El Parlamento Europeo apoya reforzar la legislación sobre gestión y reciclaje de baterías

Las nuevas medidas para las baterías son cruciales para la transición a una economía circular y climáticamente neutra y para la competitividad y la autonomía estratégica de la UE


1040

La Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo adoptó el pasado jueves 10 de febrero, su posición sobre las normas propuestas que deberán regir todo el ciclo de vida de las baterías, desde el diseño hasta el final de su vida útil.

Los eurodiputados estuvieron de acuerdo con el enfoque de la Comisión Europea de revisar la legislación actual para tener en cuenta los avances tecnológicos y las disposiciones modificadas en varias áreas, incluida la introducción de una nueva categoría de "baterías para medios de transporte ligeros (LMT)", como bicicletas eléctricas.

 

Baterías más sostenibles, baterías más fáciles de reemplazar

Los eurodiputados respaldaron las reglas propuestas sobre una declaración y etiqueta de huella de carbono, un valor máximo para la huella de carbono del ciclo de vida, así como niveles mínimos de cobalto, plomo, litio y níquel recuperados de los desechos para su reutilización en baterías nuevas. Para 2024, las baterías portátiles en electrodomésticos, así como teléfonos inteligentes, y las baterías para vehículos de transporte ligeros deben diseñarse para que los consumidores u operadores independientes las retiren y reemplacen de manera fácil y segura. Los eurodiputados también insisten en la necesidad de evaluar la viabilidad de introducir estándares para cargadores comunes para una variedad de baterías recargables.

 

Obligación de la industria de las baterías de llevar a cabo la debida diligencia en la cadena de valor

Los eurodiputados quieren que todos los operadores económicos que coloquen baterías en el mercado de la UE cumplan con los requisitos que abordan los riesgos relacionados con el abastecimiento, el procesamiento y el comercio de materias primas, productos químicos y materias primas secundarias, que a menudo se concentran en uno o unos pocos países. Los eurodiputados quieren que la industria de las baterías siga los estándares de diligencia debida reconocidos internacionalmente en toda su cadena de valor.

 

Mayor ambición para la gestión de residuos

En el informe, los eurodiputados piden objetivos de recogida más estrictos para las pilas portátiles (70 % para 2025, en comparación con la propuesta original de la Comisión del 65 %; y 80 % para 2030 en lugar del 70 %). También introducen tasas mínimas de recogida de baterías LMT (75 % para 2025 y 85 % para 2030). Todos los residuos de baterías de automóviles, industriales y de vehículos eléctricos deben ser recogidos.

La ponente Simona Bonafè (S&D, IT) dijo: “Por primera vez en la legislación europea, el Reglamento sobre baterías establece un conjunto holístico de reglas para regir el ciclo de vida completo de un producto, desde la fase de diseño hasta el final de su vida útil. Esto crea un nuevo enfoque para impulsar la circularidad de las baterías e introduce nuevos estándares de sostenibilidad que deberían convertirse en un punto de referencia para todo el mercado mundial de baterías. Las baterías son una tecnología clave para fomentar la movilidad sostenible y almacenar energía renovable. Para lograr los objetivos del Pacto Verde y atraer inversiones, los colegisladores deben avanzar hacia una rápida adopción de reglas y plazos claros y ambiciosos".

RRSS
Archivado en:
Residuos, Otros, Europa


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA