Registrando la Huella de Carbono

Gabriel Leal Serrano, director General SIGNUS


413


Por Gabriel Leal Serrano, director General SIGNUS


 

Se conoce como “Huella de Carbono” la cantidad total de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto. Este impacto ambiental es medido llevando a cabo un inventario de emisiones de GEI que provoca una actividad o un análisis del ciclo de vida de un producto.  La huella de carbono se mide en masa de CO2 equivalente y es una forma de medir el impacto que provocan las actividades del ser humano en el medio ambiente. 

Una vez conocido el tamaño y la huella, es posible implementar una estrategia de reducción y/o compensación de emisiones, a través de diferentes programas, públicos o privados. Su determinación y valoración constituye un indicador de la gestión tanto ambiental como económica de una compañía. Utilizar una herramienta de gestión interna que identifique puntos débiles y permita mejorar la eficiencia de los procesos en una instalación desde el punto de vista medio ambiental, es una necesidad para mejorar la sostenibilidad de nuestras acciones y reducir las agresiones al medio ambiente.

La reducción de las emisiones de GEI es una medida eficaz para medir el impacto medioambiental que estamos generando, además de traducirse normalmente en un ahorro energético, lo que suele llevar asociado un ahorro económico, en definitiva, es un indicador de sostenibilidad de la actividad de la compañía. Es por ello que puede llegar a suponer un elemento decisivo en las estrategias de mejora de la eficiencia de una organización y un indicador de su involucración en la toma de medidas para que una empresa consiga realizar su actividad de manera más sostenible.

Por poner un ejemplo real, según el Observatorio de Sostenibilidad de España, las medidas de reducción de emisiones pueden suponer un ahorro del 20 al 30% del gasto energético. Un ejemplo representativo del ahorro económico que puede suponer implantar medidas de ahorro energético vinculadas con la reducción de la HC es el caso del Empire State Building (Nueva York). El propietario del edificio, Anthony Malkin, destacó el éxito de la implantación de un plan de eficiencia energética en el emblemático rascacielos con el que se consiguió reducir en 105.000 toneladas las emisiones de CO2, el equivalente a unos 20.000 vehículos, y ahorrar más de un 40 % de energía. El ahorro energético alcanzado tras un proceso de implantación de sistemas de eficiencia en el edificio alcanzó los 4,4 millones de dólares anuales que amortizarían la inversión efectuada en sólo tres años. 

El pasado ejercicio desde SIGNUS decidimos abordar el proyecto de medir la “Huella de Carbono” que nuestra actividad genera, con el objetivo de contribuir a un mundo más sostenible, reduciendo los impactos de nuestra actividad como punto de partida e incorporar este indicador como un mecanismo de información comunicando el desempeño ambiental a todas las partes interesadas y midiendo las actividades que desarrollamos en SIGNUS.  Pero nuestro objetivo no ha sido sólo calcular las emisiones de GEI sino también gestionarlas. Por ello, estamos trabajando en establecer distintas medidas encaminadas a su reducción como el uso de energía renovable, implementación de un modelo de compra responsable, participación en proyectos de compensación –concretamente nos hemos asociado a Forest Stewardship Council (FSC) para desarollar un proyecto de compensación-, elaborar un Plan de Eficiencia Energética o implementar un Plan de compra responsable, entre otras iniciativas.

En 2014 el Gobierno de España creó el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de CO2. Este registro es gratuito y voluntario, y está gestionado por la Oficina Española de Cambio Climático. Orientado principalmente a las pequeñas y medianas empresas, permite la obtención de un Sello Oficial emitido por la OECC que indica si la empresa ha calculado, reducido y/o compensado su huella.

Por el momento hemos logrado el registro oficial de la “Huella de Carbono” generada por toda la actividad de SIGNUS en la Oficina de Cambio de Climático, siendo el primer sistema colectivo de responsabilidad ampliada del productor en conseguirlo. A partir de aquí, nos toca seguir trabajando para ir poniendo acciones que nos lleven al objetivo de reducir cada vez más nuestro impacto ambiental.


Artículo publicado en el número 214 Especial Reciclaje 2019

Tags: SIGNUS.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.