Petroleras y gasistas se comprometen a reportar y reducir las emisiones de metano a través de nuevo marco

Hasta la fecha se han sumado a la alianza 62 empresas que representan 30% de la producción mundial de petróleo y gas


938

Grandes representantes de la industria del petróleo y el gas acordaron una forma nueva y más transparente de reportar sus emisiones de metano, una medida que ayudará a abordar uno de los mayores impulsores del cambio climático.

“Para ganar la carrera hacia la neutralidad de emisiones necesitamos una acción ambiciosa de la industria del petróleo y el gas. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) está comprometido a apoyar los esfuerzos para reducir las emisiones de metano y reconoce el liderazgo de las empresas que se han sumado a un marco de reporte tan ambicioso”, dijo Inger Andersen, directora ejecutiva del PNUMA.

“Esperamos ver acciones que conviertan los compromisos en una reducción real de las emisiones”, añadió Andersen.

El metano es un potente gas de efecto invernadero. Su poder de calentamiento es 80 veces superior al del dióxido de carbono durante un período de 20 años. Las acciones para reducir las emisiones de este gas pueden frenar a corto plazo el aumento de las temperaturas, mientras se complementan los esfuerzos para descarbonizar los sistemas de transporte y energía del mundo, y se mejora la calidad del aire.

“Estoy muy feliz de ver que la industria energética toma medidas inmediatas sobre las emisiones de metano. El claro compromiso de medir y monitorear las emisiones es un primer paso para reducirlas significativamente”, dijo Kadri Simson, comisaria de Energía de la Unión Europea (UE).

“La firma de hoy es el primer resultado de la reciente estrategia de metano de la Comisión. Hay todavía numerosos pasos por tomar para disminuir las emisiones a lo largo de toda la cadena de valor y espero trabajar en estrecha colaboración con todos los socios, europeos e internacionales, para alcanzar este objetivo”, agregó Simson.

La Alianza para la reducción de las emisiones de metano provenientes de la producción de petróleo y gas (OGMP, por sus siglas en inglés) es una iniciativa de la Coalición Clima y Aire Limpio (CCAC) liderada por el PNUMA, la Comisión Europea (CE) y el Fondo de Defensa Ambiental (EDF).

Hasta la fecha, se han sumado a la alianza 62 empresas que representan 30% de la producción mundial de petróleo y gas, con activos en los cinco continentes. El nuevo marco, llamado OGMP 2.0, es el estándar de referencia que ayudará a mejorar la precisión y transparencia de la información sobre las emisiones antropogénicas de metano en el sector del petróleo y el gas.

“Agradecemos a las empresas que se han comprometido a medir, informar y reducir la contaminación de sus operaciones principales y empresas conjuntas. Esta será la base para estándares sólidos que aseguren que la industria petrolera tome acciones prácticas urgentes en favor de nuestro clima, en Europa y más allá”, dijo Fred Krupp, presidente del EDF.

 

Un marco de reporte avanzado y transparente

En el centro de este esfuerzo se encuentra un marco integral sobre reportes de metano basado en mediciones el cual facilitará a funcionarios, inversores y ciudadanos realizar un seguimiento preciso y comparar el desempeño de las empresas en formas que hasta ahora no eran posibles.

Como se estipula en la estrategia de metano de la UE, la Comisión Europea tiene previsto elaborar una propuesta legislativa sobre medición, notificación y verificación obligatorias de todas las emisiones de metano relacionadas con la energía, basándose en el OGMP 2.0.

“Reducir las emisiones de metano es un esfuerzo crucial en la ruta hacia la descarbonización de la industria. El nuevo marco, que nos permitirá tener un impacto positivo inmediato y concreto, ofrece un plan con reconocimiento internacional a las empresas que deseen realizar mejoras en sus reducciones de emisiones en todas las fases de la cadena de valor. Esperamos seguir trabajando con todos los socios involucrados. Solo a través de la colaboración podemos cumplir nuestros objetivos comunes”, dijo Claudio Descalzi, director ejecutivo de ENI.

El marco considera no solo el impacto de las operaciones propias de una empresa, sino también de las numerosas empresas conjuntas que son responsables de una parte sustancial de la producción. El método se aplica a toda la cadena de valor del petróleo y el gas, incluyendo el transporte intermedio, el procesamiento y la refinación, áreas con un potencial sustancial de emisiones que a menudo se dejan fuera de los actuales informes.

"La reducción de las emisiones de metano es fundamental para que el gas natural desempeñe un papel en la transición energética. Esta nueva asociación mejorará el monitoreo y fomentará el intercambio de las mejores prácticas de la industria, particularmente sobre los activos que no están bajo operación directa de las empresas", dijo Patrick Pouyanné, presidente y director ejecutivo de Total.

El objetivo del marco es permitir que la industria logre reducciones profundas en las emisiones de este gas de efecto invernadero durante la próxima década de una manera transparente. Para apoyar el cumplimiento de los objetivos climáticos globales, la alianza tiene como meta lograr una reducción de 45% en las emisiones de metano del sector para 2025 y de 60-75% para 2030.

 

Soluciones rentables

De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía (AIE), aproximadamente tres cuartas partes de las emisiones de metano podrían reducirse con tecnologías ya existentes, y cerca de la mitad a un costo neto cero. Si se recortan 90% las emisiones de metano del sector de la energía, la humanidad podría evitar un aumento de temperatura promedio de dos décimas de grado Celsius para 2050.

Reducir 75% las emisiones de origen fósil de este gas puede evitar hasta 6 gigatoneladas de emisiones equivalentes de dióxido de carbono al año – casi 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero del planeta en 2019, incluyendo el cambio en el uso de la tierra –.

 

Nuevo observatorio en construcción

El PNUMA y la CE también están ultimando los planes para establecer el Observatorio Internacional de Emisiones de Metano. Este centro, de carácter independiente, agregará y analizará múltiples flujos de datos, incluidos los datos reportados por las empresas miembro de la OGMP, con el fin de acelerar las reducciones de emisiones. Al ayudar a la industria y los gobiernos a abordar la incertidumbre relacionada con las emisiones reportadas, el observatorio mejorará la consistencia y credibilidad de los datos e impulsará acciones de mitigación.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA