El sector del reciclaje de plásticos español, ejemplo internacional

Por Óscar Hernández, Director General de ANARPLA


6263

La Asociación Nacional de Recicladores de Plástico, es de las asociaciones de recicladores de plástico más antigua de todo Europa con 26 años, pero dentro de la asociación hay empresas con una experiencia de más de 50 años, por lo que no es de extrañar que España sea un referente mundial en reciclaje de plásticos. Estas empresas son el último eslabón de la gestión de los residuos plásticos, donde los residuos se convierten en materias primas que se pueden utilizar directamente en la fabricación de nuevos artículos plásticos, el sector del reciclado mecánico de plásticos se han ido adaptando a las normativas, flujos de residuos plásticos y necesidades, en definitiva, se han ido adaptando al mercado y concretamente nuestros socios se rigen bajo los más altos estándares de calidad y seguridad, rigiéndose a las guías técnicas y de buenas prácticas de la asociación.

Cinco países de la Unión Europea suman el 67% de la capacidad total de reciclado de plásticos instalada en Europa incluyendo la de Reino Unido. España no sólo es uno de ellos, sino que lidera el ranking de capacidad por habitante.

El plástico reciclado de nuestros socios siempre se envía con su ficha técnica y de seguridad, por ello las plantas de reciclado de plásticos cuentan con laboratorios propios, una muestra más de la evolución del sector en España.

Dentro de las plantas de reciclado el residuo pasa por diferentes fases hasta convertirse en una materia prima reciclada y sostenible:

1. Recepción y almacenamiento.

2. Preparación o mejora de la clasificación de materias a procesar.

3. Trituración, molido o densificado.

4. Lavado, densado con agua y posterior centrifugado.

5. Secado y acondicionado.

6. Extrusión – granceado. (Desgasificador a vacío y filtrado)

7. Homogeneización y formación de lotes.

En España en 2019 hemos alcanzado una tasa global de reciclado de plásticos del 43%, que pese a tener mucho margen de mejora, sitúa a España en el segundo país con mejor tasa de reciclado de plásticos de la Unión Europea, por delante de países como Suecia y Alemania.

Es un hecho que España ha ido evolucionando año tras año y mejorando las cifras de reciclado de plásticos alcanzando 1.113.076 toneladas de residuo plástico procesado en 140 empresas y 893.739 toneladas de materia prima reciclada y sostenible producida que sustituye directamente a la materia prima virgen en la fabricación de los artículos plásticos.

Si echamos la vista atrás, hace 25 años el residuo plástico procesado tan solo era de 242.028 toneladas (en 108 empresas).

España ha alcanzado unas cifras de reciclado de plásticos tan altas gracias a que las empresas no se han adaptado a reciclar un solo flujo de residuos plásticos como puede ocurrir en otros países, los recicladores de plásticos españoles han adaptado sus plantas para reciclar cualquier flujo. Siendo España de los pocos países europeos que se puede decir que dispone de sobrecapacidad de proceso para reciclado mecánico final de residuos plásticos, sin recurrir a otras valorizaciones energéticas como es el caso de Suiza, Austria, Alemania, Bélgica…

Además, ciertas circunstancias como el cierre de China y la madurez del sector han ido permitiendo invertir en I+D hasta alcanzar las capacidades de reciclado de plásticos actuales.

En España en 2019 hemos alcanzado una tasa global de reciclado de plásticos del 43%, que pese a tener mucho margen de mejora, sitúa a España en el segundo país con mejor tasa de reciclado de plásticos de la Unión Europea, por delante de paises como Suecia y Alemania.

La conclusión, es que las inversiones realizadas por el sector resultan en que la capacidad de tratamiento y reciclaje del sector de reciclado de plásticos español ha crecido durante estos años más que la cantidad de residuos plásticos recuperados en las diferentes fracciones y nuestros recicladores de plásticos recurren a proveedores de residuos plásticos seleccionados de otros países europeos (Francia, Portugal, Italia, Reino Unido) para conseguir aprovisionamiento más regular y estable atrayendo a España más materia prima reciclada y sostenible.

Todo esto nos ha llevado a que el 20% del consumo total de plásticos en España sea plástico reciclado.

De la situación dramática que vivió el sector en 2020, provocada por la caída de los precios de la materia prima virgen a lo que se le sumó el cierre de algunas empresas demandantes de plástico reciclado y la situación actual donde los recicladores de plástico se han convertido en el socio estratégico de los transformadores y los que permiten que puedan continuar con su actividad en una situación de baja oferta de la materia prima virgen podemos extraer que el plástico reciclado puede sustituir perfectamente al plástico virgen en multitud de aplicaciones pero su demanda esta muy ligada al precio del plástico virgen.

Analizado el punto de partida, llegamos al futuro del sector, entre 2021 y 2022 se decidirá el futuro del sector en forma de legislación y estará en juego la transición real a la economía circular.

España ha alcanzado unas cifras de reciclado de plásticos tan altas gracias a que las empresas han adaptado sus plantas para reciclar cualquier flujo.

 

RETOS Y OPORTUNIDADES

Estrategia europea para los plásticos

El objetivo es alcanzar 10 millones de toneladas de plástico reciclado para fabricar nuevos productos en Europa cada año para el año 2025. Nuestro sector se ha comprometido a poner en el mercado 11 millones de toneladas frente al sector de la transformación de plásticos que se han comprometido a usar 6,4 millones de toneladas.

 

Potenciar la recogida y la selección de los residuos plásticos

No se puede reciclar lo que no se recoge y sobre esta norma, el reciclador mecánico de plásticos al que le llega un residuo plástico ya seleccionado y por el que se ha pagado un precio, procesará todos los residuos plásticos que lleguen a su planta.

 

Ecodiseño para el reciclado de artículos plásticos

El ecodiseño es básico para que los recicladores puedan lograr ofrecer una materia prima reciclada de la mejor calidad y para reducir al mínimo las mermas del proceso de reciclaje.

Muestra de la importancia la asociación de recicladores de plástico europea, Plastics Recyclers Europe, ha desarrollado Recyclass, una herramienta que ayuda a los fabricantes de envases en el diseño de sus envases para hacerlos totalmente reciclables.

 

Trazabilidad para medir el logro de objetivos

Nuestro país es el segundo país de la UE con más recicladores con su trazabilidad certificada pero también es fundamental certificar la trazabilidad dentro de la industria de la transformación de plásticos como usuarios de la materia prima reciclada y así medir el cumplimiento de objetivos.

 

Fin de condición de residuo

La descatalogación de la materia prima plástica reciclada como residuo dentro de las empresas de reciclado mecánico de plásticos es un reto que a la vez que otorgará a las empresas de este tipo de seguridad jurídica conseguirá:

• Aumentar la demanda de residuo de calidad en relación a la expansión del mercado en aplicaciones de plásticos reciclados, favoreciendo el principio de jerarquía de gestión de valorización residuos mediante el reciclado.

• Aumentar la mejora de la calidad y seguridad de los productos fin de condición de residuo que se ponen en el mercado al incorporar procedimientos de buenas prácticas reglamentadas.

• Mejorar la imagen de los residuos plásticos vistos como recursos valorizables, debe considerarse como un valor añadido.

• Mejora de la transparencia y oportunidades de los mercados de los plásticos reciclados.

El sector español, probablemente en breve pueda haber logrado este reto ya que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ya ha puesto la primera piedra con la Consulta pública previa sobre la aprobación de un proyecto de Orden Ministerial por la que se establecen los criterios para determinar cuándo los residuos de plástico sometidos a tratamientos mecánicos y destinados a la fabricación de plásticos dejan de ser residuo con arreglo a la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.

 

Plástico reciclado en contacto con alimentos

Actualmente se puede usar el PET en contacto con alimentos, pero a partir de 2021 se prevé que se publiquen los requisitos para otros polímeros.

Por ahora se puede usar plástico reciclado, de polímeros que no sean PET, en contacto con alimentos cuando se haya demostrado un flujo circular del plástico en contacto con alimentos o cuando el plástico reciclado y el alimento esté separado por una barrera funcional.

 

Green Deal

El sector del reciclado de plásticos es tan importante para lograr los objetivos del green deal como el green deal para el sector del reciclado de plásticos.

• todos los envases en el mercado de la UE reutilizables o reciclables de una manera económicamente viable para 2030.

• mercado único, sólido e integrado de materias primas secundarias y subproductos.

• contenido en reciclado obligatorio

• las administraciones públicas, deben liderar con el ejemplo y asegurarse de que su adquisición sea verde.

 

Sector respaldado por los planes de recuperación

Salvaguardar los desarrollos positivos dentro de este mercado es esencial para reducir el uso de plásticos vírgenes en Europa y, por lo tanto, para la supervivencia del mercado secundario de materias primas, así como las nuevas inversiones en el sector

 

RIESGOS

Inmerecida mala imagen del plástico

Son innegables las bondades de los plásticos y los beneficios que generan para la sociedad en multitud de sectores con importantes ahorros energéticos por su bajo peso y por su proceso de transformación, si todos los envases de plástico pasasen a estar fabricados en otro material; se consumirían 3,6 veces más materia prima, 2,2 veces más energía y se emitirían 2,7 veces más emisiones de CO2. Pero todos los beneficios que generan se ven ensombrecidos.

 

Envases multimaterial

Por la mala imagen y los objetivos de reducción impuestos sólo para un material se puede direccionar a la industria envasadora a envases que multimaterial que combinan plástico con cartón y/o metales sin una solución de reciclaje efectiva o materiales con un análisis de ciclo de vida peor.

El plástico es parte del problema, pero también parte de la solución, y el sector del reciclaje de plásticos tiene la llave para que así sea. Desde el sector vemos con optimismo la economía circular de los plásticos y de nuestro sector como parte indispensable de esta.

 

Plásticos compostables

La Comisión ha detectado este riesgo y ha considerado necesario evaluar el uso de plásticos biodegradables. Este tipo de materiales no son reciclables junto al resto de plásticos y generan un impropio en las plantas de reciclado de plásticos con grandes perjuicios económicos por la pérdida de eficiencia y material contaminado, además de ambientales por no poder ser ni reciclados ni compostados cuando terminan en otro flujo y por la pérdida del material reciclable cuando estos no se han podido separar antes de ser procesados. La dificultad para identificarlos por el usuario como compostable y depositarlos en el flujo de residuos de compostables, el no establecimiento en todo el territorio del flujo de materia orgánica y la dificultad para separarlo en las plantas de selección cuando se han depositado erróneamente en el contenedor amarillo lo convierten en un problema para el reciclado de plásticos.

El estudio de la Comisión ha confirmado que el uso de plásticos biodegradables es solo para aplicaciones específicas cuando la recolección del medio ambiente no es factible o en las que la separación del plástico de otros desechos presenta un desafío, y no como una solución para la gestión inadecuada de residuos.

Recordando la jerarquía de residuos para subrayar que se debe dar prioridad a la reducción, reutilización y reciclaje, sobre los plásticos biodegradables, en línea con los principios de la Economía Circular.

El plástico es parte del problema, pero también parte de la solución, y el sector del reciclaje de plásticos tiene la llave para que así sea. Por lo que desde el sector vemos con optimismo la economía circular de los plásticos y de nuestro sector como parte indispensable de esta.

Gracias a este sector español del reciclado mecánico de plásticos:

• se mantiene un recurso en la economía, las 893.739 toneladas de plástico reciclado evitan directamente la extracción de recursos para poner esas toneladas de plástico virgen en el mercado.

• ningún otro proceso de reciclaje de plásticos es tan eficiente, se ahorran 1.631.000 toneladas de CO2 Equivalente en 2019 por sustitución de la materia prima virgen. Lo mismo que emitirían de media 888.260 turismos en un año.

• nos podemos beneficiar de las cualidades de los plásticos sin extraer nuevos recursos.

Y además;

• genera empleo, siendo el sector del reciclaje es el sector que más empleo verde genera y además tiene un potencial enorme de crecimiento.

• evita las terribles consecuencias de los residuos en el medio ambiente, en nuestras aguas o en el mejor de los casos en los vertederos.

RRSS
Archivado en:
Residuos, Opinión, España
Tags
ANARPLA


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA