Forestalia consolida en Erla la mayor planta nacional de producción de pellet

Arapellet tendrá una capacidad de producción de 140 mil toneladas anuales, que serán destinadas principalmente a la exportación


990


Forestalia ha impulsado y consolidado en el municipio zaragozano de Erla (Cinco Villas), Arapellet, la planta de mayor capacidad de producción de pellets de todo el país. La planta, ya en funcionamiento, incrementará gradualmente su producción durante los próximos meses, hasta alcanzar una capacidad de 140 mil toneladas anuales, destinadas en su mayor parte a la exportación. El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha visitado hoy las instalaciones junto con el presidente del Grupo Forestalia, Fernando Samper, y representantes institucionales, empresariales y del tejido social aragonés.

La inversión de Forestalia en este proyecto es de 17 millones de euros, sumando la planta y la línea eléctrica que da suministro al Polígono Industrial de Erla, mediante un tendido que une Marracos con Erla. La inversión fue declarada de interés autonómico por el Gobierno de Aragón. Cuando esté a pleno rendimiento, la instalación dará trabajo directo a unas 30 personas, distribuidas en turnos que permitirán producir durante las 24 horas del día, más otro centenar de empleos para el suministro y logística de la biomasa.

Suministro de materia prima

El suministro de madera y sus subproductos procede de la utilización de aprovechamientos forestales sostenibles, mediante trabajos tanto de desbroce, clareo y limpieza de montes,  como a través de subastas o aprovechamientos, para lo que dispone de maquinaria especializada, como procesadoras, autocargadores, skidders y motoserristas, recurriendo también a la subcontratación de equipos externos que dispongan de equipos de procesado de montes. Este suministro se opera en un radio de 250 kilómetros en torno a Erla, alcanzando las comunidades autónomas de Aragón, Navarra, La Rioja, Cataluña, Castilla-León, Castilla La Mancha y País Vasco.

Una planta puntera

Se trata de una planta tecnológicamente puntera y altamente automatizada en todos los procesos de tratamiento de la madera, para su astillado, molienda, secado y granulación. El proceso se inicia con el descortezado y astillado de los troncos no aptos para sierra. En otros casos, se inicia directamente con serrín y astilla. La empresa cuenta con un horno de secado, alimentado con biomasa, que genera aire caliente para el trommel (tambor de secado).

En dos grandes silos, uno para el producto húmedo y otro para el seco, se almacena la producción en curso. Una vez esté concluida la segunda fase de la instalación, la planta contará con dos molinos de secos y seis granuladoras de alta potencia (de las que tres ya están instaladas). Para el producto ensacado, normalmente a 15 kilogramos el saco, cuenta con dos líneas de ensacado automático. Las instalaciones ocupan seis hectáreas de terreno, e incluyen amplias zonas de acopio y una gran nave diáfana de 6.000 metros cuadrados para el almacenamiento óptimo de producto terminado paletizado. Dispone de dos grandes naves para el producto terminado a granel. Todo ello supone una capacidad de almacenamiento en torno a 18.000 toneladas de producto terminado.

Forestalia apuesta por la biomasa

La apuesta de Forestalia por la producción de pellets se complementa con la adquisición de la planta Ribpellet, ubicada en Huerta de Rey, en la provincia de Burgos, y que tras su reciente ampliación produce más de 50.000 toneladas anuales para el mercado nacional. Además, Forestalia está impulsando la planta de generación eléctrica mediante biomasa de Cubillos del Sil, en El Bierzo (León), en colaboración con la Junta de Castilla y León. Esta planta se encuentra en plena construcción.

El aprovechamiento y puesta en valor sostenible de la biomasa conlleva importantes beneficios sociales, ambientales y económicos. Es una tecnología con balance global neutro de C02, algo fundamental para mitigar el cambio climático. Las plantas se diseñan según el combustible de proximidad más apropiado, lo que asegura su sostenibilidad. En el caso de la planta de pellets de Erla, el pino es el gran protagonista. El aprovechamiento de la biomasa ofrece una gran oportunidad de gestión de los recursos de los montes cercanos mediante la ejecución de trabajos silvícolas de clareo y prevención de incendios. La rentabilidad y sostenibilidad de los bosques es una de las mayores garantías para minimizar el número de incendios. 


Lee aquí el reportaje de la planta publicado en el número Noviembre/Diciembre 2018 de RETEMA

Tags: Forestalia.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.