Europa quiere dotar a los consumidores de un "derecho a la reparación"

El Parlamento quiere impulsar la sostenibilidad mediante la reutilización y las reparaciones y acabar con las prácticas que acortan la vida útil de los productos


482

La resolución sobre un mercado único más sostenible se ha aprobado por 395 votos a favor, 94 en contra y 207 abstenciones.

Los eurodiputados piden a la Comisión que dote a los consumidores de un «derecho a la reparación». Para ello, proponen que las reparaciones sean más atractivas, sistemáticas y rentables, ya sea mediante la ampliación de las garantías, ofreciendo garantías para las piezas de recambio o mejorando el acceso a la información sobre la reparación y el mantenimiento.

También insisten en que debe aumentarse el apoyo a los mercados de bienes de segunda mano, piden medidas para poner fin a las prácticas que reducen la vida útil de un producto y respaldan la producción sostenible. Los eurodiputados reiteran su petición de un cargador único para reducir los residuos electrónicos y reclaman el etiquetado de los productos y servicios en función de su durabilidad (por ejemplo, por medio de un contador de uso e información clara sobre la duración estimada de la vida útil de un producto).

 

Eliminar los obstáculos que impiden la reparación, la reventa y la reutilización

Para alentar a las empresas y los consumidores a hacer elecciones sostenibles, los eurodiputados abogan por una contratación pública más sostenible, así como por una comercialización y una publicidad responsables. Por ejemplo, cuando al publicitar características respetuosas con el medio ambiente, deben aplicarse criterios comunes para justificar dicha afirmación, como haber obtenido una etiqueta ecológica. La resolución también pide que se refuerce el papel de la etiqueta ecológica de la UE para incentivar su uso y sensibilizar a los consumidores.

Por último, el texto aprobado propone nuevas normas para la gestión de residuos y la eliminación de los obstáculos legales que impiden que los consumidores opten por la reparación, la reventa y la reutilización. Esto también beneficiará al mercado de materias primas secundarias.

«Ha llegado el momento de utilizar los objetivos del Pacto Verde como base de un mercado único que promueva productos y servicios diseñados para durar. Con este informe, el Parlamento envía un mensaje claro: el etiquetado obligatorio sobre durabilidad y la lucha contra la obsolescencia prematura son el camino a seguir», dijo el ponente David Cormand (Verts/ALE, Francia).

 

Antecedentes

Según una encuesta del Eurobarómetro, el 77 % de los ciudadanos de la UE preferiría arreglar sus dispositivos en vez de sustituirlos y el 79 % considera que debería exigirse legalmente a los fabricantes que faciliten la reparación de los dispositivos digitales o la sustitución de sus componentes.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA