ejemplo.

  • Los consumidores pueden ser informados sobre la generación de residuos, la reparabilidad y la longevidad de un producto mediante la información que figura en su etiqueta.

  • Las empresas de gestión de residuos pueden ofrecer servicios educativos para jardines de infantes y escuelas.

RRSS
Archivado en:
Sostenibilidad, Otros, Alemania
Tags
Terraqui


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA