Aquae pone en marcha un proyecto de restauración forestal en las Arcas Reales de Valladolid

Comienzan los trabajos de restauración en la zona de Arcas Reales en Valladolid mediante la plantación de especies vegetales citadas en los textos de Miguel Delibes

Proyecto de restauración forestal en las Arcas Reales de Valladolid


2128


Aquae Fundación, dentro de su actividad orientada a impulsar propuestas enfocadas a luchar contra el cambio climático mediante la reforestación, pone en marcha en Valladolid un proyecto de restauración muy singular en la zona de Arcas Reales, diseñada por el arquitecto renacentista Juan de Herrera. Más de un millar de plantas –árboles, arbolillos, arbustos y matorrales- de especies vegetales citadas en los textos de Miguel Delibes, darán vida a un nuevo paseo en el que se unen naturaleza, literatura e historia. Los trabajos de reforestación, que tendrán beneficios a medio plazo para los habitantes del entorno, se realizarán siguiendo las indicaciones del Ayuntamiento de Valladolid, Aguas de Valladolid y Fundación Aquae.

La nueva plantación unirá distintas Arcas creando un paseo sombreado de 1.200 m, donde se repartirán más de un millar de plantas de 20 especies diferentes. En total, se recuperará 0,74 ha de masa forestal. El trabajo de selección de especies vegetales se basa en el conocimiento ecológico que se desprende de los escritos sobre rutas y viajes que el escritor Miguel Delibes emprendió por la provincia. Todas ellas son especies autóctonas, ya que son las que mejor se adaptan al medio: almendro, boj, jara, ciprés, escoba, brezo, espliego, cantueso, pino, álamo, chopo, encina, retama, rosa, romero, zarzamora, sauce, tomillo y negrillo. Cada una tiene su crecimiento, así pues habrá que esperar unos años para ver el resultado final.

Los trabajos se realizan siguiendo el itinerario y el camino existente entre las Arcas Reales de la zona seleccionada. La obra comienza hoy 2 de febrero y la primera fase del proyecto durará a lo largo de toda la primera semana de febrero. Entre los trabajos que se realizarán esta semana se encuentra la limpieza de la zona, la creación de paso para el tractor, la recepción y distribución de la planta, la preparación del terreno y el comienzo de la plantación y colocación de protectores.  Efectivamente, todas las plantas están resguardadas por un elemento protector de plástico biodegradable de color verde que las cuidará ante posibles predadores. Este elemento protector será muy visible al principio.

Las plantas seleccionadas –árboles, arbolillos, arbustos y matorrales- son pequeñas y de mediano tamaño, para que a su vez tengan el menor mantenimiento, del cual se encargará el ayuntamiento en un futuro. Finalmente, en el proyecto participan personas en riesgo de exclusión social.

Historia de las Arcas Reales

La historia de las Arcas Reales se remonta al viaje de aguas de Argales, la obra de ingeniería hidráulica construida entre los siglos XVI y XVII para abastecer de agua Valladolid. Ya entonces la ciudad se esforzaba por obtener un abastecimiento público de aguas a través de un sistema de fuentes que permitiera eludir los cambios en el caudal del río Pisuerga. En este proyecto participaron monarcas, monjes benedictinos, el ayuntamiento y algunas familias. Se organizó entonces una comisión, en la que colaboraron los ingenieros Benito Morales y Francisco de Montalbán, encargada de trazar la nueva conducción y la posible ubicación de las futuras fuentes, dirigida por el arquitecto Juan de Herrera, mientras que Juan de Nates y Diego de Praves ejecutaron los trabajos, que comenzaron en 1586.

Juan de Herrera

El arquitecto y matemático Juan de Herrera está considerado uno de los máximos exponentes de la arquitectura renacentista hispana. Su sobrio estilo arquitectónico, conocido como estilo herreriano, fue representativo del reinado de Felipe II (1556-1958) e influyó notablemente en la arquitectura española posterior, principalmente a lo largo del siglo XVII. Su obra arquitectónica más importante es el Monasterio de El Escorial. Más adelante también se encargaría de la Catedral de Valladolid. También participó en la ampliación del Jardín del Rey del Palacio Real de Aranjuez y se encargó del diseño de la Lonja de Sevilla, actual Archivo de Indias, entre otros proyectos de gran importancia.

Viaje de aguas

Los llamados viajes de aguas eran conducciones para transportar el agua desde los manantiales hasta las fuentes urbanas. La longitud de la conducción era de 5 kilómetros, en superficie en el primer tramo, y subterránea el resto del recorrido. En esta conducción se construyeron 32 arcas, cuya función consistía en recoger el agua, regularla, filtrarla de impurezas y salvar los desniveles. 27 de estas arcas estaban fuera de la ciudad. Hoy sólo se conservan 14. Las arcas están construidas en piedra, son de planta cuadrangular, puerta adintelada y ventana orientada al norte para renovar el aire. La cubierta es piramidal o a dos aguas. La zona se sitúa a las afueras de la ciudad.

#SembrandoO2

En Aquae estan comprometidos con el cuidado al agua, el medio ambiente y el desarrollo sostenible. Los árboles cumplen una doble función fundamental: absorben CO2 y generan oxígeno. Sembrar árboles es sembrar oxígeno, esencial para la vida, pero también es ganarle la lucha a la desertización y el cambio climático. Su primera experiencia la han llevado a cabo en Pego (Alicante), un lugar de tradición arrocera y pesquera cuya historia se remonta al paleolítico. El hombre desde la antigüedad ha vivido en este valle beneficiado por el monte, la proximidad del Mediterráneo y la abundancia de agua. Pero precisamente uno de sus bosques experimentó en mayo de 2015 un fuerte incendio en el que ardieron 1.715 ha de terreno, gran parte de propiedad municipal. Por ello, en diciembre de 2015 y en colaboración con Hidraqua pusieron en marcha un proyecto de reforestación de 80.000 m2 de lo que será un futuro bosque de 5.000 nuevos árboles de especies autóctonas. En el proyecto participan asimismo personas en riesgo de exclusión social.

Esto sólo es el principio de lo que esperan será un compromiso de largo alcance en el que queremos sembrar con bosques el oxígeno del presente, pero también el de generaciones venideras. Combatir la pérdida de masa forestal y consecuente desertificación es luchar contra el cambio climático, una acción que estan convencidos tendrá grandes beneficios para nuestro presente y el de futuras generaciones.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.