El sector del gas renovable necesita acción

Marcos Quevedo, Socio Fundador y Consejero de BIOGASTUR


835

31/10/2019
Fuente:

Marcos Quevedo, Socio Fundador y Consejero de BIOGASTUR


 

Un año más me brindan esta tribuna para expresar mi visión sobre el Gas Renovable en España. Y un año más -y son ya bastantes los que llevo en este sector- vuelvo a “solo” poder opinar de objetivos, que no de previsiones que hace tiempo no me atrevo a dar. 
El año pasado terminaba mi opinión con el siguiente párrafo:

La pregunta es: ¿cómo es posible que España, con una de las mejores redes de gas del mundo, con empresas del sector internacionalmente reconocidas, con un potencial tan grande como Francia, Alemania o Inglaterra en términos de recurso se encuentre en esta situación? Y la respuesta es que da exactamente lo mismo, la respuesta es HAGAMOS.

Veamos entonces que hemos HECHO y porque no, veamos que hemos echado en todo un año. En términos de instalaciones o proyectos en funcionamiento, lo cierto es que poco más de un par de experiencias demostrativas. En términos normativos, poco más que una norma de calidad de inyección actualizada y un sendero abierto en la creación de certificados de origen que garanticen la trazabilidad europea del gas renovable y su origen.

Poco más hemos podido hacer en un entorno político que no proporciona el marco de estabilidad y creación de políticas firmes a medio y largo plazo que haga que los promotores nos lancemos a desarrollar proyectos ambiciosos viables.

Mientras, el Parlamento Europeo confirma el acuerdo provisional alcanzado en la revisión de la Directiva de Energías Renovables, en el que se reconoce el impacto en términos de emisiones de CO2 del sector ganadero, en concreto en España se cifra en el 12% de las emisiones totales. 

¿Y qué hemos echado durante este año? Pues lo mismo que en años anteriores. Continuamos tratando todas estas deyecciones ganaderas y residuos orgánicos, sin una digestión previa. En un sector además, en constante crecimiento, que por lo tanto hace aumentar las emisiones país. A este ritmo y con las actuales políticas, no nos podrá extrañar que el mundo rural supere al 17% de las emisiones que actualmente representa el sector de la Generación de Energía Eléctrica.

La realidad es que, tanto la tecnología como la actual normativa, permiten la inyección y el uso del biometano a partir del Biogás. Poco más es necesario, a parte de alguna norma de detalle, dado que las redes están disponibles y en muchos casos amortizadas inclusive. Algo que de nada servirá sino se fomenta, empuja y ayuda a la generación del biogás y por supuesto de cualquier otro gas de origen renovable.

¿Qué debemos entonces hacer para que el gas renovable cumpla su función de captura de gases de efecto invernadero y combustible renovable? Está claro que todo pasa por la creación de un marco estable para el sector. Una normativa que fomente de hecho, la generación de probablemente, la energía con mayor impacto ecológico de todas las disponibles en España. Sin olvidar el altísimo impacto que estas políticas tendrán sobre el sector Agrícola y Ganadero, en constante pérdida de competitividad frente a países como Inglaterra, Francia, Alemania, Holanda que tantos años nos llevan de ventaja. A medio plazo, seremos nuestro propio enemigo, dado que el no cumplir con la normativa europea, no solo nos privará de una fuente de energía renovable estratégica, sino que abocará a nuestro sector primario a una constante y creciente perdida de competitividad con las consecuencias que ello implica; lo que últimamente se viene llamando la España vaciada.

Tenemos los recursos, la tecnología y los espejos donde mirarnos al otro lado de nuestras fronteras más cercanas. Es nuestra obligación como sector, ser capaces de exponer esta realidad a las diferentes autoridades, instituciones y administraciones, de forma objetiva y realista. Y será obligación del nuevo ejecutivo, la creación de un marco regulador inmediato y firme, que garantice el rápido desarrollo del biogás y los gases renovables en España.

El mundo se derrite a nuestros pies y la decisión de inmovilismo que hemos tomado, nos lleva al suicidio si las aguas no dejan de pasar a estado líquido de forma continuada.


Artículo publicado en el número 217 Especial Bioenergía 2019

Tags: BIOGASTUR.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.