El aprovechamiento de la biomasa como fuente de energía

El Grupo SPR ha diseñado un concepto de planta de reciclaje de biomasa que permite la entrada de diferentes tipos de biomasa


2025

La biomasa había sido la fuente energética más importante para la humanidad hasta el inicio de la revolución industrial, cuando quedó relegada a un segundo lugar por el uso masivo de los combustibles fósiles. Entendemos como biomasa toda aquella materia orgánica susceptible de ser utilizada como fuente de energía tras la aplicación de distintos procesos termoquímicos.

 

5 grandes ventajas de la biomasa como fuente de energía

La transformación de la biomasa en energía supone la creación de una alternativa a los combustibles fósiles. Englobada en el concepto de biocombustibles, el uso de la biomasa como fuente de energía presenta una serie de ventajas que mencionamos a continuación:

  1. Fuente de energía de origen renovable. Es decir, la biomasa se obtiene de recursos naturales inagotables, debido a la gran cantidad de energía que contienen o por su capacidad de regeneración de forma natural.

  2. Convierte residuos en recursos. Gracias a la biomasa, el sector agrícola y otras industrias pueden reciclar sus excedentes. Además, el propio residuo producido por la biomasa, como las cenizas, puede reutilizarse como abono.

  3. Respetuosa con el medio ambiente. Aunque para su aprovechamiento energético es necesario realizar una combustión, la cantidad de CO2 desprendido es equivalente a la cantidad que las plantas liberarían en el medio natural durante su descomposición. Por ello, el uso de la biomasa como fuente de energía se considera como una fuente de emisiones neutra.

  4. Apoya la gestión eficiente del monte. Las actividades forestales relacionadas con el aprovechamiento de la biomasa ayudan a evitar incendios, así como a la erosión y degradación del suelo.

  5. Más económico. Además de ser más económica en comparación con los combustibles fósiles, el precio de la biomasa es mucho más estable y no fluctúa constantemente en función de cuestiones geopolíticas como sí sucede con el petróleo.

 

La valorización energética de la biomasa

El aprovechamiento de residuos de origen orgánico para la creación de energía renovable se realiza en plantas de combustión. En estas instalaciones, la biomasa entrante se procesa para obtener fracciones de combustible de alta pureza que favorecen el proceso de valoración energética en calderas de combustión de biomasa.

La valorización energética directa de residuos es un reto mayúsculo al que se enfrenta la sociedad actual dado el aumento continuado en la generación de residuos y su gran impacto ambiental, social y económico.

 

Tecnologías de valorización energética

A continuación mencionamos de forma breve los diferentes métodos termoquímicos o tecnologías para la valorización energética de la biomasa existentes:

  • Combustión: Existe cuando quemamos la biomasa con mucho aire (20-40% superior al teórico) a una temperatura entre 600 y 1.300ºC. Es el modo más básico para recuperar la energía de la biomasa, de donde salen gases calientes para producir calor y poderla utilizar en la industria y hogares y para producir electricidad.

  • Pirólisis: Se trata de descomponer la biomasa utilizando el calor (a unos 500ºC) sin oxígeno. A través de este proceso se obtienen gases formados por hidrógeno, óxidos de carbono e hidrocarburos, líquidos hidrocarbonatos y residuos sólidos carbonosos. Este proceso se utilizaba hace años para hacer carbón vegetal.

  • Gasificación: Sucede cuando hay una combustión y se producen diferentes elementos químicos en cantidades diferentes. La temperatura de la gasificación puede estar entre 700 y 1.500ºC y el oxígeno entre un 10 y un 50%. Según se utilice aire u oxígeno, se crean dos procedimientos de gasificación distintos. Por un lado, el gasógeno o “gas pobre” y por otro, el gas de síntesis. Se están haciendo grandes esfuerzos que tienden a mejorar el proceso de gasificación con oxígeno.

  • Co-combustión: Consiste en la utilización de la biomasa como combustible de ayuda mientras se realiza la combustión de carbón en las calderas de combustión. Con este proceso se reduce el consumo de carbón y se reducen las emisiones.

 

Instalación de sistemas de cribado para biomasa

Desde Grupo SPR hemos diseñado un concepto de planta de reciclaje de biomasa que permite la entrada de diferentes tipos de biomasa o residuos de madera consistente en la separación de las fracciones en función de su tamaño y densidad, así como de la separación de metales para tener bajo control el material base para la producción del biocombustible.

Entidad
Grupo SPR

Grupo SPR

RRSS
Archivado en:
Energía, Tecnología, España
Tags
Grupo SPR


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA