La tecnología puede solucionar el problema de la escasez de agua

Una de cada nueve personas en todo el mundo no tiene acceso a agua potable limpia, la tecnología tiene un papel clave para aportar una solución


3286

En el planeta hay agua más que suficiente para cubrir las necesidades de todos. Sin embargo, todavía una de cada nueve personas en todo el mundo no tiene acceso a agua potable limpia. La tecnología tiene un papel clave para aportar una solución.

El aumento de la población, la expansión urbanística y los nuevos estilos de vida han hecho que las fuentes de agua potable limpia sean cada vez más escasas. En 2030, solo tendremos fuentes de agua suficientes para satisfacer el 60% de la demanda mundial. En muchos países en vías de desarrollo que ya se enfrentan a la carestía de agua potable, las fuentes de agua satisfarán menos del 50% de la demanda. Aunque no hay una varita mágica, la tecnología tiene un papel fundamental. Los inodoros sin agua, los ingeniosos sistemas de tratamiento de aguas residuales y las plantas de uso eficiente del agua podrían tener un papel fundamental para garantizar que todo el mundo tenga acceso al agua que necesita. Otro ejemplo proviene de uno de nuestros clientes.

En Karachi, la principal urbe económica y comercial de Pakistán, producen más de 4 millones de m3 de agua potable al año para más de 100.000 hogares y empresas. Siga leyendo abajo.

 

Convertir el agua salada en agua potable

Con una población de casi 14 millones de habitantes que no deja de crecer, la ciudad debe afrontar una demanda de agua potable cada vez mayor de su fuente principal, el río Indo. En el año 2000, una de las principales entidades de vivienda de Asia lanzó un proyecto internacional para encontrar una solución que proporcionara nuevas fuentes de agua potable. Fruto de ello nació DHA Cogen Ltd (DCL), una "joint venture" entre la Autoridad de Vivienda de Defensa (DHA) de Karachi y Sacoden Investments de Singapur.

DCL proyectó e instaló la primera planta de cogeneración de Pakistán que produce tanto energía eléctrica como agua potable. Eligieron la tecnología de Alfa Laval para resolver su problema de agua potable gracias a que ofrece un innovador proceso de desalinización que convierte el agua de mar en agua potable. Basada en el concepto de cogeneración, la planta aprovecha el calor residual de un equipo para hacer funcionar otro. La cogeneración hace que la planta sea muy eficiente en términos de consumo energético al utilizar vapor de escape de la turbina de vapor como fuente de calor para el proceso de desalinización, lo que reduce el gasto energético.

Como la planta también registra una entrada muy grande de agua de mar en comparación con la salida de agua dulce, el agua devuelta al mar tiene una concentración de sal lo suficientemente baja como para no perjudicar la vida marina ni el fondo marino de la zona. También controla la temperatura del agua para no dañar el entorno marino.

La planta, en funcionamiento desde principios de abril de 2008, produce 94 megavatios de energía eléctrica y unos 4 millones de m3 de agua potable al año, con lo que surte de agua y electricidad a más de 100.000 hogares y empresas de Karachi.

Cuatro datos sobre el agua

  • Solo el 1% del agua del planeta es potable y dos tercios de ella son inaccesibles

  • Unos 880 millones de personas carecen de acceso al agua potable

  • El agua en mal estado causa más de 2 millones de muertes al año, la mayoría de niños

  • Cada año se extraen unos 3.600 km3 de agua para consumo humano. De esta cantidad, el 70% se destina al riego, el 20% a la industria y el 10% a los hogares.

Entidad
Alfa Laval

Alfa Laval

RRSS
Archivado en:
Agua, Tecnología, Internacional
Tags
Alfa Laval


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA