La planta de tratamiento de residuos de Gavà-Viladecans ya se abastece con energía solar

La cubierta solar fotovoltaica de esta infraestructura permite que un 25% del consumo eléctrico del centro provenga de la energía solar


369


En octubre de 2019, el AMB inició el proyecto de instalación de una cubierta fotovoltaica en el Centro de Tratamiento de Residuos Municipales (CTRM) de Gavà-Viladecans, gestionado por SEMESA (que forma parte del grupo TERSA, una empresa pública participada por el AMB y el Ayuntamiento de Barcelona que se dedica al tratamiento de residuos y la gestión de instalaciones solares fotovoltaicas en el ámbito metropolitano). La instalación funciona en régimen de autoconsumo, es decir, aprovecha el momento toda la energía generada por las placas solares instaladas en el mismo edificio.

La cubierta fotovoltaica entró en funcionamiento el pasado mes de diciembre, con una capacidad de generación de 595.962 kWh anuales, de los cuales 548.776 kWh se destinarán al autoconsumo del CTRM. Así, durante las horas de insolación, la totalidad de la energía consumida por la planta provendrá de las placas solares. La energía generada cubrirá el 25% del consumo eléctrico total diario de la planta, correspondiente a las horas de sol. Con ello se conseguirá un ahorro anual de 191 toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero. Por otro lado, la energía excedente generada y que el edificio no pueda aprovechar, se venderá a la red eléctrica.

La cubierta tiene una potencia nominal de 400 kW y está formada por un total de 1.298 módulos fotovoltaicos. Su instalación ha supuesto una inversión de 350.000 euros, aportados por TERSA. Tiene una vida útil garantizada mínima de 30 años y un plazo de amortización de 6 años.

Como en toda instalación solar, la producción de energía de esta cubierta es inferior durante los meses de otoño e invierno, porque la radiación solar es menor. Por lo tanto, habrá que esperar al segundo trimestre de 2020 para ver la instalación a pleno rendimiento.

La cubierta del CTRM añade al parque de 84 instalaciones fotovoltaicas que ya gestiona el Grupo TERSA por encargo del AMB y el Ayuntamiento de Barcelona, ??que en 2018 produjeron un total de 1.663.577 kWh.

Esta instalación también sigue los principios marcados por el Programa de inversiones en energías renovables de la AMB, uno de los proyectos destacados de la política energética metropolitana, a partir de las directrices marcadas por el Plan clima y energía 2030. En este "plan de planes", el AMB ha comprometido a una serie de objetivos climáticos para 2030, en línea con los acuerdos internacionales para hacer frente al cambio climático. Una de estas metas es lograr que el 30% de la energía consumida en la metrópolis sea renovable. De cara al 2023 se prevé contar con 5.000 kWp en más de 70 instalaciones en todo el territorio metropolitano, con la colaboración de los ayuntamientos metropolitanos.

Tags: Tersa.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.