Consulta pública sobre la evaluación del VII Programa de Acción en materia de Medio Ambiente de la UE

En aplicación desde noviembre de 2013 y vigente hasta 2020, esta evaluación servirá para sentar las bases del próximo Programa de Acción en la materia


554


Autora del artículo: Alexandra Farbiarz Mas • LinkedIn • Email • Terraqui


 

Esta iniciativa ya fue anunciada desde Terraqui en nuestro post del 22 de noviembre de 2017, titulado “Empieza la evaluación del VII Programa de Medio Ambiente de la UE“.

El VII PMA Programa General de Acción de la Unión en materia de Medio Ambiente, titulado “Vivir bien, respetando los límites de nuestro planeta”, que se adoptó  mediante  la Decisión nº1386/2013/UE de 20 de noviembre, tiene vigencia hasta el 2020.

Recordemos sus principales objetivos:

1. Proteger, conservar y mejorar el capital natural de la Unión;
2. convertir a la Unión en una economía hipocarbónica, eficiente en el uso de los recursos, ecológica y competitiva;
3. proteger a los ciudadanos de la Unión frente a las presiones y riesgos medioambientales para la salud y el bienestar;
4. maximizar los beneficios de la legislación de medio ambiente de la Unión mejorando su aplicación;
5. mejorar el conocimiento del medio ambiente y ampliar la base de evidencias en la que fundamentar las políticas;
6. asegurar inversiones para la política en materia de clima y medio ambiente y tener en cuenta los costes medioambientales de todas las actividades de la sociedad;
7. integrar mejor la preocupación por el medio ambiente en otras áreas políticas y garantizar la coherencia de las nuevas políticas;
8. aumentar la sostenibilidad de las ciudades de la Unión;
9. reforzar la eficacia de la Unión a la hora de afrontar los desafíos medioambientales y climáticos a escala internacional.

La evaluación quiere comprobar hasta qué punto las directrices del VII Programa han sido puestas en práctica en consonancia con las orientaciones de la Comisión para evaluaciones, es decir, tratando de evaluar su eficacia, su eficiencia, su pertenencia, su coherencia y su valor añadido.

Pueden acceder a la consulta en este enlace.

Pueden acceder al cuestionario en este enlace.

Además de las contribuciones de los participante en esta consulta pública, la evaluación también tendrá en cuenta el informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente sobre el estado de medio ambiente en Europa (vean la síntesis en español en este enlace) y la revisión de la aplicación de la normativa ambiental en la UE .

Con respecto a dicha revisión, recordar que la Comisión ha efectuado una serie de propuestas para que España cumpla con la normativa ambiental de la Unión Europea.

Recopilamos a continuación dichas propuestas:

1. Convertir a UE en una economía circular, hipocarbónica, eficiente en el uso de los recursos, ecológica y competitiva.

Continuar desarrollando las políticas en materia de economía circular y ecoinnovación, mediante una mayor cooperación entre todos los niveles de gobernanza, así como el sector privado.

• Integrar los principios de eficiencia en el uso de los recursos y economía circular en las políticas para pymes, p.ej, incentivar el ahorro de energía y agua, hacer hincapié en el uso del diseño ecológico y seguir invirtiendo en educación y formación.

• Facilitar la inversión ecológica y simplificar el acceso a la financiación.

 En cuanto a la gestión de residuos:

• Introducir un impuesto nacional sobre los vertidos o armonizar los impuestos regionales para eliminar gradualmente el vertido de residuos reciclables o recuperables. Utilizar los ingresos para apoyar la recogida selectiva e infraestructuras alternativas, pero evitando la construcción de demasiadas infraestructuras para el tratamiento de desechos residuales.

• Centrarse en mejorar la eficacia de la recogida selectiva con el fin de aumentar las tasas de reciclado (incluidos planes específicos de gestión de biorresiduos).

• Ampliar y mejorar la rentabilidad, el control y la transparencia de los regímenes de Responsabilidad ampliada del productor y eliminar el parasitismo.

• Intensificar la cooperación entre las regiones con el fin de utilizar la capacidad de tratamiento de residuos de manera más eficiente y de alcanzar los objetivos nacionales de reciclado

• Completar los planes regionales de gestión de residuos que faltan a fin de abarcar la totalidad del territorio.

 2. Proteger, conservar y reforzar el capital natural.

Naturaleza y biodiversidad:

• Completar el proceso de designación y poner en marcha objetivos de conservación claramente definidos y las medidas de conservación necesarias para los lugares de interés, así como proporcionar recursos adecuados para su aplicación con el fin de mantener o devolver especies y hábitats de interés comunitario a un estado favorable de conservación en s área de distribución natural.

• Mejorar la disponibilidad de los recursos financieros necesarios para la conservación de la naturaleza, en particular mediante el uso mejorado de los fondos FEDER y el Feader el ulterior desarrollo para la promoción de las actividades de conservación de la naturaleza previstas en la legislación básica.

• Capitalizar el muy valioso patrimonio natural para crear empleo. En este contexto, sería interesante para España promover en mayor medida el turismo sostenible.

• Desarrollar y promover enfoques de aplicación inteligentes y racionalizados, en particular en lo relativo a los procedimientos de concesión de permisos en relación con lugares y especies, garantizando los conocimientos necesarios y la disponibilidad de datos. Reforzar la comunicación con las partes interesadas.

 Estimación del capital natural:

• Continuar apoyando la elaboración de mapas y la evaluación de los ecosistemas y sus servicios, mejorar su uso de cara a las políticas y la toma de decisiones (p.ej. la estrategia española sobre la infraestructura verde) y desarrollar sistemas de contabilización del capital natural.

 Infraestructura verde:

• Completar, adoptar y aplicar una Estrategia nacional española de infraestructura verde y de la conectividad y restauración ecológicas sería un paso importante y positivo.

 Protección marina

• Continuar trabajando para mejorar las definiciones de buen estado ambiental, también mediante la cooperación regional, utilizando el trabajo realizado por los Convenios marítimos regionales pertinentes.

• Continuar integrando los programas de vigilancia con la legislación pertinente de la UE y aplicar otros programas conjuntos de vigilancia existentes a escala regional o subregional.

• Continuar mejorando la comparabilidad y la coherencia de los métodos de vigilancia dentro de las regiones marinas del país.

• Garantizar que todo su programa de vigilancia se aplica sin demora y es totalmente adecuado para controlar el progreso hacia su buen estado ambiental.

 3. Garantizar la salud y la calidad de vida de los ciudadanos.

Calidad del aire:

• Mantener la tendencia a la baja de los contaminantes atmosféricos con el fin de lograr el pleno cumplimiento de los actuales techos nacionales de emisión y los valores límite de calidad del aire, así como reducir los efectos adversos de la contaminación atmosférica en la salud, el medio ambiente y la economía.

• Reducir las emisiones de amoniaco (NH3) para cumplir con los actuales techos nacionales de emisión aplicables, por ejemplo, introduciendo o ampliando el uso de técnicas agrícolas de bajas emisiones.

• Reducir las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) para cumplir con los actuales techos de emisión nacionales aplicables o reducir el dióxido de nitrógeno (NO2) (y las concentraciones de ozono), entre otros, mediante la reducción de las emisiones relacionadas con el transporte, en particular las zonas urbanas.

• Reducir la emisión y concentración de PM10, entre otros, mediante la reducción de las emisiones relacionadas con la generación de energía y calor usando combustibles sólidos, con el transporte y con la agricultura.

Ruido:

• Completar el cartografiado del ruido y los planes de acción para la gestión del ruido.

 Calidad y gestión del agua:

• España debe seguir mejorando su política sobre el agua en consonancia con la lógica de intervención de la Directiva marco sobre el agua.

• Los métodos para evaluar el estado deben desarrollarse plenamente para mejorar la certeza sobre el estado del agua y deben financiarse adecuadamente los programas de control. Así se dispondrá de una mejor base de información para la toma de decisiones.

• Las nuevas modificaciones físicas de masas de agua deben evaluarse con arreglo al artículo 4, apartado 7, de la Directiva marco sobre el agua, tras considerar opciones alternativas y medidas adecuadas de mitigación.

• El control de la extracción del agua, tanto de aguas superficiales como subterráneas, debe mejorar. Debe ponerse en marcha una política eficaz de tarificación del agua, que incluya la recuperación de costes medioambientales y de recursos, en particular para la agricultura, con el fin de proporcionar u incentivo adecuado para el uso eficiente del agua. Sería también conveniente establecer un regulador nacional o un órgano de supervisión que garantice la coherencia y la adecuada recuperación de costes en las tarifas urbanas.

• España deberá garantizar la designación oportuna de zonas vulnerables al nitrato y reforzar las medidas destinadas a atajar la contaminación por nutrientes y mejorar, con el tiempo, la calidad del agua (aguas subterráneas, dulces y aguas salinas superficiales) en dichas zonas.

• Completar la aplicación de la Directiva sobre el tratamiento de aguas residuales urbanas a todas las aglomeraciones, mediante el establecimiento de la infraestructura necesaria.

4. Instrumentos e inversión basados en el mercado.

Fiscalidad ecológica y subvenciones perjudiciales para el medio ambiente:

• España es el tercer país con el porcentaje más bajo en ingresos por impuestos medioambientales. La reforma de la fiscalidad relacionada con el medio ambiente puede desempeñar un papel importante para mantener el crecimiento económico. Gravar la contaminación y el uso de recursos aportaría ingresos adicionales y, al mismo tiempo, contribuiría a desincentivar actividades que pueden suponer un mayor coste en el futuro en lo que a limpieza, gastos sanitarios, etc, se refiere. Estos ingresos suplementarios podrían, asimismo, sustituir los recortes en el gasto.

• España debe considerar todo el potencial de la fiscalidad medioambiental, así como aplicar un informe coherente en todo el país a fin de aprovechar los beneficios ambientales, económicos y sociales (puestos de trabajo).

• España no cuenta con una estrategia global para eliminar las subvenciones nocivas para el medio ambiente, aunque su abandono puede ofrecer ventajas económicas, sociales y medioambientales, permitir una mayor competitividad y contribuir a la consolidación presupuestaria. Es importante garantizar que los tipos impositivos de la energía sean más uniformes en todos los combustibles y usos, y que el sistema tributario no favorezca indebidamente las soluciones basadas en los combustibles fósiles.

• Desarrollar una estrategia nacional para la eliminación gradual de las subvenciones perjudiciales para el medio ambiente sería un criterio positivo para España.

Contratación pública ecológica:

• España debería contar con una política de contratación pública horizontal y coherente para todo el territorio y controles suficientes sobre la correcta aplicación de las normas de contratación pública, en particular, en los niveles inferiores a la administración central.

Inversiones: la contribución de los fondos de la UE:

• España debería aprovechar los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos disponibles para el período de programación 2014-2020 con el fin de mejorar la conformidad con la legislación y la política medioambiental de la UE, así como utilizar el potencial de la economía verde para la competitividad y la creación de empleo.

• En cuanto a la política común agraria, deberían utilizarse los fondos de desarrollo rural (PAC) para sufragar la gestión medioambiental de la tierra y otras medidas medioambientales y en segundo lugar, garantizar una aplicación eficaz del primer pilar de la PAC, la organización común de mercados de los productos agrarios, con respecto a la condicionalidad y el componente ecológico.

• También se ha sugerido por ello a España que mejore las normas, mediante un dialogo constructivo con la Comisión Europea, también con la Dirección General de Medio Ambiente, con el fin de no perjudicar a administradores de tierras que realizan una administración agrícola activa de la tierra.

5. Gobernanza eficaz y conocimiento.

Capacidad para aplicar normas:

• España debe abordar la fragmentación a escala regional y local desarrollando mejores mecanismos de coordinación para el medio ambiente.

  Garantía de cumplimiento:

• Mejorar la transparencia sobre la organización y funcionamiento del sistema de garantía de cumplimiento y sobre cómo se abordan los riegos importantes.

Participación pública y acceso a la justicia

• Adoptar las medidas necesarias para garantizar que el coste de las acciones legales en relación con la legislación medioambiental de la UE no sea prohibitivo y esté en consonancia con los requisitos del Derecho de la UE y el Convenio de Aarhus.

Acceso a la información, conocimientos y pruebas:

• Identificar y documentar todas las series de datos especiales necesarias para la aplicación de la legislación ambiental y hacer que la información y la documentación sea, al menos, accesible “tal y como está” para otras autoridades públicas y para los ciudadanos a través de los servicios digitales previstos en la Directiva Inspire por la que se establece una infraestructura de información espacial en la Comunidad Europea.

En este enlace podrán acceder al informe completo de la revisión de la aplicación en España de la norma normativa ambiental de la Unión Europea.

Tags: Terraqui.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.