Canal de Isabel II lanza un concurso para diseñar su propia botella de vidrio

El objetivo de esta iniciativa es fomentar el uso del agua del grifo y poner en valor la excelente calidad de este recurso


696


Canal de Isabel II contará con una botella de vidrio propia para fomentar el uso del agua del grifo y la puesta en valor de su excelente calidad. “De Madrid y del grifo” es el nombre del concurso que la empresa pública ha convocado hoy y que será fallado el próximo 5 de junio, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente.

El certamen está dirigido a estudiantes matriculados en el curso 2018/2019 en el grado de Ingeniería Industrial y Desarrollo del Producto y en el grado de Diseño del Producto de cualquier escuela o universidad de la Comunidad de Madrid.

Los participantes deben ser mayores de edad y podrán presentar sus propuestas de manera individual o en equipos formados por dos integrantes. El plazo de inscripción para solicitar la participación en el concurso ya está abierto y finaliza el 25 de abril. El proyecto con el diseño propuesto podrá ser entregado hasta el 20 de mayo y la propuesta ganadora se dará a conocer el 5 de junio coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente.

El premio para el alumno o equipo ganador será un curso de diseño de tres semanas de duración en el Instituto Marangoni de Milán. Las bases del concurso se pueden consultar en la web www.canaldeisabelsegunda.es

La Comunidad de Madrid cuenta con un agua de excelente de calidad y, precisamente, este concurso pretende ensalzar las ventajas medioambientales del consumo del agua del grifo. La región es la que menos agua embotellada sin gas consume por habitante y año, según la Base de Datos del Consumo de Hogares del Ministerio para la Transición Ecológica. Así, mientras la media española se sitúa en 59,4 litros por habitante y año, los madrileños tan solo consumen 16,7 litros al año.

Canal de Isabel II tiene establecido un estricto programa de vigilancia y control para garantizar la máxima calidad del recurso. Así, anualmente se realizan más de 6 millones de análisis a las aguas de consumo, esto es, un análisis cada cinco segundos, y no solo en los depósitos y estaciones de tratamiento, sino ya desde el origen, y a lo largo de toda la red de distribución.

Consumir agua del grifo: una práctica sostenible, segura y económica

Disponer de un agua de grifo de calidad, además de ahorrar en agua embotellada, permite otras importantes ventajas para las familias. Entre ellas destacan algunas como evitar ocupar espacio para el almacenaje del agua, un menor consumo de detergentes y productos de higiene personal, unos menores tiempos de cocción de los alimentos (con el ahorro energético asociado), una mayor facilidad en la limpieza del hogar (evitando incrustaciones de cal) o una mayor vida media de lavadoras y lavavajillas.

Este hábito no solo contribuye a reducir la generación de residuos plásticos y a evitar los costes ambientales del transporte de las botellas y garrafas, sino que, además, supone un gran ahorro económico para las familias. En Madrid, un litro de agua cuesta de media algo más de 0,0015 euros, mientras que el litro de agua embotellada cuesta de media unos 21 céntimos, es decir, 140 veces más cara.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.