El crecimiento renovable del 10,7% es una oportunidad industrial para Euskadi

En 2018 el sector renovable encadenó cuatro años de crecimiento de su aportación al PIB


257


El Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España, ha sido presentado hoy por APPA Renovables en Bilbao con la colaboración del Ente Vasco de la Energía. Durante el evento, se ha destacado la excelente oportunidad que el crecimiento renovable supone para Euskadi, ya que cuenta con 388 empresas en el sector energético y más de 150 en el sector naval y auxiliar. Esto le sitúa en una magnífica posición para aprovechar este crecimiento en tecnologías consolidadas así como para liderar tecnologías en fase de investigación como las energías marinas.

En 2018, el sector creció un 10,7% en términos reales, lo que supuso un nuevo récord de exportaciones (4.739 M€), y situó su aportación al PIB español en 10.521 M€ (0,87%). El sector empleó a 81.294 personas, creciendo el empleo un 3,3%. En el aspecto medioambiental, generó ahorros en importaciones energéticas por valor de 8.547 M€ y de 899 M€ en derechos de emisión.

La presentación del Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España ha contado con la introducción institucional de Iñigo Ansola, Consejero Director General del Ente Vasco de la Energía, que ha resaltado la oportunidad que las renovables suponen para la industria energética de Euskadi. El Estudio ha sido presentado por el presidente de la Asociación, José Miguel Villarig, y el director general, José María González Moya.

El objetivo del Estudio Macro, como coloquialmente se conoce al Estudio en el sector renovable, no es otro que analizar con detalle cuál es y será el impacto de las renovables en el conjunto de economía española en un momento en el que la Transición Energética está perfilándose en toda Europa.

 

Una oportunidad para Euskadi

Si bien la potencia renovable en Euskadi tiene un importante margen para aumentar su participación, el posicionamiento competitivo de su industria ha sido capaz de atraer importantes inversiones de empresas del sector: ABB, Bosch, Indar, MESA, Ormazabal o Siemens-Gamesa, entre otros, poseen centros de fabricación o de investigación en Euskadi.

Desde el Gobierno Vasco y el Ente Vasco de la energía se han puesto en marcha distintas acciones encaminadas a aprovechar el crecimiento renovable tanto para generar empleo e industria, como para alimentar de energía sostenible las crecientes necesidades energéticas de la industria vasca. El Gobierno Vasco ha impulsado un Centro de Fabricación Avanzada del Sector Eólico (WINDBOX), y ha apoyado la iniciativa público-privada EKIAN, que conformará el mayor parque solar de Euskadi con la inversión de 24 millones de euros y la participación de 22 empresas distintas.

Adicionalmente, el acuerdo alcanzado entre el Ente Vasco de la Energía e Iberdrola para impulsar proyectos renovables en Euskadi, busca relanzar la apuesta por la energía eólica, analizando posibles emplazamientos con buen recurso eólico y acceso a la red.

Por último, Euskadi está muy bien situada para liderar el aprovechamiento de las energías marinas. Con 388 empresas en el sector energético y más de 150 empresas en el sector naval y auxiliar, Euskadi cuenta con proyectos innovadores en este campo como el BiMEP, la zona de ensayos en mar abierto frente a las costas de Armintza, o la planta de olas de Mutriku.

 

Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España en 2018

El Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España analiza, desde 2008, las contribuciones del sector renovable a la economía española.

 

Crecimiento sostenido del PIB y del empleo

La competitividad alcanzada por algunas tecnologías renovables y las subastas realizadas en los años 2016 y 2017 han consolidado la reactivación del sector renovable a nivel estatal, que está creciendo al ritmo más alto de los últimos ocho años. La tasa de crecimiento del sector se situó en el 10,7% en términos reales, alcanzándose los 10.521 millones de euros de aportación al PIB de forma directa e inducida. De esta forma, el sector renovable constituye, a día de hoy, el 0,87% del PIB encadenando cuatro años de crecimiento.

Los motivos de este crecimiento son diversos. En generación eléctrica, las subastas de 2016 y 2017 y la competitividad alcanzada por algunas tecnologías– especialmente eólica y fotovoltaica -, han reactivado al sector. Adicionalmente, la estabilidad de los usos térmicos y los buenos números experimentados por los biocarburantes, completan las causas del crecimiento experimentado en 2018.

 

Mayor penetración de las renovables en España

Las energías renovables aumentaron su participación en el consumo de energía primaria 1,7 puntos porcentuales respecto a 2017, esto fue debido a una mayor aportación de la energía primaria de origen renovable, situándose el porcentaje de renovables en el 13,9% del total de energía primaria. Cifra que la posiciona en tercer lugar, por detrás de los productos petrolíferos (44,9%) y del gas natural (21,1%).

Las renovables supusieron el 15,1% de la energía final en España durante 2018. Si observamos el comportamiento de las renovables no eléctricas, con un crecimiento del 8,1% respecto a 2017, su contribución fue del 6,7% de la energía final. Dentro de los usos directos de las renovables se observa un leve repunte de los usos térmicos y un crecimiento importante de los biocarburantes. El consumo de biodiésel experimentó un incremento del 42,4% y el de bioetanol un 12,7% durante el año 2018.

En el caso de la energía final bruta procedente de energía renovable, medida de referencia para el cumplimiento de los objetivos del 20% a 2020, se ha experimentado un leve retroceso situándose en el 17,3%.

 

Las exportaciones suman un nuevo récord

Las exportaciones volvieron a marcar un récord en la serie histórica con 4.739 millones de euros de exportaciones en bienes y servicios, arrojando un saldo neto exportador de 2.746 millones de euros. Este saldo neto exportador de las energías renovables contrasta con el déficit energético de la balanza comercial, que se situó en -25.132 millones. Comparado con el total del déficit nacional (33.840 M€), el déficit energético supone el 74%, por lo que se hace evidente la necesidad de apostar por las energías renovables como solución a la pérdida de divisas que suponen las importaciones energéticas.

 

Crecimiento del empleo en un sector que será puntero

El empleo creció un 3,3% respecto al año anterior, y el Sector Renovable registró un total de 81.294 empleos en términos globales en 2018. La creación de empleo de forma neta respecto a 2017 fue, por tanto, de 2.627 nuevos puestos de trabajo. Bien es cierto que esa mejora aún queda lejos de las tasas que se alcanzaron en el año 2008, con una cifra cercana a los 145.000 empleos directos e indirectos.

Por tecnologías, las energías que crearon nuevos puestos de trabajo netos en 2018 fueron: la eólica (1.961); la solar fotovoltaica (966); los biocarburantes (158); la minihidráulica (53); la geotermia de baja entalpía (13); la marina (11); la solar térmica (9); la minieólica (3) y la geotermia de alta entalpía (3). Por el contrario, destruyeron empleo solamente la biomasa (-507) y la solar termoeléctrica (-43).

 

Creciente esfuerzo investigador del sector renovable

En 2018 la inversión de las empresas renovables en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) supuso el 3,07% de su contribución al PIB. Al igual que en los últimos años, se observa que las energías renovables realizan inversiones de este tipo con un gran esfuerzo. De hecho, el esfuerzo fue casi el triple de la media de la economía española (1,2%) y muy por encima de la media de la Unión Europea (2,07%). Puntualmente, la inversión de las empresas renovables fue 2,56 veces mayor a la media española y 1,48 veces superior a la europea.

El Sector en su conjunto realiza una fuerte apuesta por las actividades de innovación, por ejemplo, en tecnologías como la eólica, la solar fotovoltaica, la solar termoeléctrica, la biomasa o la minihidráulica, con un alto grado de desarrollo, o de otras menos desarrolladas actualmente, como la marina, la minieólica o la geotermia de alta entalpía.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.