Ocho proyectos españoles de economía circular compiten por el Green Alley Award

España se convierte en el cuarto país con mayor número de proyectos presentados a concurso


2637

Un total de ocho proyectos españoles competirán este año en la octava edición del galardón europeo Green Alley Award, organizado por el Grupo Landbell y sus filiales, entre las que se encuentra European Recycling Platform (ERP). El premio tiene una dotación económica de 25.000 euros para el ganador, seleccionado entre las star-up europeas de servicios y productos innovadores en el ámbito de la economía circular que participan.

Este año se han presentado a concurso un total de 177 proyectos procedentes de 25 países europeos. España, con 8 proyectos presentados, se sitúa en la cuarta posición en el podio de países con mayor número de proyectos en concurso, únicamente por detrás de Alemania (62), Italia (24) y Reino Unido (21). “Deseamos mucha suerte a los participantes españoles y esperamos que alguno de sus proyectos pueda entrar en la final, tal y como sucedió hace dos años con los bioplásticos de polihidroxialcanoatos de VEnvirotech”, afirma Laura Alonso, directora general de ERP España.

La mitad de los proyectos presentados desde España proponen ideas de negocio basadas en el reciclaje, mientras que un 37,5% muestran soluciones digitales para economía circular y el 12,5% restante se centran en la prevención de la generación de residuos. Estos porcentajes difieren de la media europea, donde las soluciones de reciclaje solo aglutinan el 34% de los proyectos presentados, aunque se convierte en un área de negocio al alza en Europa, ya que en la pasada edición solo representaban un 22%. Las soluciones para la prevención de residuos se mantienen, con un 41% de proyectos, en cifras similares a las del pasado año. Finalmente, en el conjunto de los 25 países participantes, las soluciones digitales para la mejora de la economía circular pierden presencia, con un 25%, frente al 41% de la anterior edición.

 

Creciente importancia de los procesos de recuperación de materias primas críticas

Los flujos de residuos en los que se focalizan los proyectos españoles presentados a concurso este año abarcan soluciones para los residuos eléctricos y electrónicos (RAEE), envases, textil, materias primas críticas o residuos municipales, entre otros. “Las tipologías de residuos se mantienen frente a las de años anteriores, salvo por la entrada de las materias primas críticas, un área de negocio que sin duda está ganando protagonismo en el sector gracias a los esfuerzos desarrollados desde la UE y los países miembros para primar en los procesos de gestión de residuos la recuperación de materiales escasos, un proceso que no solo evita la sobreexplotación de los recursos gracias a la denominada minería urbana, sino que además, permite una mayor independencia a la hora de gestionar los recursos, equilibrando nuestra balanza comercial frente a países terceros”, explica Laura Alonso, directora general de ERP España.   

Los servicios aglutinan el 50% de los proyectos españoles presentados, mientras que un 37,5% compiten con productos y el 12,5% restante se centra en el desarrollo tecnológico. A escala internacional, la mayoría de las compañías se han decantado por presentar productos (49,7%), mientras que los servicios suponen un 29,3% y los desarrollos tecnológicos un 21%.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA