Análisis del nuevo Plan Integrado de Gestión de Residuos de Castilla-La Mancha

El 29 de diciembre de 2016 el Diario Oficial de Castilla La Mancha publicó el Decreto 78/2016, de 20/12/2016, por el que se aprueba el Plan Integrado de Gestión de Residuos de Castilla-La Mancha


2251

10/01/2017

Autora del artículo: Gemma Modolell i Boira • LinkedIn • Email • Terraqui


Con este plan el gobierno de Castilla La Mancha pretende, por un lado, cumplir con la obligación de revisar los planes de gestión de residuos existentes hasta ese momento adaptándolos a las exigencias de la Ley 22/2011, de residuos y suelos contaminados y a la Directiva marco de residuos, y, por otro, englobar en un único instrumento de planificación las medidas necesarias para mejorar las deficiencias detectadas y promover las actuaciones que proporcionen, para los distintos flujos de residuos producidos en Castilla La Mancha un mejor resultado ambiental y que aseguren la consecución de los objetivos legalmente establecidos.

El plan se aprueba con la finalidad de servir como marco de referencia para la implantación en el territorio de Castilla La Mancha de las actuaciones necesarias para la prevención y correcta gestión de los residuos incluidos en el ámbito de aplicación de la Ley de residuos y suelos contaminados.

El plan comprende los residuos producidos en Castilla La Mancha y los que se generen fuera de su territorio pero se gestionen en instalaciones localizadas dentro de su territorio o tengan su destino final en éste.

El horizonte temporal del plan alcanza hasta el año 2020.

Contempla los siguientes objetivos estratégicos:

Minimizar los riesgos potenciales para la salud humana y el medio ambiente por medio de una gestión eficiente de los residuos basada en los principios de la economía circular.
• Contribuir a la lucha contra el cambio climático fomentando la transición hacia una economía hipocarbónica y eficiente en el uso de los recursos.
• Reducir la generación de residuos y su carga contaminante, tratando de desmaterializar la economía y haciendo que el crecimiento económico no vaya indefectiblemente ligado a un mayor consumo de recursos por unidad de riqueza producida.
• Favorecer la valorización de los residuos y potenciar su dimensión como fuentes de materias primas secundarias.
• Eliminar de forma progresiva el depósito en vertedero de residuos valorizables, convergiendo hacia el mínimo vertido.
• Fomentar la investigación, el desarrollo y la innovación en los ámbitos de la prevención y la gestión de los residuos.
• Promover la información, la participación y la concienciación de la ciudadanía, fomentado una cultura de la corresponsabilidad para la consecución de unos objetivos de prevención y valorización de residuos.
• Mejorar la calidad, transparencia y la accesibilidad de la información al ciudadano así como simplificar y agilizar la gestión administrativa en materia de producción y gestión de residuos.

Para conseguir estos objetivos se establecen nueve programas de actuación:

1. Programa transversal: Destaca la previsión de desarrollar normativa para establecer un régimen de fianzas en las actividades de gestión de residuos y de crear un régimen de fiscalidad del vertido.
2. Programa de residuos domésticos: Establece como objetivo reducir en 2020 la generación de residuos domésticos en un 10% respecto a los generados en 2010 y alcanzar un 15% de reducción en 2022. Asimismo, establece el objetivo de alcanzar antes de 2020 un porcentaje de reutilización y reciclado de como mínimo el 50% en peso, y un 2% de preparación para la reutilización de residuos textiles, RAEEs, muebles  todas aquellas fracciones susceptibles de ser preparadas para la reutilización. Finalmente, prevé que en 2020 la cantidad total de residuos domésticos destinados a vertedero será menor al 35% de los generados.
3. Programa de residuos de envases y embalajes. Prevé reducir la cantidad de residuos de envases sin establecer un porcentaje concreto. Asimismo, prevé:

- Incrementar la recogida separada de los residuos de envases domésticos de forma que en 2020, como mínimo, el 70% del reciclado proceda de los residuos de envases recogidos separadamente.
- Alcanzar en 2020 un porcentaje total de reciclado de residuos de envases del 70%.
- Alcanzar en 2020 un porcentaje total de reciclado de residuos de envase de papel y cartón del 85%.
- Alcanzar en 2020 un porcentaje total de reciclado de residuos de envase de vidrio del 75%.
- Alcanzar en 2020 una proporción 70:70 (aluminio:acero) en el reciclado de residuos de envase metálicos.
- Alcanzar en 2020 un porcentaje total de reciclado de residuos de envase de plástico del 40%.
- Alcanzar en 2020 un porcentaje total de reciclado de residuos de envase de madera del 60%.

4. Programa de residuos industriales: En materia de eliminación destaca el objetivo de alcanzar el 2020 el vertido 0.
5. Programa de residuos de la construcción y demolición: Plantea el objetivo para el 2020 de no superar el 30% en peso de RCDs destinados a eliminación y que el porcentaje máximo de tierras y piedras limpias eliminadas en vertedero respecto del volumen total de materiales naturales excavados no supere el 10%.
6. Programa de lodos de EDAR: Plantea que en el 2020 el destino final de los lodos tratados sea la valorización agrícola u otro tipo de valorización en un 85% como mínimo, y la incineración/coincineración y eliminación en vertedero el 15% restante, siendo el máximo porcentaje de eliminación en vertedero del 7%.
7. Programa de residuos agrarios. No establece objetivos cuantitativos específicos para este tipo de residuos, manifestando simplemente el objetivo de su reducción, aumento de la recogida selectiva, el fomento de la reutilización de los plásticos de uso agrícola, y la mejora de la gestión.
8. Programa de neumáticos al final de su vida útil: Establece objetivos específicos en materia de tratamiento para el 2020 (15% preparación para la reutilización, 45% de reciclaje, en el caso del acero 100% de reciclaje, porcentaje máximo de valorización energética del 40%). Para ello, entre otras cosas, prevé instar al MAPAMA para que promueva criterios de fin de condición de residuo para los productos y materiales procedentes de neumáticos. Por otra parte, hace hincapié en la necesidad de eliminar la presencia de vertidos de neumáticos no autorizados, mejorar la colaboración de todos los sectores y las administraciones implicadas para lograr una detección precoz de los acopios ilegales, e inspeccionar para prevenir la generación de acopios de neumáticos, y la realización de prácticas ilegales en las importaciones y exportaciones.
9. Programa de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Plantea una serie de medidas para dar cumplimiento a los objetivos establecidos en el Real Decreto 110/2015.

Finalmente el plan analiza las instalaciones existentes públicas y privadas en Castilla La Mancha, las necesidades futuras, establecen los criterios de localización de las instalaciones de eliminación y las principales instalaciones de valorización y prevé un cuadro presupuestario con un importe total de inversión del 2017 al 2022 de 24.570.000 €.

Mediante este Decreto 78/2016 se derogan los Decretos 170/2009 y 112/2014 por los que se aprobaban los Planes de gestión de residuos urbanos y de residuos industriales, respectivamente.

El Decreto 78/2016, de 20/12/2016, por el que se aprueba el Plan Integrado de Gestio?n de Residuos de Castilla-La Mancha puede consultarse en el siguiente enlace.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.