Nuevas tecnologías para el control de la calidad de las aguas de baño

LABAQUA lidera un proyecto pionero para el control y seguimiento de las aguas en la desembocadura de Sancti Petri, Chiclana de la Frontera


1107


Las playas de Chiclana de la Frontera (Cádiz) han contado durante dos años con un seguimiento de la calidad de las aguas de baño asistido por tecnologías de última generación: una boya que transmite datos sobre la calidad de las aguas en tiempo real, combinada con dispositivos sumergibles para detección de contaminantes emergentes (CFIS) y uso de drones. Estas tecnologías han permitido realizar un seguimiento integral de los episodios de contaminación de las aguas para una toma de decisiones rápida y eficaz.

El proyecto pionero para el control y seguimiento de las aguas en la desembocadura de Sancti Petri ha finalizado con éxito su segunda fase tras un periodo de investigación de dos años. Se trata de una iniciativa pionera en España promovida por HIDRALIA y ejecutada por LABAQUA, con la colaboración de la Delegación de Medio Ambiente a través de Chiclana Natural.

En primer lugar, una boya oceanográfica provista de sonda multiparamétrica monitoriza una completa batería de parámetros: temperatura, pH, conductividad, salinidad, turbidez, oxígeno disuelto, materia orgánica disuelta, clorofila y pigmentos de algas verdeazuladas (BGA). Este análisis permite conocer la respuesta natural de los distintos parámetros de calidad de las aguas a factores oceanográficos como las mareas, así otros factores meteorológicos como lluvias o temporales de viento.

“La detección temprana de episodios de contaminación ofrece seguridad a los bañistas y un mejor servicio turístico”, afirman desde LABAQUA.

La boya, autónoma energéticamente gracias a las placas solares, permite discernir qué alteraciones de la calidad de las aguas tienen un origen natural y cuáles de pueden tener un origen causado por factores externos. En este sentido, LABAQUA ha incorporado un sensor adicional de hidrocarburos, importante para aquellas zonas de baño que pueden tener episodios de contaminación ligados al combustible de las embarcaciones. De esta forma, la detección temprana de posibles episodios de contaminación permite una mayor capacidad de acción ante cualquier riesgo sanitario, ofreciendo así mayor seguridad a los bañistas y un mejor servicio turístico.

Drones, una solución ágil para la contaminación en aguas de baño

Los servicios ambientales con drones permiten aportar soluciones eficaces y competitivas para satisfacer una gran variedad de necesidades y problemáticas medioambientales. Ante la posibilidad de episodios de alerta de contaminación en aguas de baño, en el proyecto de Chiclana también se han realizado inspecciones mediante sistemas de vuelo de forma remota (drones) con tecnología de LABAQUA.

Esta tecnología ha permitido identificar con rapidez la extensión y alcance de un posible vertido, mejorando así la gestión de aguas de baño en zonas costeras y optimizando el control y seguimiento de la calidad de las aguas.

Instalación en paralelo de equipos CFIS

En la segunda fase del proyecto se procedió también a la instalación en paralelo de equipos CFIS (Continuous Flow Integrative Sampler). Este dispositivo, completamente sumergible, ofrece una solución innovadora en el muestreo de contaminantes emergentes. De esta forma, se ha conseguido optimizar la detección de contaminantes orgánicos y metalesen las salidas de las depuradoras de El Torno y la Barrosa, así como en la propia ubicación de la plataforma en la playa de Sancti Petri.

Para saber más sobre este dispositivo, puede leer el artículo CFIS: innovación en el muestreo de contaminantes emergentes.

Tags: LABAQUA.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.