Claves para el mantenimiento de los intercambiadores de calor

Un aspecto que suele pasarse por alto es el servicio de mantenimiento, tanto durante la entrega como en la puesta en marcha, pero también a lo largo del tiempo


786

Por Matt Hale, Director Internacional de Ventas y Marketing, HRS Heat Exchangers


 

En el proceso de compra de un intercambiador de calor o un sistema de procesamiento, hay determinados aspectos que hay que tener en cuenta, como la idoneidad del equipo para la tarea a desempeñar, los costes de capital y operativos, la facilidad con que el equipo encajará en los sistemas e instalaciones existentes y muchas otras pequeñas cuestiones. Lo que no siempre se considera es el servicio de mantenimiento, tanto durante la entrega como en la puesta en marcha, pero también a lo largo del tiempo.

Este mantenimiento se puede definir como cualquier apoyo obtenido del proveedor una vez que se ha acordado el pedido y también puede incluir los servicios iniciales de instalación y puesta en marcha. Dependiendo de la naturaleza y el tamaño del proyecto, estos trabajos se suelen llevar a cabo por el proveedor, junto con el propio equipo de ingeniería del cliente y/o contratistas externos.

HRS puede realizar la instalación y puesta en marcha directamente, utilizando su propio personal, o supervisar la instalación de sus componentes por parte de otros, tanto si se ha adquirido una solución de ingeniería a medida o un sistema prediseñado. En los últimos dos años, la pandemia de coronavirus ha visto un aumento en el uso de sistemas de IT y comunicaciones para supervisar la puesta en marcha de forma remota, una solución que permite una instalación eficiente y oportuna al tiempo que limita viajes y contactos.

 

Importancia del fabricante

Si bien una instalación correcta es esencial para aumentar la vida útil del sistema y garantizar su buen funcionamiento, existen otros servicios de soporte que los clientes deben esperar de sus proveedores de equipos, y que incluyen aspectos iniciales como la provisión de capacitación y documentación, tanto para la operación como para el mantenimiento.

Cuando el equipo está equipado con un sistema de acceso remoto y seguimiento, el fabricante puede acceder a información y métricas clave y, cuando sea necesario, iniciar sesión y descubrir cualquier problema potencial e identificar rápidamente su resolución. La experiencia en diseño y los conocimientos técnicos del fabricante puede ahorrar tiempo y dinero al identificar problemas y soluciones rápidamente y sin incurrir en costosas visitas al lugar de la instalación.

 

 Últimos avances tecnológicos

Un fabricante de renombre también ofrecerá información experta sobre los últimos avances tecnológicos que podrían beneficiar el proceso de los sistemas de los usuarios y los costes operativos.  Por ejemplo, una auditoría de rendimiento permite a los ingenieros y diseñadores del fabricante analizar el rendimiento del equipo y ofrecer orientación sobre cómo mejorar, mantener adecuadamente las condiciones deseadas o reducir costes.  Además del monitoreo, esto proporcionará información basada en hechos sobre el rendimiento del equipo que permita prolongar su vida útil y ayudar a planificar el mantenimiento.

Además, le permitirá al proveedor sugerir actualizaciones apropiadas que mejorarán el rendimiento del sistema, aumentarán la capacidad o la eficiencia operativa, o reducirán los costes de funcionamiento. En ciertos casos, como las dimensiones del equipo, se pueden implementar soluciones de optimización de espacio.

 

Contemplar el mantenimento

Las necesidades de mantenimiento pueden variar según el tipo de equipo o productos que se procesen y las condiciones de diseño requeridas.  Por lo tanto, al seleccionar un proveedor de intercambiadores de calor hay que determinar la gama de servicios de mantenimiento que pueden ofrecer para ayudar a mantener el equipo funcionando sin problemas, incluido el mantenimiento y el servicio preventivos, el acopio de repuestos necesarios y el cambio de piezas cuando sea necesario.

Las estructuras comerciales globales de hoy en día significan que la ubicación de las plantas de fabricación no es un problema cuando se trata de elegir un proveedor de equipos, y como tal, debe observar las capacidades de ese proveedor para apoyarlo tanto a nivel local como remoto.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA