Inaugurada la nueva línea de proceso de la Planta de Envases Ligeros de Benidorm

Las nuevas instalaciones están listas para entrar en funcionamiento, tras el incendio de 2009 que obligó a paralizar la actividad


660


La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ha visitado la nueva línea de proceso de la Planta de Selección y Clasificación de Envases Ligeros que Valenciana de Aprovechamiento de Residuos (Vaersa) gestiona a Benidorm y que tratará hasta 20.000 toneladas de este tipo de residuos al año.

Estas instalaciones, que darán servicio a los municipios pertenecientes a la provincia de Alicante, tal como está previsto en el Plan Integral de Residuos de la Comunidad Valenciana, entrarán en funcionamiento, en fase de pruebas, la segunda quincena de junio. La nueva edificación y la instalación de los nuevos equipos han tenido un coste de cinco millones de euros, que han sido aportados por el Consejo. 

La consejera, que ha estado acompañada por el secretario autonómico, Fran Quesada, y el director de Vaersa, Benjamin Maceda, además de representantes del Ayuntamiento de Benidorm, ha subrayado la importancia de mejorar la gestión de residuos separando en origen y reduciendo la fracción que va a vertedero, siguiendo la jerarquía de residuos de las directivas europeas y los principios de la economía circular. 

En este sentido, incidió en que la nueva planta permitirá recuperar con mayor eficiencia el material, pudiendo alcanzar hasta un 80% de materiales recuperados, convirtiendo el residuo en recurso. 

La nueva planta tiene una capacidad de tratamiento de siete toneladas por hora, con un régimen de trabajo óptimo de dos turnos. En la planta se dará empleo a tres personas en los cuadros estructurales ya otros 19 por cada turno de trabajo. Es completamente automática, con ópticos de última generación para optimizar la recuperación de materiales. 

La capacidad total de tratamiento es de 20.000 toneladas al año, lo que supone en torno al 30% del total de residuos de envases generados en la Comunidad Valenciana. La línea de proceso está diseñada de manera que se recircula el material para obtener el máximo rendimiento. Ninguna fracción se destinará a rechazo sin pasar por una clasificación. 

También se incide en la educación medioambiental a través de una unidad didáctica, que ofrece un espacio de formación en el ámbito de la sensibilización medioambiental con la organización de visitas a la planta. 

Hay que recordar que planta de selección y clasificación de residuos de envases ligeros de Benidorm dejó de estar operativa a raíz del incendio que se produjo el 24 de enero de 2009, con daños importantes en la maquinaria de clasificación y, en menor medida, en la nave de tratamiento. 

Desde entonces, Vaersa ha continuado prestando el servicio de clasificación de envases en la Comunidad Valenciana mediante las plantas de Alzira, Picassent y Castellón, que han asumido la falta de tratamiento por estar fuera de servicio la planta de Benidorm. 

Reducción del número de transportes 

La entrada en funcionamiento de la planta supone la reducción del número de transportes, con la consiguiente reducción de emisiones, un menor consumo de combustibles fósiles y un menor coste logístico, entre otros, cumpliendo con el principio de autosuficiencia y proximidad, estrategia fundamental de la UE en materia de residuos y en la lucha contra el cambio climático. 

En 2018, en la Comunidad Valenciana se ha efectuado una recogida selectiva de envases ligeros de más de 52.280 toneladas, teniendo una previsión para el año 2019 de 58.000 toneladas y 60.000 toneladas, debido a que se ha incrementado el número de contenedores instalados en municipios durante el otoño de 2018.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.