El impacto de la bioenergía en la economía y la sociedad

El Programa Conjunto de Bioenergía de EERA lanza una actualización de su Agenda Estratégica de Investigación e Innovación 2020


255


Los retos del sector energético no pueden resolverse únicamente mediante la tecnología, sino que también deben abordarse desde un enfoque holístico. El Programa Conjunto de Bioenergía de la Alianza Europea para la Investigación Energética (EERA) ha publicado la actualización de su Agenda Estratégica de Investigación e Innovación 2020, enfocada en la sostenibilidad, la vertiente socioeconómica de la bioenergía y su aceptación pública. La revisión de la Agenda Estratégica ha ido de la mano de la creación de un nuevo subprograma (SP5) integrado por expertos europeos, destinado a facilitar la integración de la biomasa en el mix energético de una Europa climáticamente neutra.

La Agenda Estratégica de Investigación e Innovación 2020 (SRIA 2020) del Programa Conjunto de EERA sobre Bioenergía se publicó por primera vez en marzo de 2019 consiguiendo captar la atención de la comunidad europea de la bioenergía. La Agenda está concebida como una guía para los responsables políticos y las administraciones públicas a todos los niveles, especialmente para los encargados de diseñar los programas marco de investigación e innovación, con el fin de asesorar sobre las prioridades científicas y tecnológicas del sector europeo de la bioenergía. La versión actualizada que se publica hoy se amplía con cuestiones muy relevantes que van más allá de las soluciones puramente tecnológicas. Puede descargarse en el siguiente enlace.

La Agenda Estratégica ha sido trabajada por investigadores de 42 organizaciones de 18 países europeos con gran experiencia en diversas áreas del ámbito de la biomasa, entre los cuales están 7 entidades españolas (CENER, CIEMAT, CSIC, UPV/EHU, AICIA, Campus Iberus e IMDEA), que trabajan sobre la cadena de valor completa de la biomasa, desde los recursos primarios hasta los procesos de conversión y los productos finales. Hasta ahora, la Agenda abordaba la producción sostenible de biomasa, tanto terrestre como marina, los procesos de valorización termoquímicos y bioquímicos de la biomasa para obtener biocombustibles avanzados y bioproductos, así como la climatización (calefacción y refrigeración), la generación de electricidad y la cogeneración a partir de biomasas. La versión actualizada va un paso más allá y aborda el impacto de la bioenergía en la sociedad y la economía europea, aprovechando la creación de un nuevo subprograma, el quinto de EERA Bioenergy, que agrupa a grandes expertos.

 

Más énfasis en un enfoque holístico

Poco después del lanzamiento de la SRIA 2020 la pasada primavera, los miembros de EERA Bioenergy decidieron unir fuerzas para crear un subprograma específico destinado a ampliar el documento y apoyar la implementación de los aspectos socioeconómicos, relativos a la sostenibilidad y la aceptación pública, en el trabajo diario del Programa Conjunto EERA Bioenergy. Concretamente, el nuevo subprograma SP5 se centra en las siguientes áreas de investigación:

• Análisis medioambiental, evaluando las implicaciones medioambientales de la bioenergía con el objetivo de aprovechar su potencial para alcanzar los objetivos europeos de bajas emisiones;
• Análisis tecno-económico (TEA) de los sistemas de bioenergía, proporcionando información sobre el diseño de futuras biorrefinerías y procesos de conversión de biomasa;
• Análisis social, ayudando a entender los factores, estrategias y políticas que juegan un papel relevante en la percepción y aceptación pública de la bioenergía.
• Además, se centra en los procesos de innovación y comercialización de las tecnologías bioenergéticas.
• También establece vínculos entre las demás áreas de investigación cubiertas por el Programa Conjunto a través de un análisis transversal de la sostenibilidad, identificando sinergias o potenciales contrapartidas entre estas dimensiones.
• Por último, examina los marcos políticos y regulatorios de la bioenergía en Europa. Por ejemplo, la aplicación de la Directiva sobre Energías Renovables (RED-II, que entrará en vigor el 1 de enero de 2021) planteará varios retos en la próxima década que deberán abordarse en una fase temprana.

 

El papel de la bioenergía para una economía circular

La bioeconomía representa una gran oportunidad para Europa. La biomasa es un motor importante para lograr una bioeconomía circular innovadora y de bajas emisiones, conciliando la demanda de agricultura y pesca, la seguridad alimentaria y el uso sostenible de los recursos biológicos renovables con fines industriales, al tiempo que se garantiza la protección de la biodiversidad y del medio ambiente. Además de un nuevo impulso para el empleo, el crecimiento y la inversión.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.